Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

liguria

Cinque Terre, encantadores pueblos con vistas al mar de Liguria

26 septiembre 2022

5 minutos

Nada menos que 18 kilómetros del maravilloso y rocoso litoral ligur dominado por una cadena de montañas paralela a la costa y enriquecido con preciosas playas, bahías y aguas profundas, pero también por viñedos en terrazas y olivares con los típicos y antiguos muros de piedra seca.

Las Cinque Terre ofrecen un patrimonio natural de gran variedad: con Porto Venere y las islas de Palmaria, Tino y Tinetto, se han incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO como ejemplo significativo de cómo el hombre puede modelar el medio ambiente respetándolo. 

1. Qué son las Cinque Terre y dónde se encuentran

Las Cinque Terre, un tramo de costa de Liguria oriental, son joyas situadas entre Punta Mesco y Punta di Montenero, en la provincia de La Spezia. Monterosso al Mare, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, empezando por el este, son los encantadores pueblos que disfrutan de esta privilegiada posición en el mar Mediterráneo.

Pequeñas y vinculadas a cada pueblo de la zona, las playas de las Cinque Terre tienen fama de ser estrechas y de guijarros, pero si no te gustan las piedras, no te preocupes: puedes optar por Monterosso, donde encontrarás una playa de arena suave. El litoral es una sucesión de escarpados espolones de piedra, pequeñas orillas y hermosos barrancos.

Los aficionados al deporte estaréis más interesados en los famosos senderos de las Cinque Terre, durante siglos la única unión entre los distintos pueblos, que recorren más de 120 kilómetros y permiten visitar todo el territorio. 

2. Historia e información sobre las Cinque Terre

Los primeros indicios de presencia humana en esta zona se encuentran en los yacimientos de la gruta dei Colombi, en la isla de Palmaria, donde se encontraron huesos y fósiles de animales y artefactos que datan del Paleolítico. También hay numerosos artefactos neolíticos que sugieren que fue un punto habitado por cazadores que vivían en cuevas o refugios en la roca.

Los menhires de Liguria, encontrados en la zona de Campiglia Tramonti, cuentan otra parte importante de la historia de la zona: parece que estas piedras tenían una función relacionada con el calendario o eran precursoras de las estelas encontradas en la cercana Lunigiana.

Durante la edad de Bronce, los centros agrupados en pequeños distritos estaban dirigidos por castillares en posiciones dominantes con funciones defensivas. El castillar más cercano a las Cinque Terre se encuentra en el monte Castellaro, en el valle del Pignone, un importante asentamiento estable de la época. 

3. Por qué las Cinque Terre son patrimonio UNESCO

Las Cinque Terre, Porto Venere y las tres islas de Palmaria, Tino y Tinetto fueron inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1997 como lugares culturales de valor excepcional, que representan a la perfección la interacción armoniosa entre el hombre y la naturaleza, en un paisaje cultural que ha alcanzado una calidad paisajística inigualable y que narra un modo de vida tradicional que ha desempeñado un importante papel socioeconómico en la vida de la comunidad durante más de mil años.

El Parque Nacional de las Cinque Terre es una maravilla para explorar a pie o en bicicleta con sus 120 km de senderos temáticos escénicos: prueba el que recorre los viñedos del vino de pasas local Sciacchetrà o el que permite descubrir antiguos asentamientos. O, si lo prefieres, uno de los itinerarios de natación y kayak que ofrece el área marina protegida.

4. Los lugares más bonitos para visitar en las Cinque Terre: 8 lugares que no te puedes perder

Tanta belleza puede confundir: ¿qué ver en las Cinque Terre? He aquí 8 etapas que no debes perderte.

El primero es Monterosso al Mare, un reconocido centro turístico con elegantes villas y la hermosa playa de Fegina. Sus carruggi, las típicas calles estrechas, conducen al centro histórico, donde se pueden admirar sus obras maestras, como iglesias y monumentos. También se encuentra aquí el parque literario dedicado al poeta Eugenio Montale.

Sigue hacia Vernazza, un pueblo que se desarrolla en torno al pequeño puerto ya utilizado en época romana. La pequeña plaza que da al mar y la iglesia gótica dedicada a Santa Margarita de Antioquía son los principales atractivos junto con el castillo Doria, una defensa contra los ataques procedentes del mar.
La tercera parada va directa al corazón y te dejará a boca abierta: es Riomaggiore, el corazón del parque del mismo nombre y un pintoresco pueblo de pescadores con casas altas y estrechas pintadas con tonos pastel y callejuelas.

En Porto Venere, que forma parte del sitio UNESCO y es un codiciado destino de vacaciones, tienes que detenerte durante mucho tiempo. Es la combinación perfecta de naturaleza y arquitectura, caracterizada por los colores vivos de las casas, las callejuelas, los tramos de escaleras y el puerto deportivo digno de una postal.

También merece la pena que visites Corniglia, un pueblo vinícola encaramado en la cresta del promontorio y conectado a la playa por un tramo de 365 escalones. Por último, la aldea de Manarola en las Cinque Terre, te fascinará: se alza sobre una gran roca negra y es conocida por la producción de un excelente aceite de oliva y del codiciado vino de pasas Sciachetrà.

Los aficionados al senderismo os enamoraréis del sentiero Azzurro, el más fácil, famoso y visitado de las Cinque Terre, que serpentea por el parque nacional en 4 tramos: Riomaggiore - Manarola, tramo también conocido como la Via dell'Amore de las Cinque Terre, Manarola - Corniglia, Corniglia - Vernazza y Vernazza - Monterosso al Mare. 

5. Los productos típicos de las Cinque Terre: 2 especialidades que tienes que probar

515865124

En primer lugar, la buena bebida. Unas vacaciones en esta zona tienen que incluir una cata de vinos de las Cinque Terre y, en particular, de las producciones más importantes: el vino blanco D. O. C. y el Sciacchetrà.

Los blancos, procedentes de las uvas blancas Bosco, Albarola y Vermentino, se sirven fríos: perfectos para acompañar aperitivos, como las anchoas de Monterosso, pescadas desde el mes de junio y dejadas madurar en sal, en barriles de castaño o en macetas de terracota. Un manjar con un intenso sabor a mar.

En cambio, tienes que tomar el vino Sciacchetrà delle Cinque Terre con un postre, un vino dulce y de meditación, un passito intenso y estructurado. Pruébalo con pastas secas, pandolce genovés, quesos azules y postres en general.