Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

Cerdeña

Menhires y dólmenes, las antiguas civilizaciones de piedra en Cerdeña

Del sur al norte de la isla, tras las huellas de los evocadores vestigios de la Cerdeña prehistórica. Te proponemos un recorrido para descubrir los menhires, los grandes y misteriosos monolitos de piedra que emergen del suelo, y los dólmenes, monumentos funerarios megalíticos que atestiguan la vida religiosa del Neolítico. 

Un patrimonio imperdible para los amantes de la arqueología, un emocionante salto atrás en el tiempo para vivir la historia.

1. Los menhires de Goni, el Stonehenge sardo

Nada más poner un pie en el Parque Arqueológico de Pranu Muttedu, en la pequeña localidad de Goni, en Gerrei, al sur de la isla, entenderás por qué esta zona se ha ganado el apelativo de Stonehenge sardo, en honor al famoso yacimiento arqueológico del Reino Unido. En el parque que se extiende sobre una superficie de 200.000 metros cuadrados, destacan 60 menhires, grandes piedras plantadas verticalmente en el suelo que pueden alcanzar los 5 metros de altura, dispuestas en parejas o tríadas, o incluso en alineaciones y grupos. 

En el lugar podremos disfrutar de la sombra de unos alcornoques centenarios, mientras nos embriagan los aromas de los arbustos y árboles mediterráneos. Un paisaje evocador y un punto de encuentro entre la naturaleza y la historia. Los menhires circundan los cementerios de Pranu Muttedu y Nuraxeddu, lo que sugiere que podrían haber desempeñado la función de guardianes de áreas sagradas y cementerios o representar a los propios antepasados ​​que se encuentran custodiados dentro de los imponentes círculos de tumbas megalíticas. 

Observemos la fila de 20 menhires: su disposición no es casual, sino que sigue una alineación a lo largo del eje este-oeste, donde en los equinoccios sale y se pone el sol, lo que pone de manifiesto el interés de las antiguas civilizaciones por la observación del cielo. 

Sin embargo, la función exacta que desempeñaban los menhires es un conocimiento que sigue escapando de la comprensión del hombre contemporáneo, que se limita a formular gran variedad de hipótesis, añadiendo una dosis extra de fascinación a estas piedras ancestrales llenas de valor simbólico y poderosa energía. 

En el yacimiento arqueológico también se pueden observar algunas Domus de Janas: las tumbas prehistóricas hipogeas excavadas directamente en la roca.

2. En Morres, para descubrir al rey de los dólmenes

Ahora debemos trasladarnos al norte de la isla para ver el que está considerado como uno de los dólmenes más grandes de todo el Mediterráneo y uno de los más importantes del mundo. Se llama Sa Coveccada, que en dialecto sardo vendría a ser “lo que se necesita para cubrir”, en referencia a la estructura típica de estos edificios formada por losas verticales, plantadas en el suelo y rematadas por una o más losas horizontales. 

Este imponente monumento de piedra se encuentra en Morres, en la provincia de Sassari: 3 metros de altura y 5 metros de ancho. Probablemente se trate de una tumba colectiva, una especie de adelanto de lo que después serían las Tumbas de los Gigantes, cuya presencia es habitual en el interior de Cerdeña.

Tras recorrer un sendero bastante intrincado y antes de tenerlo más cerca, es momento de detenernos y observarlo desde lejos, hieráticamente aislado en una meseta rocosa. Al acercarnos, podremos observar su forma de casa pequeña, con planta rectangular con una abertura frontal de acceso a la cámara funeraria donde probablemente se introducían los cuerpos de los difuntos.

 

Más información
www.pranumuttedu.com