Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

El Lacio no es solo Roma: paisajes y monumentos del Lacio

Roma, la capital de Italia y un museo al aire libre único en el mundo, es suficiente para hacer del Lacio una de las regiones más bellas e interesantes. Incluso en términos paisajísticos, cuenta con una zona de gran impacto y notable variedad, con su largo litoral, sus hermosas colinas y sus Apeninos. Un destino del que enamorarse.

  • In evidenza
Arte y Cultura
Pantheon

Panteon de Roma

El templo más grande de Roma El Panteón es uno de los monumentos romanos mejor conservados del mundo. Se construyó en el año 27 a.C. a instancias de Marco Vipsanio Agripa. Entre el 112 y el 125 d.C., Adriano ordenó su reconstrucción, ampliándolo, invirtiendo su orientación y abriendo una gran plaza de pórticos delante del nuevo templo. Su cúpula, con un diámetro interior de 43,44 m, sigue siendo la mayor cúpula semiesférica jamás construida en hormigón no armado, mayor que la de San Pedro. Lo que más sorprende de la arquitectura del Panteón es su tamaño: la altura del edificio es igual al diámetro de la cúpula, algo más de 43 metros, lo que refleja los cánones clásicos de la arquitectura racional romana. El interior de la cúpula está decorado con cinco filas de 28 casetones, que se estrechan hacia la parte superior. En el centro hay un óculo de 8,95 metros de diámetro, que permite que la luz natural penetre e ilumine todo el edificio. En caso de lluvia, el agua entra en el Panteón y discurre por los 22 agujeros del suelo que son casi invisibles. El óculo permite disfrutar de un espectacular efecto astronómico por el que, cada 21 de abril a mediodía, un rayo de luz entra en el Panteón en un ángulo tal que centra perfectamente el portal de entrada. En ese preciso momento, el emperador Adriano cruzó el umbral del templo para que el pueblo pudiera admirar su figura bañada por la luz como si se tratara de un dios. Abandonado y saqueado, el Panteón fue salvado de las incursiones bárbaras por el emperador bizantino Foca, que lo donó al papa Bonifacio IV. En el año 609 se consagró a Santa María de los Mártires y en su sótano se enterraron mártires cristianos desconocidos. Más tarde, se convirtió en un lugar de enterramiento donde descansaron Rafael Sanzio y miembros de la realeza italiana, como Vittorio Emanuele II, el rey Umberto I y la reina Margarita de Saboya. Todos los años, el día de Pentecostés, una lluvia de pétalos de rosa desciende del óculo del Panteón al final de la celebración del Corpus Christi.
Regíon

La región de la capital que sorprende por su historia y sus bellos paisajes

El Lacio alberga algunos de los monumentos más importantes de la civilización romana, pero también es un destino maravilloso para quienes quieran conocer su mar o su campo, salpicado de pueblos pintorescos y ciudades con encanto. Y luego están ellos, el lago de Bracciano, los montes Aurunci y el Parque Nacional del Circeo, que hacen del Lacio un destino de naturaleza increíble.

Descubre más