Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Sport

Alto Adigio

La tirolina más larga de Europa está en Alto Adigio

En Trentino Alto Adigio hay pequeño pedazo de paraíso. Lo encontramos en el corazón de los Dolomitas, en San Vigilio di Marebbe.

Esta zona rodeada de incandescente vegetación fue la elegida para montar un parque de aventuras que deja a sus visitantes sin aliento. Se trata de <strong>Adrenaline X-Treme Adventures</strong>, la <strong>tirolina más larga de Europa</strong>.

¿Estás listo para acelerar tu ritmo cardíaco? Explotará adrenalina por todas tus venas.

1. El origen de la tirolina

Si te gustan los deportes extremos o simplemente eres una persona aventurera, seguro que sabrás lo que es una tirolina y seguro que habrás oído hablar de la del Alto Adigio.

Sin embargo, antes de contarte las características que hacen legendaria la Adrenaline X-Treme Adventures, queremos hacerte una pregunta: ¿sabes cuándo y qué originó el primer ejemplar de este descenso lleno de adrenalina? Sin entrar en demasiados detalles, solo te diremos que esta electrizante atracción existe desde hace, aproximadamente, un siglo y medio.

En sus orígenes se utilizaba de otra formal: prototipos similares se inventaron para conducir personas u objetos de un lado a otro, sobre grandes superficies, imposibles de atravesar de otro modo.

La tirolina tal y como la conocemos hoy se originó hace treinta años, en Australia, con el objetivo de transportar alimentos de una cima a otra. Posteriormente, los investigadores lo utilizaron para adentrarse en los bosques y estudiar su flora y fauna.

Y aquí estamos, listos para el día de hoy: a pura diversión y emoción.

2. Adrenaline X-Treme Adventures: la tirolina más larga de Europa

El nombre de esta tirolina no es casual, sino que contiene todo lo que está dispuesto a ofrecerte: adrenalina y aventuras extremas.

Sí, porque con 3,2 kilómetros, el Adrenaline X-Treme Adventures es el más grande de Europa. Y eso no es todo.

El inicio tiene lugar a 1600 metros de altura para un largo vuelo a través del hermoso paisaje de los Dolomitas del Alto Adigio, a una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

Partiendo de la estación superior del teleférico de Piz de Plaies, descenderás hacia San Vigilio di Marebbe, un pequeño pueblo de montaña, con un desnivel de 400 metros. En el punto más alto, un centenar de metros de vacío bajo sus pies.

Subirás en zig-zag por el valle hasta el telecabina Cianross, enganchado a una polea de alta tecnología.

El vuelo se realiza de forma individual, no por parejas, y también está abierto a niños con más de 40 kilos.

La experiencia es inolvidable, pero aún así puedes llevarte un recuerdo de este emocionante descenso, alquilando una GoPro con palo de selfie dentro del parque.