Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

Lombardia

Milán, pedaleando por los Navigli con Leonardo da Vinci

Pedalear por los Navigli, los canales de Milán, es una opción ecológica para adentrarse en las tierras aledañas con el corazón de Milán como punto de salida: aquí te proponemos 5 itinerarios que también siguen las huellas de Leonardo da Vinci.

Recorrer en bicicleta el curso de los cinco canales también conocidos como Navigli es una opción ecológica para adentrarse en las tierras aledañas, caracterizadas por una gran cantidad de granjas rurales, residencias nobiliarias, abadías históricas, parques verdes, paisajes rurales y preciosos testimonios de la obra de Leonardo: he aquí los 5 itinerarios completos. Este, además, ha sido escenario del Giro de Italia, donde se han disputado las etapas finales.

1. El Naviglio Grande

Naviglio Grande - Milano, Lombardia

El canal más importante de Milán conecta la Dársena, una cuenca artificial situada en el corazón de la ciudad, con el río Ticino. La primera cita es con la pequeña Iglesia de San Cristóbal (San Cristoforo), y luego se empieza a salir lentamente de la ciudad, pasando por Corsico, Trezzano y Gaggiano. Las coloridas casitas y las residencias de verano de la antigua aristocracia que se asoman al agua nos acompañan poco a poco por la campiña del Parco Agricolo Sud Milano (Parque Agrícola del Sur de Milán), hasta llegar a Abbiategrasso, con la basílica de Santa María Nuova y el antiguo monasterio de Santa Chiara. La ruta termina aquí, donde el canal desemboca en el Parque Natural del Valle del Ticino, pero merece la pena alcanzar el pequeño y antiguo pueblo de Robecco sul Naviglio con su embarcadero del siglo XVIII.

2. L’Alzaia Naviglio Pavese

Certosa di Pavia - Pavia, Lombardiaì

Desde el centro de Milán se puede llegar hasta la ciudad de Pavía recorriendo en bicicleta la Alzaia Naviglio Pavese, donde restaurantes y “trattorias” históricas conservan el ambiente acogedor y sencillo de antaño y ofrecen platos de la gastronomía tradicional lombarda. Desde la Dársena de Porta Ticinese, el carril bici atraviesa las zonas verdes de Cantalupa, Conchetta y Chiesa Rossa, caracterizadas por la presencia de esclusas, famosas obras hidráulicas de Leonardo dan Vinci para el bloqueo de canales y ríos, hasta llegar a Assago. Luego se sigue el camino hacia la renacentista Cartuja de Pavía, hasta alcanzar el hermoso centro histórico de la ciudad, que definitivamente merece una visita.

3. La Martesana

Traghetto di Leonardo - Imbersago, Lombardia

El Naviglio della Martesana, diseñado por Leonardo da Vinci, conecta la ciudad con el río Adda y el lago de Como. El carril bici que recorre toda la longitud del canal comienza en Milán, con el característico Ponte delle Gabelle, donde se pagaba el arancel de entrada a la ciudad. A continuación, atraviesa bonitos pueblos como Cernusco sul Naviglio, parques verdes con zonas de picnic y residencias nobiliarias de veraneo como Villa Borromeo en Cassano d'Adda, destino final de la ruta. Continuando hacia Trezzo d'Adda y Lecco, encontramos el Ecomuseo de Leonardo, el transbordador leonardesco de Imbersago y el Poblado obrero de Crespi d'Adda, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. En septiembre, no hay que perderse la tradicional Feria del queso Gorgonzola que se celebra en la localidad del mismo nombre.

4. El Naviglio de Bereguardo

Ciclabile del Naviglio di Bereguardo - Lombardia

El canal comienza en Abbiategrasso, donde se bifurca del Naviglio Grande, y se extiende hasta Bereguardo, en la comarca de Pavía, en la confluencia con el Ticino y su valle fluvial. El carril bici que lo recorre serpentea entre arrozales, campos de cultivo, caseríos rurales y pequeños puentes de piedra, en un apacible paisaje agrícola donde la Abadía cisterciense de Morimondo es parada obligada. El punto final de la ruta es el característico Puente delle Barche en Bereguardo, construido con barcos de madera. Merece la pena llegar hasta Pavía para visitar su centro histórico y el Ponte Coperto (puente cubierto) que cruza las aguas del Ticino y es el símbolo de la ciudad. 

5. El Naviglio de Paderno

Villaggio industriale di Crespi d'Adda - Lombardia

Es el más corto de los canales y recorre el curso del río Adda, en la zona de Paderno. Se comienza a pedalear en Trezzo sull'Adda, con su Castello Visconteo (Castillo de la familia Visconti). Entre cuencas de esclusa, obras de ingenio de Leonardo, y antiguas centrales hidroeléctricas se llega a los rápidos roqueños del Adda y a los "tres cuernos de la Virgen", rocas que emergen de las aguas del río y que, según la leyenda, inspiraron a Leonardo da Vinci en su famoso cuadro de la "Virgen de las Rocas". La llegada es al pequeño Santuario de la Madonna della Rocchetta, situado en una cima rocosa panorámica que separa el Adda del Canal de Paderno con su imponente puente de hierro. No hay que perderse la visita al Poblado industrial de Crespi d'Adda, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y luego seguir hasta Lecco.