Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Sport

VENETO

El Véneto: la emoción de sobrevolar montañas y ciudades de arte despegando del macizo del Monte Grappa

09 septiembre 2022

Sobrevolar el paisaje montañoso de los Prealpes Vénetos es todo un espectáculo, para luego planear sobre las colinas de las estribaciones del Véneto, con sus pueblos enrocados en las colinas, sus ciudades de arte y los valles de los ríos Brenta y Piave.
La zona es ideal para esta actividad gracias a sus naturales corrientes ascendentes, al clima, a la accesibilidad de las zonas de despegue y de aterrizaje, y a la naturaleza aún poco urbanizada.
El Macizo del Grappa, una meca del vuelo libre situada entre las provincias de Vicenza, Belluno y Treviso, es el lugar ideal para practicar el vuelo con ala delta, pero también con parapente.

1. Monte Grappa, un paraíso para sobrevolar

No es casualidad que la zona sea el hogar de docenas de escuelas y de centros de vuelo. Cada año, llegan miles de pilotos de gran parte del norte y del este de Europa a las laderas del Monte Grappa, atraídos por las condiciones ideales para el vuelo: de hecho, desde aquí se puede despegar casi todos los días del año, excepto en las raras ocasiones en que sopla un fuerte viento del norte en días de lluvia persistente. 

En general, las condiciones del aire permiten vuelos perfectos, tanto para los que están aprendiendo como para los que ya tienen experiencia y desean experimentar con trayectos más largos, que pueden alcanzar hasta 200 kilómetros.

2. La emoción de volar en tándem en un biplaza

Con las corrientes no se bromea y el ala delta es un medio que requiere una gran preparación del piloto. 

Si careces de experiencia pero deseas experimentar esta emoción, puedes probar un vuelo en tándem en un ala delta biplaza en condiciones de seguridad y bajo la guía de un piloto experimentado

En una reunión preparatoria de aproximadamente una hora, los técnicos y maestros te permitirán afrontar el vuelo, instruyéndote sobre todas las medidas y reglas a observar, para luego estar listo para el despegue junto al piloto, una vez equipado y bien asegurado al vehículo.

Para realizar el vuelo en biplaza no se requieren requisitos especiales, solo disfrutar de un estado de buena salud, llevar puestos un par de zapatillas de deporte o de montaña y ropa adecuada para soportar las bajas temperaturas en altura, en función de la temporada. 

Esta puede ser una ocasión única para experimentar la embriaguez de la paz y de la soledad al ser transportado por las corrientes y sumergido en el azul del cielo, pero también una experiencia para compartir con los amigos.
Al reservar en uno de los establecimientos concertados también podrás organizar vuelos para grupos.
Si se lo pides, los pilotos tomarán fotos y vídeos durante el vuelo, para que te lleves un emocionante recuerdo para siempre.

3. Todos los placeres del cielo y de la tierra

Una vez en tierra, solo tendrás que dedicarte a explorar el territorio, entre tesoros artísticos y gastronómicos. 

El monte Grappa y la zona de las estribaciones del Véneto ofrecen parques naturales y fluviales, las denominadas “ciudades amuralladas” como Bassano del Grappa, Marostica y Asolo, las obras de artistas como Canova y Palladio, la experiencia de degustar los numerosos y variados productos típicos, desde el espárrago de Bassano del Grappa hasta la cereza de Marostica y el prosecco de colli asolani

 

Para obtener más información: vivereilgrappa.it 

Le puede interesar