Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Ciudad

Bolzano, una ciudad encantadora rodeada de montañas

Bolzano, capital del Trentino Alto Adigio, es una ciudad fascinante, un reconocido centro turístico y de negocios situado en una hermosa cuenca, el Valle del Adigio.

31 agosto 2022

4 minutos

Rodeada de montañas, es punto de encuentro entre dos culturas diferentes, la mediterránea y la centroeuropea, cuya perfecta mezcla caracteriza la arquitectura, las calles, plazas y arcos de su centro histórico. 

Un ambiente ordenado, tranquilo y relajado caracteriza a Bolzano y sus alrededores, salpicados por los viñedos de Renon y Guncina, que producen excelentes vinos.

Una rica tradición culinaria, mucha naturaleza virgen con los imponentes Dolomitas como telón de fondo, una inmersión en el pasado: Bolzano es un destino popular para experimentar y descubrir.

1. Historia de Bolzano y curiosidades

La historia de Bolzano es definitivamente interesante. La ciudad adquirió una estructura urbana a partir de finales del siglo XII, cuando el obispo de Trento insertó una nueva aldea de comerciantes en el antiguo contexto de asentamientos dispersos de la cuenca de Bolzano.

La Bolzano medieval es un interesante ejemplo de la compleja dinámica social, económica y política que caracterizó a otros centros urbanos del área alpina, con su controvertida relación con el campo.

Esta relación poco idílica dio lugar a un enfrentamiento entre los obispos de Trento y los condes del Tirol, convirtiéndose en un conflicto militar que vio su fin después de casi un siglo con la llegada de los Habsburgo a Italia.

Otro personaje histórico que marcó una época de especial esplendor en Bolzano fue Claudia De Medici, quien, a través de su papel de regente del Tirol, hizo valer su pueblo adquirido frente a la Alta Austria, ampliando las fronteras de la región.

Los legados de su mecenazgo pueden encontrarse aún en toda la ciudad, empezando por la renovada Piazza delle Erbe y pasando por todo el desarrollo urbano barroco.

2. Qué ver en Bolzano: 3 lugares que no te puedes perder

La vida en Bolzano fluye serenamente a la sombra de sus Dolomitas, con centros de bienestar, buena comida y oportunidades para el deporte, el tiempo pasa con gracia.

Bolzano es también la parada ideal para realizar un viaje por la historia y la cultura del lugar, perdiéndose en su belleza. Qué ver en Bolzano: Aquí están las 3 paradas que no hay que perderse:

  • El buen salón: la primera visita sólo puede ser a la Plaza Walther de Bolzano, el centro neurálgico de la ciudad, lleno de elegantes cafés en los que detenerse y respirar la magia del lugar. En invierno, déjate llevar por el ambiente festivo con el esperado Mercado de Navidad.
  • El lugar del espíritu: la segunda parada es la Catedral de Bolzano, de gran importancia construido sobre tres iglesias, una paleocristiana, otra altomedieval y otra románica. Su campanario gótico es considerado el más bello de la región.
  • El alma centroeuropea: no se puede decir que se conoce esta ciudad sin ver la Plaza de las Hierbas de Bolzano, que acoge el mercado de frutas y verduras desde 1295. Un lugar en el que los habitantes de Bolzano hacen sus compras desde hace más de 800 años, una oportunidad para dar un paseo por la plaza, con sus pórticos y calles, para respirar el ambiente centroeuropeo de la ciudad.

Recuerda visitar el Museo Arqueológico del Alto Adigio. Aquí podrás aprender todo sobre Ötzi el Hombre de Similaun, la momia encontrada en 1991 al pie del glaciar de Similaun de la Edad del Cobre.

Planifica una excursión a Castel Firmiano, a las afueras de Bolzano, y a Castel Roncolo, una fortaleza medieval en Renon.

3. 3 ideas para hacer en Bolzano

Moderna y tradicional, ciudad y pequeño pueblo a la vez, es el destino para unas vacaciones que divierten, relajan y entretienen a toda la familia. Qué hacer en Bolzano:

Si es invierno, una visita obligada es al Mercado de Navidad de Bolzano, uno de los más grandes de Italia, que lleva 20 años atrayendo a turistas de todo el mundo, se celebra en la céntrica Piazza Walther, bellamente decorada.

Dura todo el mes de diciembre e invade las calles con un ambiente incomparable.

Nuestra segunda recomendación es válida para todas las épocas del año: la Via dei Portici de Bolzano, una oportunidad para ir de compras con sus numerosas tiendas y boutiques. Además de ir de compras, déjate llevar por su estructura medieval enriquecida por los numerosos edificios del siglo XV, como el Palacio Mercantil y el Antiguo Ayuntamiento.

4. Qué comer en Bolzano: 4 especialidades

La gastronomía del Alto Adigio es conocida por ser rica y sabrosa, basada en los excepcionales productos de la región.

  • No hay que perderse los schlutzkrapfen, o raviolis tiroleses: son medias lunas de pasta rellenas de espinacas y queso ricota, una delicia.
  • Renunciar al típico Speck del Alto Adigio sería una pena: tiene el reconocimiento I. G. P. por la Unión Europea y se prepara con pierna de cerdo deshuesada, ligeramente salada, aromatizada y luego ahumada.
  • A los amantes de la pasta les encantarán los spatzle de espinacas, ñoquis elaborados con harina, huevos, agua y espinaca, servidas con speck y crema de leche.
  • Por último, uno de los platos tradicionales más conocidos del mundo: los canederli, albóndigas de pan creadas con pan blanco duro, huevos, speck y cebolla, servidas de distintas maneras. Una sinfonía de sabor.

5. Los lugares insólitos de Bolzano

Los lugares insólitos de Bolzano son fascinantes: empieza por el MUSEION de Bolzano, el museo de arte moderno y contemporáneo con más de 4500 obras y sede de exposiciones, eventos y talleres educativos.

Símbolo de la modernidad de Bolzano, el puente de Talvera se construyó en el siglo XX sobre una estructura de madera más antigua y estrecha para dar a la ciudad un estilo más desarrollado.

Por último, vale la pena visitar el Monumento a la Victoria, una controvertida pieza de mármol que se alza justo en el punto de acceso a la parte italiana de la ciudad, encargada por Mussolini tras la ocupación italiana del Alto Adigio y en recuerdo de la victoria contra el Imperio Austrohúngaro.