Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

Cerdeña

Las mejores vistas de Cagliari: 12 miradores panorámicos que ofrecen un espectáculo incomparable

Cagliari, la capital de Cerdeña, que domina el Golfo degli Angeli con sus baluartes blancos, sus torres medievales y las fachadas de los palacios nobiliarios que dominan el puerto, te conquistará desde el principio.

La primera vista, desde luego, te lanzará contra la ventanilla del avión que desciende en altitud para acercarse al aeropuerto Giacomo Mameli, bajando el tren de aterrizaje sobre la laguna de Santa Gilla, que forma parte de uno de los humedales más importantes de Europa, con aguas que no superan un par de metros de profundidad, habitadas por garzas, cigüeñuelas de alas negras y magníficos flamencos rosados, que justo aquí, al igual que en el parque de Molentargius, eligen anidar.
<strong>Tendrás una instantánea desde lo alto, que abarca la naturaleza, la cultura y la historia de la antigua Caralis</strong>: pero prepárate, esa solo será la primera de muchas más maravillas.

1. Sobre 7 colinas como Roma

colli come roma

Al igual que Roma, Cagliari se alza sobre siete colinas: Castello, Tuvixeddu, Monte Claro, Sella del Diavolo, Colle di Bonaria, Colle di San Michele y Monte Urpinu. Promontorios que hoy corresponden a otros tantos barrios y que hacen del espacio urbano una secuencia de subidas y bajadas, acantilados y rampas, escaleras y desniveles. Ni que decir tiene
que aquí es mejor dejar la bicicleta a los que tienen pulmones y piernas entrenados. Pero debes moverte por esta ciudad vertical y deslumbrante, que reverbera la luz entre inmaculados edificios de piedra caliza y el mar azul, ofreciendo una serie interminable de miradores desde los que admirarla. Prepárate para poner los ojos como platos, prepara tu móvil y podrás llevarte a casa algo de esa belleza.

2. El barrio de Castello, techo de la ciudad

quartiere castello

Empieza por el casco antiguo de Castello, céntrica ubicación que ofrece una vista a 360º de la ciudad, pero también observa la riqueza artística y cultural que esconden sus estrechas calles que ascienden hasta la cima. El punto más alto de Casteddu, como los habitantes de Cagliari llaman a su ciudad, se encuentra aquí: es la Torre de San Pancrazio, que alcanza una altura de 37 metros en una terraza a 130 metros sobre el nivel del mar.
Construida por los habitantes de Pisa a principios del siglo XIV, fue utilizada por el general piamontés Alberto Della Marmora como punto cero para dibujar el mapa de Cerdeña en el siglo XIX: ofrece, pues, una magnífica vista, pero asegúrate antes de ir de que no esté cerrada por restauración. El campanario de la Catedral de Santa María también ofrece una vista espectacular. La visita a la catedral y a la cripta es gratuita, pero la ascensión a la torre es de pago. 

3. En ascensor a disfrutar de las impresionantes vistas

Si subir escaleras y callejones empinados no se parece a tu idea de unas vacaciones, quizás en un día no bendecido por el viento mistral que suele dar tregua al caluroso verano de Cagliari, no debes preocuparte: en este barrio hay nada menos que tres ascensores panorámicos que te llevarán a las terrazas panorámicas más altas de la ciudad. La de Santa Chiara, que llega hasta la Torre del Elefante, gemela de la de San Pancracio y actualmente en proceso de restauración; la que lleva al Bastión de Saint Remy, símbolo de la ciudad con vistas al golfo; y la de la Plaza Indipendenza, que ofrece otra vista inolvidable.

4. Aperitivo con vistas

aperitivo con vista

Para prolongar el espectáculo de Cagliari desde arriba, detente a tomar un tentempié o un aperitivo allí arriba: en el Caffè degli Spiriti, en la Piazza Umberto, cerca del bastión de Saint Remy, o en el Libarium, al que se llega tras un paseo hasta el Bastione Santa Croce, que te aportará otra perspectiva, hasta el casco antiguo de Stampace. La terraza panorámica del gueto judío está a pocos minutos: aquí encontrarás un interesante centro cultural y museístico que ocupa un edificio histórico con vistas a las murallas de la ciudad. 

5. Iglesias, castillos y sitios arqueológicos

aree archeologiche cagliari

De las colinas aún te quedan 6. La colina de Buoncammino, perfecta para los días calurosos de verano, es un fresco y frondoso mirador desde el que se puede admirar el anfiteatro romano que hay debajo, y también puedes ver más lejos el estanque de Santa Gilla, mientras que desde la colina de San Michele, que alberga un antiguo castillo, se puede ver la cudad y también hay unas fabulosas vistas del Golfo degli Angeli.
En la colina de Bonaria, además de disfrutar de una vista increíble, puedes visitar la basílica blanca de la ciudad y en Tuvixeddu puedes contemplar el panorama visitando una zona arqueológica de gran valor: aquí se encuentran las ruinas de la mayor necrópolis púnica existente.

6. Qué vistas, entre parques y senderismo

Los tres últimos puntos de observación están inmersos en la naturaleza. La Sella del Diavolo (Silla del Diablo) es un escarpado promontorio que separa la pequeña playa de Cala Mosca de la del Poetto, la larga playa de los cagliaritanos, salpicada de palmeras y quioscos donde tomar un tentempié, un aperitivo o una cena completa, a donde se llega en una caminata de una hora apta para todos los públicos.
A continuación, puedes ir a Monte Claro con su parque y la biblioteca Emilio Lussu y, por último, a la colina di Monte Urpinu, el parque histórico de la ciudad, habitado por pavos reales, patos y tortugas de agua. Desde aquí se puede ver el casco antiguo con el puerto y el Castillo de San Michele por un lado, luego el Poetto con la Sella del Diavolo, el Parque Natural de Molentargius y más adelante la zona montañosa de los Sette Fratelli (Siete Hermanos).