Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Marcas

En bicicleta por la Riviera delle Palme

Desde las colinas de las Marcas hasta San Benedetto del Tronto, la reina indiscutible de la costa. Donde todo el mundo puede disfrutar de su propia experiencia en bicicleta: siguiendo la estela de los campeones, concurrida pero no demasiado, orientada a la familia.<br>

<strong>La gran final de la Tirreno-Adriático</strong>, la competición ciclista que atraviesa la península de mar a mar, tiene un <strong>escenario que huele a flores y a salinidad</strong>. El recorrido comienza en las colinas cercanas a la costa y termina en la costa: <strong>la primera parte del recorrido es más lenta</strong>, debido a las subidas y bajadas que pueden poner a prueba los cuádriceps y los pulmones, mientras que <strong>la segunda parte es más rápida</strong>, gracias a las rectas que invitan a aumentar el ritmo. Aquí tienes una breve guía para elegir el más adecuado para ti. 

1. Entre pueblos encantados

Preparados, listos, ¡ya! El primer tramo es un continuo sube y baja a través de colinas en las que descansan pequeños pueblos con mucho carácter. Partimos desde Offida, uno de los pueblos más bonitos de Italia y cuna del encaje de bolillos, hasta Castignano, la ciudad piramidal en torno a la cual se concentra una importante producción de vino. A continuación, pasamos por Montalto, rodeado de bosques donde, según la leyenda, se refugiaba San Francisco de Asís, para llegar a Ripatransone, que desde sus 494 metros ostenta el título de "mirador del Piceno": es el lugar perfecto para detenerse y contemplar las playas que esperan la llegada de la caravana sobre dos ruedas. 

2. La costa en bicicleta

El segundo tramo de la Tirreno-Adriático serpentea por un circuito llano de unos 15 km, que los profesionales repiten cinco veces, a lo largo del tramo de costa que va desde Grottammare hasta Porto d'Ascoli, pasando por la reina San Benedetto del Tronto. Se trata de una ruta fácil, que permite hacer ciclismo a medida. Si aprovechas el carril bici que bordea la playa durante 15 km, hasta Cupra Marittima, al sur de Porto d'Ascoli, puedes incluso disfrutar de un paseo en familia. La vista de la Riviera delle Palme es magnífica: un paseo marítimo con 8000 palmeras de varias especies, adelfas, zonas de descanso y zonas de juego para los niños.

3. La costa en total relajación

San Benedetto del Tronto tiene mucho más que ofrecer. Alberga el Polo Museale del Mare, que incluye el Museo della civiltà marinara delle Marche, elMuseo delle Anfore, el Museo Ittico y el Antiquarium Truentinum. Desde los hallazgos arqueológicos que se remontan a los fenicios y los cartagineses, hasta la recogida de peces y crustáceos, pasando por las artes de pesca y los instrumentos de navegación, visitar sus salas es una auténtica inmersión en la cultura marítima, desde el pasado hasta la actualidad. Y no solo eso. Los amantes del arte podrán disfrutar del MAM, Museo d'Arte sul Mare: un museo permanente al aire libre, que recorre el muelle sur y alberga 145 obras (entre ellas 135 esculturas y 10 grandes murales). Un último consejo: si la localidad de San Benedetto del Tronto es la actriz principal, Grottammare es una digna actriz secundaria que tienes que visitar. Especialmente la parte alta de la ciudad, encaramada en una colina que domina el mar y habitada desde el Neolítico. Entre las pintorescas callejuelas, el aroma de los naranjos y la vista del mar azul, es difícil arrepentirse.

Editado por la redacción de RCS Sport