Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Lombardía

El histórico tren Sebino Express

El histórico tren Sebino Express

Viajar a bordo del histórico tren <strong>Sebino Express es una oportunidad de echar un vistazo a la historia de los primeros viajes en tren</strong>.  Admira los verdes paisajes del río Oglio y las vastas colinas de Val Camonica, descubre las aguas azules del lago Iseo y la belleza de Paratico y Sarnico. 

Centoporte y Corbellini son los vagones de los años 30 y 50 que componen el histórico tren Sebino Express, que parte de la estación Milano Centrale en dirección al lago Iseo. La experiencia de viaje es como la de antaño, con asientos de terciopelo para la primera clase, redes elevadas para guardar el equipaje, bancos de madera tradicionales para los viajeros de bajo presupuesto y un vagón restaurante con pequeñas mesas iluminadas por antiguas lámparas de araña. El viaje, con breves paradas intermedias en Bérgamo y Palazzolo sull'Oglio, termina en Paratico-Sarnico frente al maravilloso lago Iseo

La línea de ferrocarril, construida entre 1874 y 1876, atraviesa el Parco Regionale Oglio Nord, tocando Valcamonica hasta llegar a las orillas del lago. El trayecto discurre entre amplias llanuras y vistas de la naturaleza que rodea al río, hasta llegar a los pueblos de Paratico y Sarnico, unidos por un corto puente, casi como si fueran un solo pueblo en el lago.

Vista Panoramica sul Fiume Oglio che attraversa il territorio pianeggiante.

En Paratico merece la pena visitar la Torre Lantieri, que alberga la Quadrisfera, una innovadora instalación (de la que solo hay otros tres ejemplos en Italia) diseñada para involucrar al público en una experiencia global de imágenes, sonidos y emociones. La localidad se encuentra en la zona de Franciacorta y de aquí parte la Ruta del Vino del mismo nombre: una excelente oportunidad para hacer catas en las enotecas locales. El último tramo de la vía férrea se ha transformado en un jardín para dar un paseo junto al lago.

También en la orilla del lago, en el Parque Municipal de Segafieni, se encuentrala Palazzina dell'Oselanda, de estilo neogótico, que actualmente alberga diversas exposiciones de arte. El parque también cuenta con una exposición permanente de esculturas de piedra a lo largo del Viale dei Volti.

Para los que practican deportes al aire libre, es posible seguir parte de la ruta ciclista que lleva de Paratico a Brescia, o decidirse por el wakeboard, el esquí acuático o la canoa en las aguas del lago.

Sarnico es conocido por sus villas de estilo Art Nouveau de principios del siglo XX, situadas cerca de la orilla del lago. El centro histórico se conoce como Contrada y conserva una estructura medieval semicircular con la parte trasera orientada hacia la montaña, según el trazado de las antiguas murallas de la ciudad. En los callejones de la Contrada se encuentra la Galería de Arte Gianni Bellini, que alberga una valiosa colección de obras de arte del siglo XVI al XVIII. También merece la pena visitar la iglesia de San Martino Vescovo.

Desde Sarnico se pueden organizar viajes y excursiones por los alrededores, como los que permiten descubrir los pueblos y castillos circundantes: desde Castelli Calepio con el Castillo de los Condes Calepio, que data del año 1000, hasta el Castillo Trebecco de Credaro, en lo alto de un espolón rocoso, o el Castillo de Grumello del Monte, una típica casa señorial medieval.

Indicazioni sul sentiero per raggiungere la cima del Monte Bronzone

Para los que buscan una experiencia activa en contacto con la naturaleza, se puede caminar por los senderos del Valle de Adrara, atravesados por el arroyo Guerna, o explorar rutas más desafiantes y escénicas que conducen a Corno Buco, a 966 metros de altitud, y a la cumbre del Monte Bronzone, a 1334 metros. 

La larga parada en el destino Paratico-Sarnico dura unas 6 horas y vuelve a partir a última hora de la tarde, por lo que tendrás mucho tiempo para planificar tu día con tus actividades favoritas. Antes de salir de Paratico, detente en la orilla del lago Chiatte, en el Parque de las Hierbas Danzantes, donde podrás admirar las pruebas de la arqueología industrial en los antiguos embarcaderos de barcazas. De hecho, aquí solían llegar vagones cargados de mercancías procedentes de los pueblos del norte del lago, para ser trasladados a la línea ferroviaria Paratico-Palazzolo, la misma por la que ahora viajas con el Sebino Express. En el pavimento a lo largo del jardín todavía puedes ver los antiguos raíles que te guiarán hasta la estación en tu camino de vuelta a la ciudad.