Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Destino turístico

Cortina d'Ampezzo, reina de las nieves

Paraíso del esquí en el maravilloso entorno de los Dolomitas, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, Cortina es un lugar que, en invierno, reserva emociones para todos, entre deportes de invierno con eventos de categoría mundial y un estilo único. Icónico.

Con una historia milenaria y siglos de tradición turística, enclavada en uno de los escenarios montañosos más atractivos del mundo, Cortina d'Ampezzo es la reina de los Dolomitas, cuyo reino en invierno ofrece panoramas nevados de una belleza única y, sobre todo, kilómetros de pistas e instalaciones de todo tipo para poder practicar todos los deportes de invierno. No importa si eres un principiante o un experto esquiador, porque aquí encontrarás la mezcla adecuada de pistas suaves y pistas impresionantes, pistas para abordar con raquetas de nieve o quizás en un trineo tirado por perros... Basta pensar que el Club de Esquí de Cortina es uno de los más antiguos de Italia, fundado en 1903, y ha sido galardonado por el CONI (Comité Olímpico Nacional Italiano) con la Estrella de Oro al Mérito Deportivo.

La oferta de Cortina d'Ampezzo dedicada a la nieve incluye instalaciones para todas las disciplinas invernales de distintos niveles de dificultad, pistas y servicios capaces de satisfacer a los deportistas más exigentes, gracias también al sistema de innivación programado. Todos los años, la élite mundial del esquí se reúne en Cortina, que alberga eventos deportivos de primer orden y será sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2026. Cortina no solo representa la nieve en todas sus formas, es mucho más: bienestar, cultura, tradición y encanto. De hecho, la perla de los Dolomitas siempre ha sido uno de los destinos preferidos de la jet set internacional, con celebridades de todo el mundo que pasan aquí sus días de vacaciones, haciendo deporte y disfrutando. En la mesa, la tradición de Cortina d”Ampezzo conquista a los comensales con recetas típicas y platos característicos como los spätzle, la sopa de cebada, el goulash o el pastel de trigo sarraceno, por mencionar algunas de sus exquisiteces. Descubramos pues algunas experiencias para vivir sobre la nieve en Cortina, con o sin esquís puestos...

1. Esquiar en Cortina, cuando la nieve es alta tecnología

¿La certeza? Podrás decir que has probado todas tus destrezas en los caminos recorridos por los campeones, que serán el escenario de los Juegos Olímpicos de Invierno Milán-Cortina d”Ampezzo 2026. Sin embargo, esto solo ocurrirá si tus capacidades para esquiar son tales que te permitan apreciar, o mejor dicho, disfrutar al máximo deslizándote a lo largo de los más de 1.200 km de pistas que componen el circuito Dolomiti Superski.
Los Dolomitas tienen mucho que ofrecer: 16 estaciones de esquí de alta tecnología (incluida la innivación artificial para ofrecer las mejores pistas en todo momento) con remontes modernos, seguros y rápidos en un entorno que parece de cuento de hadas, protegido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Si no eres un experto, y no quieres arriesgarte, puedes aprender desde cero o perfeccionar tu técnica gracias a la amplia oferta de Escuelas y Monitores de esquí cualificados presentes en las pistas de Cortina, entre las más bellas de las estaciones de los Dolomitas.

2. Senderismo con raquetas de nieve en Cortina, disfrutar de la nieve con tranquilidad

Se trata realmente de una experiencia al alcance de todos: un paseo por el bosque (en este caso, con raquetas) de aproximadamente una hora y media, que, desde el aparcamiento de la piscina municipal de Cortina, te llevará al Refugio de los Mietres. A lo largo del camino, estarás rodeado de bosque y tendrás como telón de fondo hermosas montañas, como ocurre en toda la cuenca de Ampezzo. Cuando llegues a la cabaña -si es que has reservado este servicio con antelación- tendrás la oportunidad de sumergirte en la característica tina caliente ubicada en la terraza bañada por el sol hasta el atardecer o relajarte en la sauna finlandesa. ¿El valor añadido que no puedes reservar? Vive esta experiencia justo después de una hermosa nevada.

3. Snowboard en Cortina, cuando la nieve es toda una fantasía

La Reina de los Dolomitas también es ideal y está llena de oportunidades para los aficionados al snowboard.
Las pistas de Pocol son, sin duda, ideales para los principiantes, mientras que las zonas de 5 Torri y Lagazuoi son perfectas para los que ya son capaces de disfrutar con saltos y descensos impresionantes.
En cambio, si prefieres, como el que escribe, ver snowboard, no te pierdas la Copa del Mundo de Snowboard nocturna que se celebra en las pistas de Faloria, una cita ya fija en el calendario de Cortina desde 2015.

4. Patinaje en Cortina, cuando la nieve es sinónimo de elegancia

¿Cansado de esquiar? Puedes cambiar tus esquís por un buen par de patines «de cuchilla», y lanzarte a la pista de patinaje, operativa tanto en invierno como en verano. Aquí podrás patinar de forma independiente o aprender el abc de esta disciplina con instructores cualificados. Construido en 1956 para los Juegos Olímpicos de Invierno de Cortina, actualmente el Estadio Olímpico de Hielo es una instalación cubierta que ofrece varios servicios, como un punto de alquiler de equipos, un bar, un solárium y un parque infantil para los más pequeños.

5. Trineos de perros en Cortina, cuando la nieve es una aventura

En una maravillosa cuenca natural, situada en la localidad de Pocol, a pocos minutos de Cortina, en el Malga Peziè de Parù, tras una primera clase teórica de conducción, la preparación del «vehículo» y haber recibido las indicaciones sobre el comportamiento de los animales, podrás realizar una emocionante excursión de 30 minutos por la nieve conduciendo un trineo tirado por perros.
Se abrirán ante ti escenarios que, de otro modo, jamás alcanzarías, donde podrás disfrutar de la magnificencia de los picos de los Dolomitas desde puntos de vista únicos.