Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Itinerario

Veneto

Pista ciclable Treviso-Ostiglia: en bici por donde antes pasaban los trenes

Tipología
percorso ciclistico
Duración
1 día
Dificultad
Fácil
Mejor tiempo

Primavera, Otoño, Invierno

Si te intrigan las historias llenas de encanto y de pasado, esta te encantará. Imagínate un antiguo ferrocarril militar abandonado, del que la naturaleza se ha apoderado y ha transformado en un inmenso jardín verde, convirtiendo los rieles olvidados del tramo hasta Vicenza en un carril bici a través de caminos rurales y árboles centenarios. Esta es la Treviso-Ostiglia: ven a descubrirla con nosotros.

La historia del ferrocarril 

El Treviso-Ostiglia fue un ferrocarril construido por el ejército italiano en los años 30 con fines estratégicos y militares que, tras la Segunda Guerra Mundial, dejó de tener razón de ser. Las rutas de los trenes cambiaron, las vías fueron abandonadas y una densa vegetación comenzó a crecer entre los raíles dañados e inutilizados: como si quisiesen sugerir cuál podría ser su segunda vida. 

Una vía verde para explorar a un ritmo lento

Antes de empezar, un consejo: tómate tu tiempo, porque este paseo atravesando los prados del Véneto y la zona boscosa entre los ríos Po y Sile debe hacerse sin mirar el reloj. Sobre dos ruedas, fuera de los caminos trillados y a lo largo de una ruta de más de 50 km, preferiblemente al amanecer o justo antes del atardecer.

De Quinto di Treviso a Valle Agredo: pedaleando entre los árboles

quinto di treviso valle agredo

Se parte de Quinto di Treviso a lo largo de la ribera del Sile, y poco después está la primera parada casi obligatoria: no puedes dejar de admirar el antiguo molino de Cervara. Vuelve a la bicicleta para tomar el tramo de carretera que lleva a Badoere di Morgano. Desde aquí, sigue un pequeño desvío hasta una plaza que te encantará por la cantidad de tiendas y casas de artesanos que la bordean. Vuelve a pedalear por un camino sombreado por algarrobos, arces y robles, interrumpido solo por tramos de la vía ferroviaria: puedes distraerte con este paisaje idílico, pero presta atención al cruzar el Trebaseleghe y el Piombino Dese para entrar en el corazón del Valle Agredo, entre campos y límpidos cursos de agua. Aquí, por fin, está Camposampiero: lo reconocerás por sus dos torres medievales, sus palacios porticados venecianos y sus preciosos santuarios antonianos.

Camposampiero, Piazzola sul Brenta, Vicenza: entre naturaleza e historia

camposampiero piazzola brenta

Al volver a tomar la Treviso-Ostiglia, interrumpirás la ruta una y otra vez: no te preocupes, esa es la belleza de este carril bici, que ofrece la posibilidad de visitar paisajes que parecen robados de un cuadro impresionista dando pequeños rodeos. Prueba el que va hacia S. Giustina in Colle y S. Giorgio delle Pertiche, siguiendo el sinuoso curso del río Tergola. Después de una foto de rigor y un descanso relajante, ya es hora de continuar hacia Terre del Brenta. En Pieve di Curtarolo la ruta cambia: del campo volvemos al nuevo puente para bicicletas por el que cruzar el río Brenta, en dirección a Vicenza. Después de Campodoro viene Grisignano di Zocco, famoso por su antigua feria de finalización del verano. Dejando atrás las colinas Euganeas, pedalea hacia las colinas Berici, un pintoresco grupo de colinas conocido por su falta de cimas. Antes de llegar a Vicenza, se atraviesa Longare, donde el carril bici se ha construido sobre la vía de otro antiguo ferrocarril. Allí: ¿ves el campanario del Santuario de Monte Berico, la villa La Rotonda de Palladio y el Arco delle Scalette? Has llegado a Vicenza, la última parada.