Saltar el menú

Véneto y sus ciudades de arte de indiscutible belleza, pero también la naturaleza más incontaminada. Aquí, todo es una maravilla

La belleza del lago de Garda, el encanto de los Dolomitas, el mar de Jesolo, las colinas con sus viñedos y el relax de las termas, pero también un inmenso patrimonio artístico e histórico, ciudades elegantes como Venecia y Verona, pueblos y paisajes impresionantes. Véneto es todo esto y mucho más.

Venecia Belluno Vicenza Treviso Verona Padua Rovigo
Venecia
Venecia

Para muchos, Venecia es la ciudad más bella del mundo. Tiene un encanto antiguo y estremecedor que, al día de hoy, se encuentra entre las capitales mundiales de arte contemporáneo Inmortal y misteriosa, el alma de Venecia está formada por 118 islas unidas por más de 400 puentes separados por canales que hacen las veces de carreteras marítimas, continuamente recorridas por góndolas y barcos en un constante ir y venir. Decir que está llena de tesoros artísticos es incluso irreverente: su encanto romántico e historia son absolutamente únicos.

Descubre
Belluno
Belluno

Lagos, valles y montañas: la belleza de Belluno Comenzamos nuestro descubrimiento de este territorio desde la ciudad de Belluno, su capital. Belluno alberga el renacentista palacio de los Rectores, la torre cívica, que formaba parte del antiguo castillo de los obispos-condes, y una catedral con un campanario de 68 metros de altura. La plaza de los Mártires, o Campedèl, es el corazón de la ciudad. La zona más antigua comienza desde Porta Dojona hasta la medieval plaza del Mercado. A 20 km de la ciudad se alza el castillo de Zumelle, construido en época romana y reconstruido en el siglo XII. Gracias a la gran variedad de paisajes a la sombra de los Dolomitas, la zona impresiona con verdes valles, lagos alpinos, pequeños pueblos y pistas de esquí adrenalínicas. ¿Los lagos más bonitos de la zona? El lago de Sorapis con sus aguas turquesas, el lago de Misurina que brilla al atardecer y el lago de Alleghe con el homónimo pueblo a sus orillas. A pocos kilómetros se encuentran los Serrai di Sottoguda. Cortina d'Ampezzo, en la región de Cadore, ofrece 120 km de pistas de esquí, 60 para esquí de fondo, parque de nieve, 37 remontes, parque de atracciones infantil y pistas de trineo. No lejos de Cortina, puedes emprender la Vuelta a los tres picos de Lavaredo partiendo del refugio Auronzo. Al sur de la provincia de Belluno se encuentra Valbelluna, un valle surcado por el río Piave y custodiado por el parque nacional de los Dolomitas de Belluno. Visita las cimas Feltrine, el cañón Brent de l'Art y la gruta azul. Para terminar el día, ve hasta Pedavena para disfrutar de una cerveza en la histórica fábrica.

Descubre
Vicenza
Vicenza

Entre las colinas Berici y las Villas Palladianas Recorrer la provincia de Vicenza, en el Véneto, significa sumergirse en la belleza. No te pierdas una visita a la capital, rodeada por las colinas Berici. En uno de ellos se encuentra el Santuario de la Madonna di Monte Berico, con una iglesia gótica y otra barroca. En la ciudad, visita la Piazza dei Signori, el Palazzo Chiericati, la Basílica Palladiana, el Teatro Olímpico y los Jardines Salvi. A tiro de piedra de Vicenza se encuentra el Buso della Rana, la cueva más grande de la región del Véneto, pero los alrededores de la capital veneciana son más conocidos por albergar las Villas Palladianas, que le han valido a la ciudad un lugar en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Son espectáculos arquitectónicos diseñados por Andrea Palladio durante el siglo XVI: las más bellas son Villa Thiene, Villa Angarano y Villa Saraceno. Parada obligatoria en Bassano del Grappa, a orillas del Brenta. Aquí se respira el recuerdo de la Primera Guerra Mundial. Visita el Ponte Vecchio, el Museo degli Alpini y el Museo Hemingway y de la Gran Guerra. No olvides probar la famosa grappa que se produce aquí y dar un paseo por el Viale dei Martiri para contemplar una panorámica de la Valsugana y el Monte Grappa. La zona de Vicenza también es perfecta para descubrir otras bellezas locales. En Marostica, conocida como la Ciudad del Ajedrez, llega hasta la inconfundible plaza principal en forma de tablero de ajedrez. Haz una parada también en Asiago, en los Prealpes Vicentinos, para degustar el famoso queso D. O. P.

Descubre
Treviso
Treviso

Entre canales, villas paladianas, pueblos y castillos La provincia de Treviso, en el corazón del Véneto, es famosa por su deliciosa achicoria, pero también tiene bellezas históricas, artísticas y paisajísticas que ofrecer. Empezando por su ciudad principal, atravesada por el fascinante canal Buranelli. Merece la pena visitar la Piazza dei Signori con sus palacios, los soportales de Calmaggiore, la catedral románica y la iglesia gótica de San Nicolò. Se pueden dar hermosos paseos a lo largo de las murallas o, a las afueras de la ciudad, a orillas del río Sile. En los alrededores de Treviso se encuentran algunas de las más bellas villas palladianas. Entre los pueblos con más encanto de la zona de Treviso se encuentra Asolo, con un espléndido castillo, un acueducto romano y un ambiente de antaño. La gran actriz Eleonora Duse, musa de Gabriele D'Annunzio, quiso vivir aquí. Tampoco hay que perderse Follina, con la abadía de Santa María in Sanavalle, y Cison Valmarino, en el corazón de las colinas cubiertas de viñedos de las que se produce el famoso prosecco en la zona comprendida entre Conegliano y Valdobbiadene. No muy lejos se encuentra Castelbrando, uno de los castillos más grandes de Europa. En Possagno se puede visitar la casa natal de Antonio Canova. En el frente de Monte Grappa y a lo largo del río Piave se libraron importantes batallas de la Primera Guerra Mundial. Si eres un aficionado a la historia, recorre la Ruta de la Gran Guerra que sigue el curso del río.

Descubre
610871156
Verona

Un viaje para descubrir Verona, la ciudad del amor con una historia de más de 2000 años. Verona no es solo la ciudad de Romeo y Julieta, sino también la "puerta de Italia", porque muestra y anticipa a quien viene del norte toda la belleza y riqueza cultural del Bel Paese. La ciudad veneciana cautiva con su atmósfera rica en historia y en incalculable belleza.

Descubre
Padova
Padua

Entre pueblos, villas y castillos Rodeada por las hermosas Colinas Euganeas, la provincia de Padua es una zona para explorar. Ciudad de arte y ciencia, la animada capital es una visita obligada para cualquiera que visite el Véneto. Parada obligatoria es la Capilla Scrovegni, un tesoro de algunos de los frescos más bellos de Italia. También merecen una visita la Basílica de San Antonio, el Palacio de la Ragione y el Palacio del Bo, que alberga el fascinante Teatro Anatómico y la silla de Galileo Galilei. No puedes irte de Padua sin pasear por la Piazza delle Erbe y Prato della Valle, una inmensa plaza rodeada de canales y una doble hilera de estatuas. No lejos de la ciudad se encuentra el Parque Regional de las Colinas Euganeas, una zona de más de cien verdes colinas de origen volcánico. El paisaje de Padua está salpicado de pueblos, como el medieval Arquà Petrarca, que acogió al poeta en los últimos años de su vida. Pero también villas y castillos, como la renacentista Villa dei Vescovi en Luvigliano di Torreglia, Villa Barbarigo en Valsanzibio y el Castillo de Catajo en Battaglia Terme. No faltan ciudades amuralladas, como Monselice y Este con sus respectivas fortalezas. Pero sobre todo la Cittadella medieval, con sus murallas elípticas, y Montagnana, con nada menos que 24 torres de vigilancia. Para descansar psicofísicamente, todo el mundo acude a las Termas Euganeas, uno de los balnearios termales más antiguos de Europa. Los centros de Abano Terme y Montegrotto se remontan al siglo VI a. C., como demuestran los hallazgos arqueológicos y las excavaciones, así como las propiedades beneficiosas y terapéuticas de sus aguas subterráneas los convierten en un popular destino turístico.

Descubre
Rovigo
Rovigo

La "ciudad de las rosas" entre dos grandes ríos Menos llamativa que otras ciudades de la región del Véneto, Rovigo es igualmente rica en patrimonio artístico y cultural. La "ciudad de las rosas", fundada como feudo episcopal entre los ríos Po y Adigio, cuenta con numerosos monumentos históricos, como la Torre Donà y la Torre Mozza, vestigios de las antiguas fortificaciones medievales. Destacan la Catedral, el Palacio Roncale y el Palacio Roverella. También merece una parada el Santuario de la Beata Vergine del Soccorso, conocido como la Rotonda por su planta octogonal, flanqueada por el campanario de Longhena. Visita la Fratta Polesine, famosa por su Villa Badoer del siglo XVI, obra de Andrea Palladio y patrimonio de la UNESCO. La ciudad fue cuna del socialista Giacomo Matteotti, asesinado por el régimen fascista en 1924 y enterrado allí. En su casa-museo pueden verse documentos y testimonios sobre su vida. Si buscas un momento de relax rodeado de naturaleza, ve hacia el Parque Po Delta, una zona de 750 kilómetros cuadrados entre Emilia-Romaña y Véneto donde podrás descubrir este delicado ecosistema en todas las estaciones del año. Un verdadero paraíso para los observadores de aves.

Descubre
  • Destacados
  • Enogastronomía
  • Naturaleza
  • Deporte
  • Arte y Cultura
Regíon

Véneto encanta, entre un inmenso patrimonio artístico e histórico y sus elegantes ciudades

Véneto se puede vivir amando la cultura y la belleza de sus ciudades, dedicándote al relax y al cuidado del cuerpo como lo hacían los antiguos romanos, saboreando la tradición a través de la comida y las costumbres vivas desde hace siglos, y practicando deportes en estrecho contacto con la más variada naturaleza, desde las cumbres alpinas hasta las orillas del mar Adriático.

Descubre más
1600X1600_veneto_approfondimento
¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.