Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Ciudad

Ascoli Piceno, ciudad de las cien torres y del bien vivir

Ya sea para hacer parada en un viaje por la costa de Las Marcas o bien como destino elegido para una escapada urbana, en Ascoli Piceno encontrarás un lugar donde conviven la historia, el arte, la gastronomía y el vino, transmitiendo la belleza que tiene Italia. <br>

Puede que sea el tamaño reducido de su casco histórico o los antiguos edificios de travertino, Ascoli Piceno sigue conservando el encanto inigualable de los pueblos del centro de Italia en los que el tiempo parece haberse detenido. Allí podrás ver sus plazas señoriales y elegantes, las iglesias históricas llenas de tesoros con sus torres y campanarios que salpican el horizonte. En Ascoli Piceno, la cultura y la fascinación popular van a robarte el corazón.

1. Historia y curiosidades de Ascoli Piceno

La historia de Ascoli Piceno tiene un orígen muy antiguo. Aunque los hallazgos indican que la zona ya estaba habitada en el Neolítico, fue en el siglo III a.C. cuando los romanos se instalaron en el territorio piceno, convirtiendo a Asculum en un centro neurálgico gracias a su ubicación junto a la Vía Salaria. Muchos y variados acontecimientos sucedieron en la ciudad a lo largo de los siglos, pero la época romana fue sinónimo de gran prosperidad para Ascoli Piceno y toda la región de Las Marcas.

Ascoli Piceno estuvo dominada por varias familias nobles, Malatesta y Sforza por nombrar algunas, y quedó bajo la posesión de los Estados Pontificios hasta mediados del siglo XIX.

La ciudad fue galardonada con la Medalla de Oro al Valor Militar por su actividad partisana (2001), gracias al papel fundamental que desempeñó la resistencia ascolana en septiembre de 1943 luchando contra la ocupación alemana.

2. Qué ver en Ascoli Piceno: lugares de obligatoria visita

¿Por dónde empezar a elaborar una lista de los monumentos de Ascoli Piceno que es imprescindible visitar? Tarea difícil. Siendo una combinación de arte, cultura, arquitectura, comida y vino, hay muchas cosas que ver.

Entre ellas podemos destacar la Plaza del Pueblo y la Piazza Arringo y el Palacio dei Capitani con su torre almenada medieval, símbolo arquitectónico de toda la ciudad. Entre los museos, recomendamos la Galería Cívica de Arte, ubicada en el Palacio Arringo, donde podrás admirar obras de Turner, Morelli, Palazzi, Celentano, Pellizza da Volpedo y De Carolis, entre muchos otros.

Deberás obligatoriamente hacer un descanso en el histórico Cafè Merletti, de siempre el lugar de encuentro de las personalidades más ilustres, así como un punto de encuentro de la cultura y la vida social. Es el lugar ideal para probar el anís “anisetta”, un licor típico elaborado con anís verde.

No te pierdas tampoco el puente romano, el Fuerte Malatesta, la catedral de Sant’Emidio, la iglesia de San Francesco y la Papelera Papal con sus museos.

3. 8 ideas sobre qué hacer en Ascoli Piceno

El arte y la cultura no son lo único de lo que se vive: para que aproveches al máximo tu tiempo en Ascoli Piceno, hay muchas actividades que puedes planificar. Las excursiones a pie son perfectas para visitar la ciudad, ya que las distancias son cortas. Sin embargo, también puedes alquilar una bicicleta en la Oficina de Información Turística de Plaza Arringo, o subirte al tren turístico.

Para los entusiastas de la comida y el vino, casi a diario hay programadas clases de cocina y catas de vino que te permiten combinar lo placentero con lo útil de aprender secretos de nuestras tradiciones.

Si quieres ver la ciudad desde una perspectiva diferente, lo mejor es que recorras la Via delle Stelle al atardecer.

4. Qué comer en Ascoli Piceno: 6 especialidades

Ascoli Piceno también puede darte grandes alegrías en términos culinarios, que satisfacen hasta los paladares más exigentes. Echemos un vistazo a las piedras angulares de nuestra cocina típica.

  • A la cabeza de la lista están las incomparables aceitunas a la ascolana (aceitunas rellenas), elaboradas exclusivamente con la Aceituna de Ascoli Tierna DOP.
  • El ciauscolo, un embutido que no podrás decir que te gusta hasta que lo  pruebes, y los vincisgrassi, una pasta horneada con varias capas, coronada con queso parmesano rallado y un ragú especial hecho con diferentes tipos de carne para la que cada familia tiene una receta especial.
  • Para los amantes de los productos con levadura, la pizza de queso y la cacciannanze, una focaccia especial de la región de Las Marcas con aceite y romero, seguro que te conquistan.
  • Pasando a los postres, los raviolis de Carnaval que se comen en esta ciudad no tienen apenas rivales.
  • Premio. Una vez satisfecha nuestra curiosidad y sabiendo qué comer en Ascoli Piceno, terminaremos con nota alta tomándonos la anisete, anís quizás con un grano de café tostado. Debes hacerlo, es una obligación moral.

5. Lugares insólitos en Ascoli Piceno

Para los que no les gustan los circuitos cásicos, Ascoli Piceno ofrece otras alternativas. La lista de lugares insólitos para visitar es todo menos corta, como el mágico templo de Sant'Emidio alle Grotte. También está el callejón más estrecho de Italia, en el pueblo de Ripatransone, que debes visitar antes de comer: la anchura máxima es de 43 cm y llega hasta a 38 cm, o el espléndido lago de Pilatos, en el pueblo de Montemonaco, en el Parque Nacional de los Montes Sibilinos.

Entre los pueblos insólitos cercanos a Ascoli Piceno se encuentran Sierras Panichi, Grottamare Borgo Antico y Offida con su iglesia de Santa Maria della Rocca.