Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

ABRUZOS

El lago de Scanno, una auténtica perla para aficionados y deportistas

Su forma de corazón conquista a los más románticos, mientras los deportistas y los amantes de la naturaleza buscan su lado salvaje e innegablemente encantador: el lago de Scanna es la masa de agua más pintoresca y visitada de los Abruzos.

1. Un paisaje impresionante con 3000 años de historia

Un entramado de contrastes cromáticos, matices y claroscuros juegan con el azul celeste, el denso verde de la vegetación y el blanco de las cumbres, a menudo nevadas. Una historia repleta de leyendas. 

Formado tras un desprendimiento ciclópeo del monte Genzana, el lago de Scanno es fascinante. Expertos datan su origen hace unos 3000 años, aunque una leyenda local lo sitúa mucho antes: se creó durante una guerra en la que los soldados romanos se enfrentaron a Battifolio, un rey local. Ante una derrota segura Battifolio lanzó un hechizo que cubrió el campo de batalla con agua, creando un lago que impedía el avance de los enemigos. 

2. Una posición privilegiada para un paisaje cautivador

Situado al pie de los densos bosques de la Montagna Grande, el lago de Scanno, dentro de la Reserva del Monte Genziana, es una amplia cuenca a 922 metros sobre el nivel del mar, con una profundidad máxima de 36 metros. La principal atracción turística del valle del Sagittario es además desde hace años un destino popular para quienes disfrutan de la belleza del lugar y del clima, la comunión con la naturaleza, y sus orillas y tentadoras aguas. 

Una vez en la zona es imprescindible visitar Scanno, un espléndido pueblo medieval que es uno de los más conocidos y característicos de los Abruzos. El casco antiguo, con sus viejas casas apiñadas, palacetes, escaleras, y densas callejuelas, conserva una floreciente tradición de orfebrería y encaje de bolillos. 

Subiendo por el desfiladero de Sagittario hasta Scanno es posible visitar el lago de San Domenico, notorio por la ermita de San Domenico, una cueva excavada en la roca caliza en la que, según la historia, alrededor del año 1000, se alojó San Domenico. A la ermita se accede cruzando un encantador puente de estilo medieval y está dedicada al monje benedictino que vino de Sora y a los milagros que realizó durante sus andanzas.

3. Un toque de espiritualidad y misterio

Entre los lugares insólitos de la zona destaca la iglesia dedicada a Santa María de la Anunciación, conocida como Madonna del Lago, en la orilla sur. Lugar de peregrinación y devoción, contiene ricos frescos de pintores locales. 

Esta perla de los Abruzos también atrae a los amantes del misterio: los buzos del INGV confirman que, en su parte norte, es posible medir la actividad de los campos magnéticos cuyas anomalías son fuente de leyendas, invenciones, e historias fascinantes. 

Si los paseos por la naturaleza y el silencio ayudan a reconectar con el mundo, las aguas verdes y cristalinas son el escenario de excursiones en canoa y barcas de pedales, y deportes acuáticos. Tanto pescadores como observadores de aves se lo pasarán en grande. La fauna piscícola es abundante, y, según la temporada, ánades reales, garzas, somormujos y gallinetas pueblan la superficie del lago .

4. Especialidades gastronómicas tradicionales

La tradición culinaria de la zona es casera y pastoril, con sabores intensos y sencillos: queso de cabra, carne a la brasa, sabrosos primeros platos y pescado traído directamente del lago. La pastelería también cautiva a los golosos con galletas secas, ferratelle, mostaccioli y pan dell'orso.


Leer más
Acerca de http://www.comune.scanno.aq.it