Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Enogastronomía

5 delicias de la Lombardía: una tierra para saborear

06 octubre 2022

2 minutos

La Lombardía es también una tierra para descubrir a través de sus sabores. Del aceite al vino, pasando por las trufas, el salchichón y los quesos con D. O. P: te invitamos a probar 5 especialidades típicas, para otras tantas experiencias gustativas.

Una nueva dimensión para el paladar al degustar las materias primas de la región.

1. La Lombardía es también una tierra para descubrir a través de sus sabores

464433694

Afrutado y con un regusto a almendras dulces, el aceite del lago de Garda es una de las excelencias de la Lombardía. Gracias al microclima de la zona, el virgen extra con D. O. P. ha originado un verdadero turismo gastronómico, por su delicado sabor y la armonía de sus notas sensoriales. Se degusta en visitas guiadas desde las colinas de Valtenesi hasta los pueblos de la Riviera, donde podemos presenciar su recolección y prensado. Es el condimento estrella en las mesas del lago.

2. Las burbujas de Franciacorta

En las colinas de Franciacorta, entre monasterios abadías, pueblos y castillos, merece la pena bordear las hileras de Pinot Noir, Pinot Blanc y Chardonnay y permitirse un buen brindis con un Bianco, Satèn o Rosé. Todos los vinos de Franciacorta destacan por su elegancia y frescura. Degustarlos es una experiencia meditativa, sobre todo cuando se prueban en el Convento de la Madonna della Neve en Adro o en el de la Annunciata en Rovato, donde los monjes han iniciado su propia producción de Franciacorta.

3. La trufa de Mantua

El Alto Mantovano es la cuna indiscutible del nero pregiato, el scorzone, el nero liscio y el marzuolo. Hablamos de su majestad la trufa, más grande incluso que una manzana, con su aroma único e inconfundible. A este sensacional fruto de la tierra le acompaña el que crece en la orilla derecha del Po, en el Valle de la Trufa, cuyos suelos arenosos y aluviales y su clima templado y lluvioso crean el hábitat ideal para numerosas variedades, desde el "trifulin" hasta la Tuber Magnatum Pico, la más apreciada.

4. Salchichón de Varzi

Capital de la charcutería con D. O. P., Varzi tiene una tradición milenaria de cría de cerdos. Tal vez la disponibilidad de especias y sal hacen que la producción de salchichón sea única, así como el microclima, que contribuye a su perfecta sazón.

Disfruta de su delicada dulzura y su regusto ligeramente picante con una rebanada de Micca, un pan duro típico de corteza crujiente, y quizás bebiendo una copa de vino tinto.

5. Quesos con D. O. P.

La Lombardía es la región que produce el mayor número de quesos con D. O. P. de Italia, 12 en total, por lo que han surgido otros tantos itinerarios enogastronómicos que invitan a descubrirlos.

Desde Bitto a Casera en Valtellina, Silter en Val Camonica, formaggella elaborada con leche de cabra en Luino, así como Quartirolo de Lombardía, Taleggio, Grana Padano, Gorgonzola, Salva Cremasco, Strachitunt... Hay mucho donde elegir. También merece la pena probar el picante Bagòss di Bagolino, con sus delicadas notas de azafrán.