Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Región

Las Marcas, una encantadora región de playas, cuevas y montañas

21 septiembre 2022

5 minutos

Maravillosas, armoniosas y sinuosas: así se pueden resumir Las Marchas en pocas palabras.

Una región que conquista con sus colinas embellecidas con tradición y arte, montañas equipadas para esquiar y costas rocosas quebradas por hermosas playas de arena.

Destino de vacaciones durante todo el año, ofrece multitud de destinos para todos los gustos: deporte, relax, espiritualidad y bienestar.

1. Orígenes y antecedentes históricos de Las Marcas

Ritratto dei Duchi di Urbino di Piero della Francesca

Habitada desde el Paleolítico, la región conoció la presencia generalizada en su territorio de los picenos, mientras que los senones galos se limitaban al norte, los griegos a Ancona y los umbros al suroeste. En la Edad Media fue dividida entre los bizantinos y los longobardos, hasta que los francos la cedieron a los papas.

Bajo el dominio de la Iglesia, surgieron comunas libres y se formaron importantes señoríos durante el Renacimiento: la corte de Urbino y el ducado de Spoleto se convirtieron en centros de referencia.

La Iglesia, que no toleraba el estado de desorden en la región, encargó al cardenal Albornoz el restablecimiento de la autoridad eclesiástica. Emprendió la labor de reconquista y pacificación de Las Marcas e hizo que se aceptaran las leyes que determinaban la nueva ordenación política de la región.

Las batallas internas siguieron multiplicándose, siendo la más famosa la protagonizada por Braccio da Montone. Este periodo vio nacer la República Marítima de Ancona, posteriormente anexionada al Estado Pontificio en 1532.

Los Sforza y César Borgia intentaron en vano reunificar la región militarmente. Tras la Revolución Francesa, Las Marcas volvieron a estar bajo los Estados Pontificios hasta que, con la batalla de Castelfidardo, fueron finalmente ocupadas por el ejército piamontés y anexionadas al Reino de Italia.

Mientras tanto, este territorio ya había dado a luz, en 1798, al mayor exponente de la poesía italiana del siglo XIX, Giacomo Leopardi.

2. Principales ciudades de Las Marcas

Ancona

Comienza tu viaje por Las Marcas desde Ancona, la capital de la región y uno de los puertos industriales más importantes del Mediterráneo, que te sorprenderá enseguida con una curiosa característica: debido al desarrollo en forma de codo de la ciudad, aquí el sol sale y se pone sobre el mar.

Entre los numerosos monumentos históricos no te pierdas el Lazzaretto, una fortaleza pentagonal sobre el mar que ahora se utiliza como espacio de exposiciones, y entre las muchas playas de la ciudad, elige la del Passetto.

La playa favorita de los anconeses se encuentra al final del Viale della Vittoria, en el barrio del Adriático que termina en un pinar con vistas al mar. Para llegar a ella, baja las escaleras (o el ascensor, en verano) y llegarás a la verdadera joya de la playa: las

grutas del Passetto, es decir, los refugios para barcos excavados en la roca.

Otro tesoro de las Marcas es Ascoli Piceno, cerca del mar y a la sombra de los Apeninos.

Ciudad de las cien torres, conserva su urbanismo medieval y es un derroche de travertino, la piedra clara que caracteriza a todos sus edificios históricos.

Su centro histórico es pequeño y compacto, pero lleno de palacios, museos, iglesias y testimonios históricos.

A continuación, Urbino, una mezcla imperdible de historia, arte y cultura. Ciudad natal de Rafael Sanzio, uno de los más grandes artistas del Renacimiento, cuenta con la herencia artística y cultural de los Montefeltro, la familia que gobernaba allí.

Entre sus tesoros se encuentra el palacio ducal, una obra maestra de la arquitectura renacentista que hoy alberga la colección de arte más importante de la región, con obras de Rafael y Piero della Francesca.

También merece la pena visitar Fabriano, la ciudad vinculada a la fabricación de papel y a la invención de la filigrana, una industria que se desarrolló entre los siglos XIV y XV.

Recanati, en la zona de Macerata, es el lugar de nacimiento de Giacomo Leopardi: una hermosa ciudad enclavada entre sinuosas colinas salpicadas de románticas vistas. 

3. Qué ver en Las Marcas: 4 lugares esenciales

AN Riviera del Conero

Entre las 4 paradas que no puedes perderte están las grutas de Frasassi, entre las más visitadas de Italia. Ofrecen una de las rutas subterráneas más fascinantes, con más de 13 kilómetros de túneles y senderos abiertos a los espeleólogos entre lagos subterráneos, las estalactitas calcáreas, la gran gruta del viento y el abismo Ancona, una enorme cavidad subterránea.

En la riviera del Conero se encuentra otra parada ineludible: la playa delle Due Sorelle, que destaca entre el verde resplandeciente del monte Conero y el azul del mar. Un espectáculo de la naturaleza.

Y el Conero es el tercer destino al que debes dedicar algo de tiempo: este promontorio de la provincia de Ancona, que se levanta en un punto del Adriático donde el mar es increíblemente cristalino, desprende una energía y un encanto que te conquistarán.

Visita también el parque del monte Conero para hacer una excursión entre la naturaleza del lugar.

Un destino que no debes perderte es el castillo de Gradara, en la provincia de Pesaro y Urbino, que es un admirable ejemplo de arquitectura militar del siglo XIV. Ahora es un museo donde podrás admirar obras de arte y muebles antiguos.

4. Los lugares insólitos de Le Marche: 3 lugares imperdibles

MC Lago di Cingoli

Si buscas rincones secretos, dirígete a Cingoli, pueblo medieval que figura entre los más bellos de Italia, llamado el Balcón de Las Marcas: descubrirás el porqué al asomarte a la amplia terraza de las murallas del castillo.

Otra inmersión en la naturaleza que merece la pena es en el desfiladero de Furlo, un cañón excavado por la fuerza erosiva del río Candigliano lleno de senderos. Pasear por aquí significa descubrir la flora silvestre y cruzarte con jabalíes, corzos, águilas reales, halcones peregrinos y garzas.

Último consejo: el templo de Valadier, un santuario neoclásico cerca de las Cuevas de Frasassi, construido por el Papa León XII excavando las paredes rocosas de la montaña, es un recuerdo que no debe faltar en tu viaje a Las Marcas.

5. Productos típicos de los Dolomitas: 4 especialidades

Si te gustan los sabores sencillos y decididos, la cocina de las Marcas será una fiesta para tu paladar.

Entre los productos típicos se encuentra el ciauscolo, un salami untable IGP elaborado con carne de cerdo perfectamente amasada.

No hace falta presentar a las aceitunas de Ascoli, pero hay que decir que una vez que las hayas probado aquí, frescas y con aceitunas de la variedad Tenera Ascolana DOP, no querrás comerlas en ningún otro sitio.

Por esta misma razón, deberías abastecerte de lentejas Castelluccio, que se pueden almacenar fácilmente.

Por último, prueba la crescia: este fino pan elaborado con harina de trigo duro o de maíz, y a veces con manteca de cerdo, te conquistará desde el primer bocado. 

6. Eventos en Las Marcas: una oportunidad que no debes perderte

Son numerosos los eventos vinculados a la tradición que se celebran en la región de Las Marcas: recomendamos la Giostra della Quintana, una recreación histórica medieval con justas a caballo que se celebra en Ascoli Piceno. 

Le puede interesar