Saltar el menú
Sea
liguria

La Riviera de Poniente de Liguria

Un viaje por la Riviera de las Palmeras y la Riviera de las Flores entre pueblos, mar y naturaleza.

2 minutos

Costas escarpadas, largos acantilados, encantadores y característicos pueblos costeros, todos ellos diferentes entre sí, si bien todos reflejan la tipicidad del mismo paisaje, el de la Riviera de Liguria, tradicionalmente dividida en la Riviera de Poniente (al oeste) y la Riviera de Levante (al este).

De Génova a Francia, entre las provincias de Savona e Imperia, en la franja de tierra que separa a Italia de la frontera francesa, se encuentran la Riviera de las Palmeras y la Riviera de las Flores, lugares donde unos pueblos magníficos se alternan con una naturaleza verde y exuberante. La Riviera de las Palmeras abarca toda la provincia de Savona, con Varazze y Spotorno, con más de 1500 kilómetros cuadrados de costa, valles y montañas donde se vive entre el azul del mar y el verde de los olivos y los pinos. Incluido entre los pueblos más bonitos de Italia, Finale Ligure está compuesto por Finalmarina, con su espléndido paseo y sus «carruggi», elegantes tiendas y acogedores cafés, Finalpia y, más adentro, Finalborgo.

Pietra Ligure, una ciudad costera, está rodeada de verdes colinas y de espléndidas playas con acogedoras instalaciones para alojarse y balnearias, destino de un intenso turismo interno procedente de las grandes ciudades del norte de Italia. La historia, el arte, la diversión y el mar, cuyos fondos merece la pena descubrir (especialmente alrededor de la isla Gallinara, que desde 1989 es reserva natural regional), hacen que Albenga sea una de las ciudades más importantes de la Liguria occidental. ¿Cómo no mencionar, por último, a Alassio, donde se encuentra la famosa pared con las firmas de la gran cantidad de celebridades que se han alojado en este precioso pueblo, el mismo Muretto (Murito) que dio nombre al concurso de belleza que cada verano elige a la chica más bella? 

La última franja occidental de Liguria, más conocida como Riviera de las Flores, es famosa por su agradable clima. La Riviera está salpicada de joyas como San Remo, la ciudad de las flores (no te puedes perder el rico mercado), famosa por el Festival de la Canción Italiana y el casino. San Remo también ofrece un campo de golf panorámico. Bordighera es una de las localidades más refinadas de la costa. Desde aquí, en los días despejados, la vista se extiende desde Arma di Taggia hasta Montecarlo. La ciudad es famosa por las palmeras, que también se exportan a la Costa Azul. La última localidad antes de la frontera es Ventimiglia. Su centro histórico alberga tesoros artísticos extraordinarios y, en parte, escondidos, en la orilla izquierda del Roja.

Le puede interesar

¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.