Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Esquiar en Abruzos

Abruzos, tierra de montañas y de parques, presume de numerosas estaciones donde es posible transcurrir estupendas jornadas disfrutando de los deportes invernales. 

Las montañas de los Abruzos ofrecen una nieve excelente en los meses más fríos y las temperaturas rígidas permiten mantener el manto de nieve gracias también a la aportación de nieve artificial.
Las zonas de esquí en Abruzos cuentan con un total de 400 km de pistas, de las cuales las más conocidas son Campo Felice, Ovindoli y Roccaraso, pasando por la legendaria estación del Gran Sasso Imperatore, hasta PescasseroliTagliacozzo Passo Lanciano.

La cercanía a Roma (la mayor parte de las localidades se encuentran a menos de dos horas de la capital italiana), la belleza de la naturaleza (se puede esquiar en cuatro parques nacionales) y la hospitalidad de sus habitantes, son los puntos fuertes del esquí en Abruzos.

1. Roccaraso

Roccaraso es la reina de las propuestas de esquí del centro-sur de Italia. Situada a 1250 metros sobre el nivel del mar, conocida ya a principios de siglo XX, es la localidad de esquí más conocida y acondicionada de los Apeninos, en la provincia del Aquila, en los Altiplanos Maggiori, una de las dos grandes zonas protegidas de los Parques Nacionales, el Parque Nacional de los Abruzos y el de Majella.
La equipada estación turística propone una zona de esquí (Aremogna-Montepratello) con una trentena de modernísimos remontes con 110 km de descenso. Las pistas de fondo, el snowpark, la posibilidad de practicar esquí-excursionismo y el estadio del hielo completan la oferta dentro de un ambiente natural de gran belleza.

Las excelentes dotaciones hoteleras y comerciales, los centros de salud y belleza y las numerosas posibilidades de relax aseguran unas vacaciones activas, en nombre del bienestar psicofísico y de la relajación que se enriquece con las propuestas de las vecinas localidades de Rivisondoli Pescocostanzo.

2. Campo Felice

Nacida en los años 60, Campo Felice, es una estación de esquí famosa y muy frecuentada por los esquiadores romanos desde entonces. Campo Felice presenta 16 kilómetros de pistas para todos los gustos y con desniveles que superan incluso los 600 metros. En la misma zona se puede atravesar con los esquíes dos vertientes: desde el Altiplano delle Roche (Rocca di Mezzo, Rocca di Cambo y Ovindoli) hasta el de Campo Felice (Tornimparte); desde  lo alto del Monte Rotondo se puede observar el evocador panorama de los montes de los Abruzos con el Gran Sasso, la Majella y el Velino.

3. Ovindoli

En Ovindoli, la montaña ha sido redescubierta en toda su belleza a través de modernas estructuras de esquí que permiten a esta localidad situarse entre las más importantes del centro-sur de Italia. El complejo parte de los 1400 metros alcanzando los 2220 a lo largo de 30 km de pistas.
También Pescasseroli, en el Aquila, está dotada de modernos remontes: tres telesillas, tres ski-lift y un espacio para principiantes, a través de una variada sucesión de más de 20 kilómetros de pistas, algunas de las cuales superan los 7 km de largo.

4. Campo Imperatore

Campo Imperatore es la primera estación de esquí nacida en los Apeninos, surge en los márgenes del famoso altiplano homónimo dominado por las cimas del Gran Sasso. Se trata de una de las zonas más frías de Italia y se caracteriza por una nieve compacta desde noviembre hasta abril. En verano se accede desde distintas carreteras mientras que en invierno el medio más cómodo es el famoso teleférico que une Campo Imperatore con el municipio de Assergi.
Las pistas que componen la estación de esquí miden casi 15 km y se presentan con cuatro remontes. Se dispone de 60 km de pista para el esquí nórdico y un snowpark para practicar snowboard.

5. Prato Selva e Prati di Tivo

En el lado opuesto del Gran Sasso, en la provincia de Teramo, se encuentra Prato Selva, una pequeña estación de 1400 metros de cuota, que ofrece a los amantes del esquí algunos de los más largos descensos de la zona. Pista larguísimas, dulces y variados declives, inundada de sol desde el amanecer hasta el atardecer y con una nieve óptima, es la meta ideal para el esquí de fondo y el alpinismo gracias a los cómodos y seguros senderos. También las pistas de los Prati di Tivo se encuentran en la provincia de Teramo, a los pies del lado septentrional del Corno Piccolo. Las instalaciones sirven a 20 km de pistas de descenso al lado de las cuales se sitúa una pista de fondo. La zona de Parti di Tivo es famosa en verano por sus posibilidades para practicar el excursionismo y la escalada y está llena de itinerarios para el esquí alpino.

6. Para los amantes del deporte

Entre los deportes con una consolidada tradición, el ciclismo cuenta con recorridos free-ride, downhill y cross-country en Pizzalto y el patinaje artístico sobre hielo.  El Palaghiaccio de Roccaraso aparece dotado  de una moderna pista olímpica (30m x 60m). En verano, (de junio a septiembre) el parque de aventuras ofrece l aposibilidad de cimentarse a través de dos recorridos (el verde y el azul) con distintas dificultades dentro del bellísmio bosque de pinos en la localidad de Ombrellone (carretera hacia Aremogna).