Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Ciudad

Téramo, fusión de naturaleza e historia

Entre el mar Adriático y el Gran Sasso, en una zona rodeada de olivos e hileras de viñedos, se encuentra Téramo, considerado uno de los pueblos más bellos de los Abruzos.

24 junio 2022

4 minutos

Los fascinantes paisajes naturales se mezclan con un impresionante patrimonio artístico y cultural y hacen de Téramo el destino ideal para los amantes de la naturaleza que quieran disfrutar de un largo viaje en el tiempo para descubrir los pueblos y las culturas que han hecho historia en esta zona desde el siglo VIII a. C.

1. Historia y curiosidades de Téramo

El origen de Téramo es muy antiguo. Antes de la conquista romana, entre los siglos VIII y V a. C., la zona de Téramo era conocida como Aprutium, nombre del cual se deriva Abruzzo. En el año 449 a. C., con la entrada de los romanos en Etruria, Téramo participó en las guerras samnitas y, posteriormente, en la guerra social contra Roma que libraron los pueblos itálicos.

La guerra fue desfavorable para los pueblos de los Abruzos, pero Roma decidió extender la plena ciudadanía a todos los pueblos itálicos. Los vestigios de la época romana y medieval siguen estando presentes en toda la ciudad de Téramo, a pesar de los terremotos y las epidemias que afectaron a la ciudad posteriormente.

2. Ver en Téramo en 6 paradas imprescindibles

El río Tordino y el arroyo Vezzola rodean el centro histórico de Téramo, que se puede recorrer fácilmente en un día. Elegir qué ver en Téramo es fácil, basta con recorrer los cuatro barrios históricos de la ciudad para viajar en el tiempo entre iglesias, monumentos, y restos romanos.

Hay algunos lugares que no puedes perderte si visitas Téramo por primera vez, empezando por la Catedral de Santa María Assunta. Su fachada alterna dos estilos arquitectónicos: la parte superior es gótica y la parte inferior es románica. En el interior también se encuentra esta alternancia de estilos, donde el románico del siglo XIII está flanqueado por el gótico del siglo XIV, y la capilla de la Sacristía Nueva, construida a principios del siglo XVIII.

El corazón de Téramo es la Plaza de los mártires de la libertad, dominada por la catedral y dos edificios históricos, el Palacio Episcopal, que alberga la Diócesis de Téramo, y el Palacio Costantini.

A menos de 200 metros de la plaza se encuentran los restos del teatro romano de Téramo, construido en la época de Augusto y todavía objeto de excavaciones que sacarán a la luz otras partes de la estructura original. Hacia el oeste se encuentran los restos del anfiteatro romano, del que se puede admirar parte del muro de ladrillo exterior.

3. Qué hacer en Téramo entre parques y antigüedades

Paseando por Téramo en busca de qué hacer y ver es fácil llegar a uno de los dos ríos que rodean la rodean y que a lo largo de los siglos han sido excelentes aliados para los ciudadanos. El Parque Fluvial del Tordino y la Vezzola recorre las dos orillas de los ríos del mismo nombre y proporciona paz y refugio del sol en las horas más calurosas del día. Aquí se puede caminar, practicar deportes al aire libre o ir en bicicleta por el carril bici que lleva a la necrópolis y al templo de Ponte Messato.

El parque Ivan Graziani, dedicado al difunto cantautor nacido en Téramo, es otro lugar atractivo para relajarse mientras se come un helado. Después puedes volver al centro histórico para ver la curiosa Fuente de los Dos Leones en la plaza Orsini, creada por el escultor Pasquale Morganti a finales del siglo XIX para celebrar la ampliación de la red de suministro de agua de la ciudad.

4. ¿Qué comer en Téramo? 6 platos indispensables

La tradición culinaria de Téramo extrae sus aromas y sabores de antiguas tradiciones campesinas. Es fácil elegir qué comer en Téramo siguiendo nuestros consejos. En la época más fría, hay que probar el cardo en caldo, perfecto para los vegetarianos.

Sin embargo en cualquier momento del año el dilema será éste: ¿maccheroni alla chitarra con cordero y cerdo o canelones rellenos de carne mixta y queso parmesano? Para una comida única, pruebe las scrippelle 'mbusse, creps con caldo y un sabor delicado pero abundante.

Para terminar la comida con algo dulce, prueba los Sassi d'Abruzzo, un dulce de almendras tostadas con cacao y canela, y los pepatelli, galletas secas hechas con miel y una pizca de pimienta. 

5. 3 lugares insólitos para descubrir en Téramo

La ciudad medieval de Téramo domina la colina de San Venanzio y está dominada por el Castillo de Monica, pensado y diseñado por el artista teramense Gennaro Della Monica como su residencia privada de estilo neogótico muy en boga en la época. Iniciado en 1889 en el emplazamiento de la antigua iglesia de San Venanzio, ahora destruida, y terminado en 1917, el castillo es ahora propiedad del municipio de Téramo.

La Torre Bruciata de Téramo te hará retroceder en el tiempo hasta el siglo II a.C. Es un baluarte romano en forma opus quadratum que debe su nombre al grave incendio que destruyó la ciudad de Téramo en 1156.

Cerca de la torre se puede visitar la iglesia de Sant'Anna dei Pompetti, lo que queda del cuerpo de la antigua catedral de Santa Maria Aprutiensis, también destruida en el incendio provocado por el conde de Loretello. Sin embargo, hay algo que se ha salvado y que merece ser admirado: un fresco del siglo XII que representa a dos ángeles sosteniendo un clípeo con la mano de Dios dando la bendición.