Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Campania entre paisajes, historia, cultura y una tradición gastronómica que el mundo entero envidia

Un clima siempre suave, una naturaleza exuberante que enmarca paisajes impresionantes, pueblos vírgenes y costas de cuento: es Campania, una región que resume siglos de culturas, entre Occidente y Oriente, en una única joya mediterránea conocida por su incomparable hospitalidad. Un destino para el alma, los ojos y el paladar.

  • In evidenza
Naturaleza
Parco Nazionale del Vesuvio, Campania

El Parque Nacional del Vesubio

El Parque Nacional del Vesubio, tierra de fuego y de renacimiento El Parque Nacional del Vesubio tutela el territorio del único volcán activo de la Europa continental, símbolo de la ciudad de Nápoles. Una ascensión por sus laderas, entre el aroma de la retama y el olor a azufre, ofrece la emoción de poder contemplar el cráter del Gran Cono, en un paisaje caracterizado por las formaciones geológicas moldeadas por la última erupción de 1944. Estamos en un territorio único, rico en los tesoros arqueológicos de Pompeya y Herculano, y en los frutos de una tierra extraordinariamente fértil. Una espectacular caldera con un cono activo Visitar el Parque Nacional del Vesubio te permite dar un paseo por al menos dos millones de años de historia. La gran caldera de Somma representa lo que queda de un antiguo volcán de hace trescientos mil años y en su interior se encuentra el Gran Cono del Vesuvio (1281 metros), con su típica forma de cono truncado, un diámetro de 450 metros y una profundidad de 300 metros. En su interior hay pequeñas fumarolas que revelan su estado de "reposo activo". A lo largo del sendero número 5, trazado sobre las cenizas y el lapilli de la última erupción, la de 1944, se puede admirar el interior del cráter. Una vez conquistada la cima, te sentirás recompensado por la grandiosa vista del golfo y de la ciudad de Nápoles. En total hay 11 senderos. El número 9 permite observar cómo la vegetación va recuperando el territorio sobre las coladas de lava del siglo XX, ocurridas en 1906, 1929 y 1944. Cómo las plantas pioneras sacan lo mejor de la lava A pesar de la sucesión de erupciones, las laderas del Vesubio están cubiertas de una densa vegetación que se ha ido adaptando a vivir sobre las coladas de lava, debido al fenómeno de la "sucesión ecológica": cuando la lava se enfría, los primeros en colonizarla son los líquenes y los musgos, las llamadas especies pioneras, organismos muy resistentes que forman un sustrato orgánico inicial sobre el que pueden empezar a desarrollarse organismos más complejos como los helechos o ciertas gramíneas, creando a su vez una capa para plantas con sistemas radiculares más complejos. En la actualidad, en las zonas afectadas por las erupciones más recientes se puede observar un liquen gris y filamentoso (Stereocaulon vesuvianum) que prepara el terreno para otras plantas, mientras que en las erupciones más antiguas aparecen especies arbustivas tales como el helicriso, la jara, la artemisa y la valeriana roja. La siguiente etapa es la de la aliaga, cuyas grandes extensiones pueden verse coloreando el Vesubio de amarillo en primavera. Las diferentes etapas de la "sucesión ecológica" pueden observarse claramente a lo largo del sendero nº 3, donde los tramos de lava aún desnuda están flanqueados por zonas colonizadas por líquenes, que se van alternando con tojos y encinas. Qué visitar en el Parque Nacional del Vesubio Tras las excursiones al cráter, dentro del Parque Nacional del Vesubio, se puede visitar el Museo del Parque en el municipio de Boscoreale, donde se exponen maquetas de plástico para visualizar la evolución del volcán, materiales ilustrativos de las peculiaridades del suelo y su biodiversidad, así como la historia de la compleja interacción entre las poblaciones humanas y el entorno volcánico. En Boscoreale hay un museo arqueológico, el Antiquarium, para conocer la zona del Vesubio antes de la erupción del año 79 que afectó a Pompeya y Herculano. En este último lugar se encuentra el primer observatorio vulcanológico del mundo, creado en el siglo XIX para efectuar las primeras investigaciones y mediciones de la actividad sísmica, donde aún permanecen los instrumentos originales. Entre los municipios situados en las laderas del Vesubio, te interesará visitar Borgo Casamale en Somma Vesuviana, el único barrio medieval que queda en la zona, Terzigno, una zona en la que se trabajaba la piedra de lava, donde se ha inaugurado un museo con los restos arqueológicos de varias villas romanas, mientras que en Torre del Greco se puede visitar Villa le Ginestre, donde se alojó el poeta Giacomo Leopardi. Los buenos productos de una tierra fértil El Lacryma Christi es un vino blanco y tinto con denominación de origen, producido a partir de diversas variedades de uva cultivadas en las laderas del Vesubio, cuyas bondades eran conocidas desde la época romana. Los albaricoques, de los que se cultivan unas 40 variedades en la zona, también son conocidos por su dulzura y sabor, y el secreto siempre está en los suelos volcánicos, ricos en minerales, sobre todo en potasio. Lo mismo puede decirse de la cereza de Monte, con su fruto amarillo rosado y su carne clara y firme, y de la uva catalanesca, llamada así porque fue importada desde Cataluña por Alfonso de Aragón en el siglo XV, que tiene la característica de poder permanecer intacta en la cepa hasta Navidades. No se puede salir del parque sin haber probado (o comprado) los tomates cherry DOP Piennolo del Vesuvio, cosechados en racimos: colgados en lugares secos pueden durar hasta 7-8 meses, desde el verano hasta la primavera siguiente, conservando su intenso sabor resultante de una alta concentración de azúcares y una gran riqueza de ácidos orgánicos. Lo que hace de la zona del Parque Nacional del Vesubio uno de los lugares más fascinantes y visitados del mundo es una mezcla de riquezas naturales, paisajes impresionantes, cultivos centenarios, tradiciones populares y mucho más.
Regíon

Mar de postal y sabores vertiginosos

El mar de la Costa Amalfitana y los Faraglioni de Capri, la alegría de vivir de Nápoles, los jardines de limoneros y naranjos en flor de Sorrento, la magnificencia del Palacio Real de Caserta, el encanto del pasado que vuelve en Paestum, Ercolano, Pompeya: ¿estás preparado para dejarte seducir por Campania?

Descubre más