Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Corniglia

Resumen

Corniglia, un pueblo con vistas, que domina las Cinque Terre desde arriba

Situado sobre un espectacular acantilado, Corniglia es el único pueblo de Cinque Terre que no tiene salida directa al mar.

El mar Tirreno se abre abajo, a un centenar de metros del pueblo. En los alrededores solo se extiende la verde vegetación del Parque Nacional de Cinque Terre, salpicado de terrazas cultivadas con viñedos y olivos.

 

El escenográfico ascenso al pueblo

Si llegas en alguno de los numerosos trenes que recorren el tramo situado entre La Spezia y Levanto, te recomendamos como alternativa del coche, para ascender a la cumbre te espera la Escalinata Landarina: 33 rampas con un total de 377 escalones, que te darán la sensación de estar flotando entre la roca y el agua.

Es así como ascenderás al promontorio, sobre el que se arremolinan las casas del pueblo a una altitud de 100 metros, entrando inmediatamente en la magia del paisaje.

Tómate tu tiempo para pasear a la sombra de las callejuelas, mientras admiras las casas de piedra y los antiguos edificios religiosos. Entre ellos destaca la iglesia parroquial de San Pietro, de estilo gótico-ligur: el primer detalle que llama la atención es el rosetón de la fachada, tallado delicadamente en mármol de Carrara. Dirígete luego al Oratorio de los Disciplinados de Santa Catalina del siglo XVIII. Desde el Santuario de San Bernardino, el panorama es uno de los más sugerentes. Seducido por este pueblecito, puedes decidirte que te quedas un poco más, alojándote en algún hotel pequeño o en algún apartamento o habitación de alquiler, que emprendedores locales ponen a tu disposición. En Corniglia no se ha construido ningún Gran Hotel, lo cual es otro motivo de su encanto.

 

Una densa red de senderos

Cuando estés planeando una visita a Corniglia, no te olvides de llevarte en la mochila un buen suministro de agua, algo de comer y calzado de trekking. Y es que aquí podrás caminar por una densa red de senderos y solo encontrarás naturaleza en tu camino.

Si quieres darte un chapuzón, cerca de la estación de ferrocarril encontrarás el Spiaggione, mientras que otra escalera que parte de Corniglia en dirección a Vernazza conduce a la playa de la Marina.

No te olvides de ascender a la parte más alta para entrar en contacto directo con el espléndido territorio del interior, en las laderas cercanas al mar: formarás parte del paisaje más emblemático de Cinque Terre, declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Uno de los senderos más bonitos es el que va desde Corniglia hacia Manarola, otra perla de las Cinque Terre, pasando por la aldea Volastra.

Recorre las laderas a lo largo de un sendero, que también tiene tramos muy empinados y escalones escarpados. A simple vista se abarca toda la línea costera, rodeado de árboles frutales, huertos, olivares y viñedos.

 

La ingeniosa técnica agrícola de las terrazas

Una tierra tan maravillosa como salvaje. Sin embargo, el hombre ha encontrado la manera de domesticarla, haciéndola cultivable mediante una técnica ancestral, ya conocida en la Edad Media: las terrazas sostenidas por muros de piedra seca, típicas de toda la zona comprendida entre el mar de Liguria y los Apeninos. Una vez despejada la pendiente, las terrazas albergan huertos, olivares y los famosos viñedos, de los que se elaboran los vinos de Liguria. Todo un espectáculo, que te acompañará durante tu ruta de senderismo y una obra maestra de la ingeniería agrícola.

 

Vinos preciosos

El premio a la caminata más extenuante, una vez de vuelta en el pueblo, es una copa de vino para acompañar la cena o una selección de aperitivos.

Elige para ello la enoteca o el bar de vinos que más te guste: en Corniglia no te será difícil encontrarlos. Céntrate en los extraordinarios vinos locales, los vinos blancos DOC y los vinos tintos IGT de Cinque Terre. Y no te saltes el rito del postre, porque aquí se combina con el raro y preciosísimo Sciacchetra: un passito (vino dulce) Presidio Slow Food Pasito Lenta que cuenta con una antigua tradición y que se elabora con uvas procedentes de viñedos locales en terrazas.

 

Guvano, una playa legendaria con un ambiente de los años setenta

Antes de dejar Corniglia, la curiosidad podría llevarte a hacer una visita relámpago a la Playa de Guvano. En los años 70, fue un punto de referencia para naturistas y ecologistas. Sin embargo, aún hoy en día conserva un encanto especial, incrustada en una pequeña bahía protegida de las rocas que hay a sus espaldas. A ella se puede llegar por mar con barcos privados de alquiler o a través de un sendero, aunque a veces está cerrado al paso. En la actualidad aún sigue siendo un destino favorito de los amantes del nudismo.

Opiniones
Opiniones
()
Corniglia

19018 Corniglia SP, Italia

Explora los alrededores

Cercano