Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

Lacio

Roccalvecce: a walk in the forgotten village so close to Rome

Es un pueblo en el que el tiempo parece haberse detenido y tiene un ambiente como de cuentos de hadas: Sant'Angelo di Roccalvecce es un lugar interesante que en los últimos años se ha convertido en parte de un proyecto de reurbanización.

Su proximidad a la famosa Civita di Bagnoregio, la "ciudad moribunda", hace de esta zona de la región de Viterbo una joya oculta, aún alejada del gran turismo

1. Descubrir Roccalvecce, entre mitos, historia y leyendas

Su relativo aislamiento ha permitido a Roccalvecce permanecer suspendido en el tiempo. Se encuentra a pocos kilómetros de Roma y transmite una alegría instantánea a los turistas que llegan con sus coloridos murales. Las imágenes reflejan muchos personajes clásicos de la narrativa infantil, como Alicia en el País de las Maravillas, El Libro de la Selva y La Espada en la Piedra; entre las más interesantes están la dedicada a Don Quijote y la de la bruja de Hansel y Gretel, por citar solo algunas.

Hay 36 grafitis artísticos repartidos por las estrechas y pintorescas calles del pueblo, todos ellos perfectamente situados. Además, se han añadido otras obras artísticas como bajorrelieves, mosaicos y esculturas, siempre evocando el mundo de los niños y la fantasía. El proyecto salió adelante gracias a la determinación de Gianluca Chiovelli, un ciudadano local que, junto con su hermana Paola, fundó una asociación cultural para dar una nueva cara al pueblo. Misión perfectamente cumplida.

Bajo la insignia del arte callejero, el pueblo ha renacido, trayendo consigo muchas otras iniciativas como el primer Paseo Medieval entre Roccalvecce y Celleno, al que seguirán otros proyectos para revitalizar el folclore y los lugares naturales de este rincón de Italia. 

2. La historia del pueblo medieval de Roccalvecce

Inmerso en el paisaje natural del Valle dei Calanchi, Roccalvecce cuenta con una estructura medieval que respira belleza y romanticismo por todas partes. Sus orígenes son bastante antiguos: de asentamiento etrusco pasó a ser un "castrum" romano. A partir de 1200, estuvo bajo el control de varios nobles.

La etimología del nombre no es segura; existen, entre el mito y la leyenda, 2 versiones diferentes. La primera está directamente relacionada con la Edad Media, cuando la zona tomó el nombre de "Rocca del Veccio", en honor al condottiero que la construyó. La otra historia posible está vinculada a la década de 1400, cuando la fortaleza pasó a formar parte del patrimonio del papado. Se encontraba en la frontera entre el Estado Pontificio y la República de Siena, y era un lugar de acantonamiento para los guardias suizos, de donde procede el nombre de "Rocca Helvetica", de ahí Roccalvecce. 

3. Qué ver en Roccalvecce en un día

Las bonitas casas de toba y las vistas panorámicas son los primeros elementos que llaman la atención al visitante. El Palazzo-Castello Costaguti sobresale sobre toda la zona; su propietario, uno de los pocos residentes locales, es el marqués Giovangiorgio Afan de Rivera, que ha creado aquí un bed and breakfast centrado en la belleza de la zona y en la comida y el vino.

 

El castillo no es el único monumento presente, la iglesia de Santa Maria della Rocca también es impresionante. En los alrededores, rodeando el escenario urbano, podrás ver un panorama mágico de la campiña circundante.

Su proximidad a la capital convierte al pueblo en un lugar de fácil acceso y en un destino ideal cuando se quiere salir de la ciudad, rodeado de cultura y con unas vistas inolvidables.