Saltar el menú

Castillo de la Fava

Resumen

Desde la cima del promontorio de Posada, el castillo de la Fava domina con orgullo este tramo de costa sarda. Por el momento no es posible remontarse a una fecha determinada sobre su fundación, pero ciertamente ya estaba en pie en el siglo XIII. Su imponente presencia era garantía de protección contra las incursiones de piratas e invasores que amenazaban constantemente las costas sardas. Y es precisamente en el turbulento pasado medieval de las Baronie donde nace la leyenda de la que el castillo toma su curioso nombre. La historia cuenta cómo un grupo de piratas sarracenos se asentó en Posada durante mucho tiempo, intentando conquistarla por hambre. Los ciudadanos que se habían refugiado en la fortaleza elaboraron un astuto plan para liberarse de los invasores. Primero alimentaron a una paloma con un puñado de habas, es decir, los últimos restos de comida que quedaban. Después de herir a la paloma la dejaron volar hacia el campamento pirata, donde ésta se precipitó exhausta. Los sarracenos notaron el estómago hinchado del ave, y dedujeron que los asediados podían contar con una gran reserva de alimentos. Gracias al engaño, los cansados piratas decidieron retomar el camino del mar.

Pero el peligro no siempre llegaba de las costas: debido a su particular posición, el territorio de Posada ha sido disputado durante mucho tiempo, y desde el período de los Juzgados Sardos, el castillo de la Fava ha visto cambios continuos de inquilinos. A través de siglos, batallas y conquistas, la fortaleza ha conservado su torre, algunas cisternas subterráneas y parte de las murallas, que hoy acogen a turistas deseosos de profundizar en la historia del lugar y perderse en pintorescas vistas.

Castillo de la Fava
Via Castello, 08020 Posada NU, Italia

Le puede interesar

Ideas de viaje
Vista de Cagliari al atardecer

6 motivos por los que Cerdeña constituye el destino perfecto para unas vacaciones de invierno

Arte y cultura
Poltu Quatu, Sardegna

Cerdeña, tierra de mar esmeralda, nuraghi y tradiciones milenarias

Pueblos
Los murales de Orgosolo

Los murales de Orgosolo

Rutas y experiencias
El Trenino Verde de Cerdeña: la redención de la lentitud

El Trenino Verde de Cerdeña: la redención de la lentitud

Sitios históricos
Sulcis - Nuraghe Sirai

La Domus de Janas en Cerdeña: descubriendo las tumbas excavadas en la roca

Sitios históricos
Cerdeña arqueológica

Cerdeña arqueológica

Sitios históricos
La Cerdeña de los antiguos romanos, entre termas, anfiteatros y colonias antiguas

La Cerdeña de los antiguos romanos, entre termas, anfiteatros y colonias antiguas

UNESCO
Barumini y sus nuraghi, la otra cara de Cerdeña

Barumini y sus nuraghi, la otra cara de Cerdeña

Arte y cultura
cagliari

Las mejores vistas de Cagliari: 12 miradores panorámicos que ofrecen un espectáculo incomparable

Sea
De la Costa Paradiso a Palau, entre playas y cultura

De la Costa Paradiso a Palau, entre playas y cultura

Ciudad
Cagliari, una historia milenaria y una naturaleza sorprendente

Cagliari, una historia milenaria y una naturaleza sorprendente

Sitios históricos
Fenicios y cartagineses a la conquista de Cerdeña: un fascinante recorrido arqueológico

Fenicios y cartagineses a la conquista de Cerdeña: un fascinante recorrido arqueológico

Naturaleza
Vida silvestre en la isla de Cerdeña

Vida silvestre en la isla de Cerdeña

Sea
Dune di Porto Pino

Cerdeña caribeña: la playa de Las Dunas de Porto Pino

Enogastronomía
Pecorino Sardo

El pecorino sardo

Naturaleza
Torre di Porto Giunco

Villasimius

Pueblos
Infinitas razones para mudarse a Cerdeña: incentivos fiscales para vivir en un pueblo

Infinitas razones para mudarse a Cerdeña: incentivos fiscales para vivir en un pueblo

Naturaleza
De Arzachena a la Costa Esmeralda, entre el lujo y la mundanidad

De Arzachena a la Costa Esmeralda, entre el lujo y la mundanidad

Deporte
Cagliari: entre el verde y el deporte

Cagliari: entre el verde y el deporte

Enogastronomía
Cerdeña, un paraíso mediterráneo de emociones y sabores

Cerdeña, un paraíso mediterráneo de emociones y sabores

¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.