Saltar el menú
Enogastronomía

Las Rutas del Vino entre colinas y lagos a los pies de los Dolomitas

Kilómetros de viñedos en hileras ordenadas serpentean entre colinas, lagos y pueblos, dibujando románticas "rutas del vino": las 5 carreteras imprescindibles de la cadena de los Dolomitas.

2 minutos

Enclavados entre colinas, lagos y pueblos, kilómetros de viñedos enriquecen el paisaje con sus exuberantes hileras de vides. Aquí, entre campos ordenados, serpentean pintorescas "rutas del vino" salpicadas de bodegas donde es posible degustar los excelentes vinos locales: seguimos cinco de ellas a través de los Dolomitas que serán muy apreciadas por los amantes del buen vino.

Véneto: La Ruta del Prosecco y los Vinos de las Colinas de Conegliano y Valdobbiadene

Véneto: La Ruta del Prosecco y los Vinos de las Colinas de Conegliano y Valdobbiadene

El punto de partida de esta ruta es el Instituto Cerletti de Conegliano, que data del siglo XIX y es la escuela de enología más antigua de Italia. Serpentea entre pueblos y colinas, ermitas e iglesias parroquiales, villas aristocráticas y pequeños templos, así como el Molinetto della Croda, un molino del siglo XVII adosado a la cresta rocosa. El punto central de toda la ruta es la colina de Cartizze, de la que procede el vino espumoso del mismo nombre, antes de terminar en Valdobbiadene. No te pierdas una degustación del típico Marrone di Combai IGP con una copa de vino nuevo Prosecco o Verdisio.

Trentino: La Ruta del vino y de los sabores

Trentino: La Ruta del vino y de los sabores

La ruta serpentea entre los Dolomitas de Brenta, el lago de Garda y el lago de Ledro, hasta llegar a la Valsugana. Está surcada por viñedos que producen los grandes vinos locales como Trentodoc, Teroldego Rotaliano, Muller Thurgau, Marzemino, Nosiola y Vino Santo, que se pueden acompañar perfectamente con los productos que caracterizan esta ruta gastronómica, como quesos y salami, frutas y hortalizas, miel y cerveza, maíz y el aceite de oliva. No te pierdas las cercanas Ruta de las Manzanas y de los Quesos.

Alto Adigio: La Ruta de los Viñedos de Bressanone

Alto Adigio: La Ruta de los Viñedos de Bressanone

La ruta comienza desde el puente Adlerbrucke, en pleno centro de la ciudad, y se abre paso gradualmente a través del frescor del bosque, pasando por viñedos bordeados de los típicos muros de piedra seca. A lo largo del camino encontrarás tabernas rústicas tradicionales donde podrás disfrutar de una copa de vino local. El camino termina en el Monasterio de Neustift, también conocido como la Abadía de Novacella, donde comienza de nuevo el camino de vuelta a Bressanone.

Alto Adigio: La Ruta del Vino

Alto Adigio: La Ruta del Vino

Un itinerario de 150 kilómetros a través de dieciséis municipios, que comienza en Nalles, cerca de Bolzano, y termina en Salorno, en la frontera con el Trentino. A lo largo de la ruta, repleta de viñedos, más de setenta bodegas te esperan para degustar los vinos locales, como el Schiava, el Gewürztraminer y el Lagrein, quizás junto con un bocadillo típico del Tirol del sur con pan de centeno, speck y queso. Durante todo el año se organizan eventos, wine safari y visitas guiadas. En Caldaro no se te olvide una visita al Museo del Vino.o.

Friuli Venecia Julia: La ruta del vino y de los sabores

Friuli Venecia Julia: La ruta del vino y de los sabores

Atraviesa cuatro zonas DOC con sus respectivas DOCG -Picolit, Ramandolo, Rosazzo-, en una amplia extensión de viñedos que producen excelentes vinos como Pinot Grigio y Bianco, Friulano, Sauvignon, Ribolla Gialla, Cabernet Franc y Sauvignon, Merlot, Collio. Todos acompañan los platos más deliciosos de la gastronomía típica local como el jamón de San Daniele del Friuli, el queso de Fagagna, el pestat con manteca de cerdo y especias, la achicoria roja Rosa de Gorizia.

¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.