Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Valtellina, matices de color blanco nieve y sabores para todos

Un territorio dedicado al sector vitivinícola y agroalimentario, cuyos viñedos y pastos dan paso en invierno a kilómetros y kilómetros de pistas para practicar cualquier disciplina de invierno

Bormio, Santa Caterina, Livigno, Aprica, Madesimo, Valmalenco…<strong>Valtellina te sorprenderá con su variada oferta de actividades de invierno</strong>. Cada estación de esquí, y aquí acabamos de dejarte nuestra lista, tiene sus propias características para cumplir con las exigencias de turistas y aficionados a los deportes de invierno.
Solo tienes que decidir qué prefieres hacer para saber a dónde ir para disfrutar. Y que no se te olvide que no solo estás en el <strong>paraíso de los esquiadores</strong>, sino también en un territorio cuyos productos típicos como la bresaola (cecina), sus vinos y sus quesos DOP e IGP son la flor y la nata de la cocina italiana.

1. En familia, entre pistas de esquí y baños termales

Bormio confía en la combinación de baños termales y nieve para atraer a los visitantes, que aquí pueden combinar días de vacaciones llenos de adrenalina con otros de relax total, según una tradición que se remonta a principios del siglo XX, inmersos en el espléndido entorno del Parque Nacional de Stelvio. Para los niños, además del Funslope de Bormio 2000, recientemente se ha estrenado otro en Valbella, donde también pueden disfrutar de box, saltos, túneles, curvas parabólicas. Otra novedad es el Parque de nieve. Una razón más para elegir los 110 km de circuitos y los tres dominios esquiables de los que forma parte Bormio, conectados por un autobús gratuito y accesibles con un único forfait.

2. El mejor Parque de nieve de Europa

En Livigno, la temporada de esquí es casi interminable. Las pistas azules, rojas y negras se extienden a lo largo de 115 kilómetros, con paredes e increíbles cambios de pendiente, pero también ofrece pistas menos exigentes, para los que quieren mejorar su estilo o para principiantes. Aquí puedes disfrutar del Snowpark de Mottolino, considerado uno de los mejores de Europa, escenario de competiciones internacionales y de sesiones fotográficas para las principales revistas del sector, y desde hace algunas temporadas acoge competiciones de la Copa de Europa de esquí freestyle, slopestyle y snowboard.

Varias zonas con más de 60 estructuras a lo largo de 800 metros, en las que podrá probar el snowboard junto a los mejores snowboarders y freestylers profesionales del mundo.

3. Experiencias en la nieve para todos

Madesimo con sus 40 km de pistas de esquí balizadas preparadas por máquinas además de 20 km fuera de pista, es un dominio esquiable que se extiende desde los 1150 hasta los 2880 metros de altura; aquí te sorprenderán los más de 60 km de pistas de esquí alpino, como las del Val di Lei y la espectacular pista del Canalone, además de los numerosos circuitos para el esquí nórdico, las motos de nieve y el snowkiting, sin olvidar el encanto de un paseo por el bosque con raquetas de nieve en los numerosos senderos que llevan a los refugios de montaña y a los lagos alpinos.

4. Esquí, raquetas de nieve y ciclismo para todos

Aprica, gracias a su clima templado, determinado por su posición soleada a pesar de su altura, y a su área de esquí con más de 50 km de pistas, es el destino perfecto para toda la familia: mientras los mayores se lanzan por las blancas pendientes, los pequeños se convierten en protagonistas en los campamentos escolares que se encuentran más abajo en el valle como, por ejemplo, en la zona Campetti. Aquí también se puede practicar esquí de fondo, esquí de montaña, hacer excursiones con raquetas de nieve o dedicarse al ciclismo de fondo en fat bikes sobre pistas específicas.

5. La pista olímpica

En Santa Caterina Valfurva podrás poner a prueba tu destreza de esquiador lanzándote por la pista que lleva el nombre de Deborah Compagnoni, tres veces campeona olímpica de esquí alpino, inaugurada con motivo de los Campeonatos del Mundo de 2005 en esta disciplina y equipada con iluminación nocturna. Las cumbres del grupo Ortles-Cevedale y el glaciar Forni definen el dominio esquiable de Santa Caterina; ideal para los aficionados al telemark, al snowboard y al esquí de fondo (hay dos circuitos dedicados a esta disciplina, accesibles a todos y que recorren varios kilómetros por el bosque). Los niños pueden iniciarse en el esquí en la moderna pista de la escuela que cuenta con cinta transportadora. Para completar la oferta, hay una pista de patinaje sobre hielo para los que quieran dar sus primeros pasos en o perfeccionar sus habilidades en espectaculares giros.

6. El teleférico más grande de Europa

Valmalenco, también es un lugar encantador con sus 50 de pistas. El Snow Eagle, el teleférico más grande de Europa, es pura emoción: en 4 minutos, sube de hasta 1.000 metros de altura. Una vez allí, podrás pasear con raquetas en cualquier lugar, incluso en el bosque y entre las rocas más estrechas.

7. Emociones de Alaska: un paseo en trineo tirados por huskies

Arnoga, en el Valdidentro (entre Bormio y Livigno) te ofrece la posibilidad de probar el sleddog, es decir paseos en trineo tirado por perros nórdicos. Descubrirás la emoción de conducir un trineo tirado por perros surcando la nieve. Se trata de una actividad al alcance de todos, especialmente recomendada para experimentar la naturaleza de cerca.