Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

El museo del parmesano

Resumen

El museo del parmesano de Soragna, una pausa entre historia y gusto

Es uno de los 4 museos gastronómicos de la zona de Parma y cuenta todo lo que hay que saber sobre uno de los productos típicos más queridos e imitados de Italia: el museo del parmesano se encuentra en Soragna, en las instalaciones de una antigua quesería, y te espera para un viaje en el sabor y la tradición del queso parmesano.

 

Una quesería en un castillo

La ubicación ya es especial, porque se encuentra a la sombra del castillo de Meli-Lupi di Soragna, un linaje de origen lombardo que aún lo habita. A pocos pasos está la plaza del pueblo y alrededor una zona verde salpicada con otros castillos. Un escenario de cuento de hadas.

El complejo del siglo XVIII que alberga el museo se llama Castellazzi. Incluye una casa colonial con bóveda de crucería, un antiguo granero y, por supuesto, la quesería con su característica forma redonda. Todo alrededor de otros pequeños edificios rústicos. Es como entrar en otra época. La parte más antigua de la quesería data de 1848.

El museo cuenta la historia de la producción del queso parmesano a través de 120 objetos que van desde el siglo XIX hasta la primera mitad del siglo XX, así como fotografías de la época y dibujos que muestran la evolución de las técnicas de elaboración y maduración. En el centro se encuentra la antigua caldera de cobre, el corazón de la quesería. Y, al final de la visita, ¡no te olvides de probar el queso en la zona de degustación!

 

El queso parmesano que le gustaba a Boccaccio

Ya en 1344, Giovanni Boccaccio menciona el queso parmesano para condimentar raviolis y macarrones en su Decamerón. Pero la historia del parmesano se remonta a más de un siglo antes, cuando los monasterios cistercienses y benedictinos eran los principales responsables de la producción de queso en la zona.

Desde entonces no se ha dejado de producir. Las tecnologías disponibles han cambiado, pero no la tradición. Sigue siendo un queso elaborado por las manos del quesero, solo con leche de vaca con una alimentación muy cuidada, a la que se añade suero y cuajo: ¡nada más! Sin embargo, el queso resultante aún no está listo, el último ingrediente es el tiempo: reposará durante 24 meses antes de llegar a la mesa.

 

Un paseo por Soragna

La ciudad de Soragna tiene muchas historias que contar. Sus raíces se remontan al neolítico, pasan por los longobardos y por la Edad Media. En 1700 incluso se convirtió en un principado del Sacro Imperio Romano.

Comienza tu visita en la Rocca di Soragna, rodeada de un jardín de estilo inglés. En el interior te esperan espléndidas habitaciones con frescos y mobiliario barroco original. A continuación, deambula por las estrechas calles del pueblo.

Lugares de interés: la Iglesia de la Beata Vergine del Camine con su convento carmelita del 1600, el oratorio de San Antonio de Padua, el santuario de la Sagrada Familia y la elegante sinagoga neoclásica. Soragna cuenta con una rica comunidad judía desde el siglo XVI.

 

El puente Taro

En el verde entorno del parque fluvial del Taro se encuentra la aldea de Ponte Taro. La principal atracción es el gran puente monumental. El primer cruce ya había sido construido aquí por los romanos. Destruido varias veces, fue reconstruida en 1170 y de nuevo en 1235, cuando una excepcional inundación se lo llevó. El actual data de 1816 y fue encargado por la duquesa María Luisa de Habsburgo-Lorena.

Opiniones
Opiniones
()
El museo del parmesano

Corte Castellazzi, Via Volta, 5, 43019 Soragna PR, Italia

Llamar +390524507205 Página web

Explora los alrededores

Cercano