Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Ciudad

Bolonia: joven, culta y generosa

Joven, viva, culta y generosa: Bolonia, una ciudad llena de encantos, merece los tres apodos que resumen los aspectos más típicos de su carácter.

24 junio 2022

4 minutos

"Dotta" (culta), porque en 1088 vio nacer la primer universidad del mundo occidental, la Universidad de Bolonia que atrae estudiantes de todo el mundo.

“Rossa” por el color rojo característico de sus tejados, que se pueden admirar desde lo alto de sus torres.
“Grassa” (gorda), porque es casi imposible resistir a la tentación de un bocadillo relleno de mortadela o un plato de lasaña humeante. 

1. Historia de Bolonia y curiosidades

La historia de Bolonia comenzó con un pequeño asentamiento umbro y pasó por la dominación etrusca, celta y romana. Merece la pena recordar el esplendor de la Bolonia medieval, cuyas huellas aún son numerosas y visibles en la ciudad.

Las históricas luchas entre los boloñeses filoimperiales y filopapales llevaron a la construcción de las torres medievales de Bolonia por la administración imperial para defender y controlar la ciudad.

Entre los siglos XIV y XVIII, la ciudad medieval se transformó en una ciudad renacentista y barroca, con el surgimiento de maravillosas residencias y la apertura al arte y la cultura. Otras revoluciones arquitectónicas tuvieron lugar entre los siglos XVI y XVII, con la creación de plazas magníficas.

 

La importancia de Bolonia como centro histórico y cultural sólo pudo afianzarse tras la unificación de Italia, otorgándole un presente afortunado. 

2. Qué ver en Bolonia: 11 lugares que no te puedes perder

Joven y sabia, llena de atractivos y puntos de interés: ¡qué difícil decidir qué ver en Bolonia! Hemos intentado hacerlo por ti.

  • El arte y la historia de Bolonia: ¿qué mejor punto de partida que la Torre degli Asinelli, símbolo de la ciudad de 97,20 metros de altura? Desde la cima se puede disfrutar de una vista fabulosa y se pueden identificar los siguientes lugares: La Piazza Maggiore, el corazón de Bolonia también cantado por Lucio Dalla, con la Basílica de San Petronio, la quinta iglesia más grande del mundo. A continuación, elArchiginnasio, el edificio más lindo de Bolonia, con un largo pórtico que cuenta con 30 arcos ricamente decorados.
  • Bolonia entre pórticos y museos: si aún no está enamorado de los característicos pórticos de Bolonia, lo estará después de esta visita. Los más famosos se extienden a lo largo de casi 4 km, desde el centro de la ciudad hasta la iglesia de San Luca. Entre los museos, hay dos visitas obligadas: el Museo Cívico Arqueológico de Bolonia, que alberga una de las colecciones arqueológicas más importantes de Italia, y el MAMbo: el Museo de Arte Moderno de Bolonia que permite recorrer la historia del arte italiano desde la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad.
  • Bolonia entre parques y barrios: no se puede decir que se ha disfrutado de todos los aspectos de la ciudad sin ver los Giardini Margherita de Bolonia, una inmersión en la naturaleza con relajantes colores y aromas. La Via del Pratello de Bolonia es otra parada obligatoria para apreciar el encanto de la ciudad. Situada en el centro histórico, caracteriza el barrio más bohemio de la ciudad, con tabernas y locales que hacen un guiño a la transgresión. 

3. Qué hacer en Bolonia: 3 consejos para vivir la ciudad

No solo el centro histórico Los deportistas no tardarán en quedar satisfechos, pueden elegir entre 20 rutas de senderismo y caminatas de diferente intensidad y dificultad por la ciudad.

Otra forma de apreciar su naturaleza es montar a caballo en Bolonia y alrededores: muchas escuelas de equitación en la zona organizan recorridos ecuestres acompañados por expertos cualificados.

Los amantes de las compras deben visitar el Mercato della Montagnola de Bolonia, donde se pueden comprar artículos de cuero, ropa, zapatos, artículos para el hogar, de segunda mano y vintage. 

4. Qué comer en Bolonia: 8 manjares que no te puedes perder

No hace falta mucho para describir la cocina boloñesa, con pocos rivales y absolutamente fantástica. Deja a un lado las buenas intenciones sobre dietas y planes detox y empecemos.

    ●      ¿Qué comer en Bolonia si no es la tan replicada cotoletta a la boloñesa? Desconfía de las imitaciones: la auténtica se elabora con carne de ternera frita en grasa, rociada con caldo de carne y adornada con jamón serrano, queso parmesano y salsa.

    ●      Si, por el contrario, eres más de primeros platos, tendrás una elección muy difícil entre la lasaña boloñesa y la sopa de tortellini, los passatelli o los tallarines a la boloñesa.

Aunque a veces, seamos sinceros, ¡un sándwich de mortadela a la boloñesa es insuperable! 

5. 4 lugares inusuales en Bolonia para descubrir

La llaman la Ventana de Bolonia y es un mirador romántico que desde Via Piella muestra un pequeño canal de agua que fluye entre los antiguos edificios de la ciudad, casi imitando a Venecia. Es nuestro favorito de los muchos lugares insólitos de Bolonia.

Pero si eres menos sentimental, tal vez el Teatro Anatómico, una sala del Palacio del Archiginnasio utilizada históricamente para las clases de anatomía, o las tres flechas del techo de la Corte Isolani, el pasillo cubierto que une la Strada Maggiore y la via Santo Stefano, sean más de su agrado. Cuenta la leyenda que tres bandoleros que iban a matar a un escudero boloñés, se distrajeron con una chica desnuda en la ventana. Cautivados por la visión, dispararon sus flechas por error. También merece una visita (o varias) la increíble Bolonia subterránea.