Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

Lombardía: 10 tesoros por descubrir entre Milán y sus alrededores

Un fin de semana en Milán, no para disfrutar de una de las muchas semanas temáticas, desde la moda hasta el diseño, sino para descubrir las obras maestras del arte. Parece fácil, pero el dilema es ineludible, dado el <strong>inmenso patrimonio cultural de la capital lombarda y sus alrededores</strong>, literalmente salpicado de casas históricas, esculturas, colecciones pictóricas y pueblos pintorescos.
¿Por dónde empezar? De este decálogo mínimo, os proponemos:

1. El Cenáculo Vinciano en Milán

Es imperativo comenzar por el Cenáculo de Leonardo da Vinci, la obra maestra que el mundo entero nos envidia y que se encuentra en el refectorio del convento de Santa María de las Gracias en Milán. En cualquier caso, recuerda que es obligatorio reservar y que el tiempo es limitado para que el mayor número posible de visitantes pueda admirar esta maravilla.

 

2. Pinacoteca de Brera en Milán

Nuestra segunda parada es en la Pinacoteca de Brera, una galería nacional que alberga una colección de obras, entre las que se cuentan algunas de las mayores obras maestras de la historia del arte mundial, como el famoso Beso de Hayez. 

3. La catedral de Milán

Su fachada exterior es probablemente uno de los monumentos más fotografiados de Italia, pero te aconsejamos que te tomes un tiempo y te centres en esta obra maestra del arte gótico haciendo una visita guiada e incluso subiendo a las terrazas para disfrutar de las espectaculares vistas de la ciudad. 

4. Palacio ducal de Vigevano

Si tienes tiempo para visitar los alrededores de la capital lombarda, comienza con la plaza Ducal de Vigevano, de estilo renacentista, el auténtico corazón de la ciudad, y la Catedral que se asoma a ella.

5. Palacio del té en Mantua

Este extraordinario ejemplo de villa renacentista es la obra más importante de Giulio Romano, quien la construyó para Federico II Gonzaga como símbolo de su amor por Isabella Boschetti. En la actualidad, es la sede del museo homónimo, que acoge interesantes exposiciones y eventos temáticos. 

 

6. La cartuja de Pavía

La cartuja de Pavía, joya renacentista encargada por Gian Galeazzo Visconti, te cautivará por su magnificencia artística y su intensa espiritualidad. Por aquí han pasado monjes cartujos, benedictinos y cistercienses. Estos últimos siguen habitando en el monasterio en la actualidad, donde llevan una vida monacal y se encargan de las visitas guiadas.

7. Villa Real de Monza

Un imponente palacio se alza en medio del exuberante parque de la ciudad. Es una visita obligada, más aún hoy, después de que una importante restauración haya devuelto a la villa su esplendor original. Tanto si haces una visita guiada como si no, recuerda recorrer los pasillos hasta llegar a los aposentos donde transcurría la vida de la realeza. 

8. Villa Borromeo Visconti Litta en Lainate

Esta villa, situada no lejos de Milán, está rodeada por un parque espectacular que, por sí solo, merece la pena visitar. La belleza de los juegos de agua, junto con el complejo del ninfeo, hacen de este jardín una joya del arte donde la naturaleza y la arquitectura conviven en perfecta armonía. 

9. Bellagio

Hemos oído hablar a menudo de ella por la presencia de personalidades de ultramar que rondan la zona, pero, en cualquier caso, la “perla del Lario” merece una visita. Con o sin celebridades, este pueblo de la provincia de Como es tan especial que se considera una obra maestra al aire libre. 

10. Roca Borromea de Angera

El símbolo de la ciudad de Angera se alza con orgullo desde lo alto de una colina de roca, sobre la que está construida. Su interior alberga el original Museo de la Muñeca, el primero en Italia, que fue inaugurado en 1988. Con el paso de los años, se ha ido ampliando y enriqueciendo, y hoy en día no faltan las secciones dedicadas a los juguetes y la ropa infantil.