Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Bicicletas y burbujas: descubriendo la naturaleza de Lombardía

Entre montañas y valles, lagos y ríos, llanuras y viñedos, la oferta de turismo naturalístico de Lombardía es rica y variada: 5 itinerarios ciclistas para descubrirla.

07 octubre 2022

3 minutos

Montañas y valles, lagos y ríos, llanuras y viñedos, fuentes termales y sitios prehistóricos: la oferta de turismo naturalístico de Lombardía es rica y variada, para todos los gustos y todas las habilidades ciclistas. 5 itinerarios para descubrir sus múltiples facetas, brindando con una copa de los célebres espumosos de Franciacorta Brut. Estos son los escenarios que han acogido las últimas etapas del Giro de Italia.

1. La Ruta ciclista de los Lagos

Es una larga ruta ciclista de intensa belleza paisajística que serpentea por los territorios de Lecco, Como y Varese, partiendo de Colico, en la provincia de Lecco, y terminando en Ponte Tresa, en la frontera entre la provincia de Varese y Suiza. Puede practicarse íntegramente siguiendo el recorrido de los 14 lagos, grandes y pequeños, o recorrer solo algunos tramos más limitados para llegar directamente a las tres ciudades principales con su relajante encanto lacustre, que abunda en historia, cultura y naturaleza. Entre los numerosos pueblos, sitios arqueológicos y residencias aristocráticas​ que encontrarás en el camino, imperdible la visita a los lugares que inspiraron a Alessandro Manzoni para su obra Los Novios, entre Lecco y Como, en " ese ramal del lago de Como, que tuerce hacia el mediodía…”

2. El Paso Stelvio

La excursión en bicicleta más ambiciosa en el Parque Nacional del Stelvio es la que aborda la subida hacia el Puerto de montaña del mismo nombre por las curvas de herradura que conectan la Valtellina con la Val Venosta. El circuito tradicional comienza desde Bormio con 21 km. de subida a través de 34 curvas cerradas hasta el paso Stelvio, a casi 3.000 metros de altura, en un espectacular recorrido a través de la naturaleza entre nieves perennes, bosques, arroyos, lagos y cascadas. Es un itinerario bastante extenuante, por lo que se recomienda a los ciclistas entrenados, que pueden refrescarse por el camino en las aguas termales de los pintorescos Bagni Vecchi de Bormio.

3. El carril bici de los sueños en el lago de Garda

El Carril bici de los sueños empieza en Limone sul Garda, en la ribera oeste del lago; una pasarela espectacular aferrada a una cresta rocosa que domina el agua, colgada a 50 metros sobre el nivel del lago. La pista llega hasta la frontera con la región de Trentino y permite, pedaleando lentamente, disfrutar de una vista realmente única, fascinante incluso al anochecer gracias al sistema de iluminación que lo hace viable por la noche. El carril bici forma parte del proyecto más amplio de la Ciclovía del Garda , de 140 kilómetros circulares que permitirá dar la vuelta al Lago de Garda.

4. Ruta Verde Franciacorta Brut

Un itinerario embriagador de anillo de 30 kilómetros a través de viñedos en terrazas de la zona vitivinícola de la provincia de Brescia, donde se producen los célebres espumosos, que comienza y termina en Clusane d'Iseo. Pedaleando sobre suaves colinas salpicadas de iglesias parroquiales y monasterios, como el de San Pietro in Lamosa, se bordea el lago de Iseo: recomendamos embarcarse para una excursión a Monte Isola, uno de los pueblos más bonitos de Italia, que además ofrece un itinerario ciclista para visitarlo. La Reserva Natural de Torbiere del Sebino, que se puede recorrer a través de pasarelas de madera, es todo un descubrimiento. Desde aquí merece la pena extenderse hasta el extremo opuesto del lago para llegar a Lovere, también incluido entre los pueblos más bonitos de Italia.

5. La vía ciclista del río Oglio

Es un tramo importante de una amplia red europea de rutas ciclistas diseñada para conectar Alemania, Austria y Suiza con Venecia, la puerta de acceso al Mediterráneo. El largo tramo en Lombardía abarca toda la Val Camonica, pasando por los puertos alpinos del Tonale y Aprica, el parque alpino de Adamello, Valtellina y el curso del río Adda, pedaleando por las montañas de la región: aquí se celebra cada año, entre mayo y junio, el Bike Tour del río Oglio, en el que profesionales y aficionados atraviesan toda la ruta desde Ponte di Legno hasta la desembocadura del Po. La joya de la corona son los grabados rupestres de Val Camonica, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que pueden visitarse en ocho parques equipados repartidos por los municipios del valle.  

Le puede interesar