Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Destino turístico

6 destinos imprescindibles en Italia extraídos de novelas famosas

6 destinos literarios, recorrido por Italia tras las huellas de los libros más atrayentes

6 minutos

Recorrer Italia volando sobre las páginas de un libro. Los viajes y la literatura son dos universos íntimamente entrelazados. Toda buena novela, al fin y al cabo, nos transporta a un lugar cuya geografía, habitantes y ritos acabamos por conocer; del mismo modo, visitar finalmente ciudades o paisajes descritos en las páginas de los libros que más nos han gustado tiene el poder de hacernos evocar las aventuras, pasiones y acontecimientos que sus autores ambientaron allí.

Hay novelas que saben contar tan bien el espíritu de un lugar que lo convierten en un protagonista silencioso, capaz de transmitir mensajes, emociones o presagios.

Alguna vez has sentido la curiosidad de experimentar en directo los ambientes en los que se desarrollan tus lecturas más apasionantes?

1. Lecco: Los novios

lecco los novios

"Ese brazo del lago de Como, que domina al mediodía, entre dos cadenas ininterrumpidas de montañas...": procedente de Los novios de Alessandro Manzoni es uno de los inicios más conocidos de la literatura italiana: una auténtica instantánea en prosa que circunscribe el territorio de Lecco, teatro de la mayoría de los acontecimientos narrados en la novela. Parece ser que esta era, de hecho, la vista que el autor disfrutaba de niño desde la villa de Caleotto, en Lecco, que pertenecía a su familia durante los años en los que se desarrolla la novela.

Esta villa, hoy convertida en casa-museo, es el punto de partida para tu exploración siguiendo la pista de Renzo y Lucía: no muy lejos se encuentran las celdas y el patio del convento donde se dice que vivió Fra' Cristoforo.

En los barrios cercanos de Olate y Acquate también se encuentra la supuesta mansión de Don Rodrigo, la actual Villa Guzzi, dos posibles casas de Lucía y la iglesia de Don Abbondio.

Las ruinas del castillo del Innominato, conocido como el castillo de Somasca, todavía se pueden admirar en un espolón rocoso en el límite entre los municipios de Lecco y Vercurago: parece que Manzoni se inspiró en su antiguo señor, Francesco Bernardino Visconti, para crear ese tenebroso personaje.   

2. Val d'Aosta: Las ocho montañas de Paolo Cognetti

val d'aosta ocho montañas paolo cognetti

Premio Strega 2017, traducido a una treintena de idiomas y ahora adaptado al cine, con Alessandro Borghi y Luca Marinelli, que interpretan a los amigos protagonistas de la novela: Detrás de la geografía disfrazada de Las ocho montañas de Paolo Cognetti están ciertamente los valles y glaciares de la frontera entre el Piamonte y Val D'Aosta El pueblo ficticio de Grana, donde nace la relación entre los dos protagonistas, es probablemente la aldea de Graines en Val d'Ayas, en el municipio de Brusson, en Val D'Aosta, donde Cognetti pasa la mayor parte del año.

Las escaladas descritas en la novela mencionan los glaciares de Garstelet y Lys, los refugios de Gnifetti y Mezzalama.
Debes saber que para llegar a esos mismos ambientes sólo necesitas un buen calzado y un sendero que ascienda: dondequiera que te lleve, seguirás el camino correcto.

3. Venecia: Corto Maltés

venecia corto maltés

Entre los numerosos itinerarios temáticos por Venecia, uno de los más visionarios es sin duda el de los lugares evocados en los cómics de Corto Maltés, el aventurero marinero protagonista de los relatos de Hugo Pratt, que consideraba esta ciudad el centro del mundo, un lugar auténticamente mágico. En sus dibujos, Pratt rebautiza lugares conocidos con nombres imaginativos, transformando la geografía veneciana en uno de los destinos exóticos del maltés, siempre onírico y arcano.

Así, el Puente Widmann, cerca de la Iglesia de Santa Maria de los Milagros, en Cannaregio, se transforma en el "Puente de la Nostalgia", el pasaje dell'Anzolo en Castello se reinventa como el "Pasaje de los malos pensamientos", mientras que la proverbial "Corte Sconta detta Arcana", título de una de sus más bellas aventuras, no es otra que la Corte Botera, cerca de la Basílica de los Santos Juan y Pablo.

Para embarcarse en esta aventura veneciana decididamente alternativa, lo único que has de hacer es no poner límites a tu imaginación.

4. Florencia: Habitación con vistas

florencia habitación con vistas

El encanto de Florencia y sus colinas visto a través de los ojos de una joven inglesa enamorada: la capital toscana, con sus monumentos, es la mecha que enciende la aventura romántica de Lucy y George, los protagonistas de Habitación con vistas, una novela de Edward Morgan Forster ambientada a caballo entre el siglo XIX y el XX.

La habitación con vistas que deslumbra a su protagonista desgraciadamente no existe, pero sabemos que el hotel en el que se alojó el escritor, el Lungarno delle Grazie, debía ser muy parecido.

Sin embargo, todos los demás lugares icónicos del libro y de la película, que James Ivory hizo a partir de él, son reales y se pueden visitar: Santa Croce, los medallones de Della Robbia en el Ospedale degli Innocenti o la Piazza della Signoria, el lugar de desconcierto de Lucy, punto de partida de una revelación que luego se consumará en las espectaculares colinas de Fiesole.

¿Quién sabe si Florencia será capaz también de transmitirte las mismas emociones?

5. Nápoles: L'amica geniale

napoli amica geniale

Es la saga italiana más traducida en el extranjero: la conmovedora historia de amistad y rescate entre Lila y Lenù, las dos niñas que dieron a conocer Nápoles y sus barrios a todo el mundo, inspirando también una serie de televisión, y ahora convertida en un best seller internacional.

El barrio en el que nacen y crecen las dos protagonistas existe realmente: está en la periferia oriental de la capital de Campania y se llama rione Luzzati, a pocos pasos de la parada de metro Gianturco: aquí están también la parroquia de la Sagrada Familia y la escuela primaria a la que asisten las dos niñas, la biblioteca local y el túnel que lleva al mar, al que Lena y Lenù nunca llegarán.

Su historia se desarrolla en torno a otros puntos cardinales de la ciudad: el "rettifilo", es decir, el Corso Umberto I, donde Lila compró su vestido de novia; la Piazza dei Martiri, una de las plazas más bellas de Nápoles, en el barrio de Chiaia, donde más tarde abrió su zapatería; Via Caracciolo, el paseo marítimo desde el que Lenù admiraba el Vesubio.

Pero Nápoles está repleta de otros rincones y miradores por los que pasaron Lila y Lenù: puedes retomar la saga y construir tu propio itinerario "genial".

6. Sicilia: El Gatopardo

sicilia gatopardo

El escenario que cierra este recorrido de libros por Italia evoca la Sicilia posterior a la unificación de Italia, tal y como se relata en Il Gattopardo, la obra maestra al fresco de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, posteriormente inmortalizada en la película homónima de Luchino Visconti.

Muchos de los lugares descritos por el autor son fruto de su imaginación, pero se inspiran libremente, según admite, en monumentos y paisajes reales: encontrarás el ambiente místico y riguroso de Donnafugata en Palma di Montechiaro, el municipio de origen de la familia Tomasi di Lampedusa; podrás visitar la casa señorial que inspiró algunas escenas memorables del libro en el palacio de los Filangeri di Cutò, en Santa Margherita Belice, provincia de Agrigento.

Por último, haz una parada en Palermo, en el palacio Salina, donde comienza la novela, actualmente villa Lampedusa, que se encuentra en San Lorenzo Colli, en las afueras de la ciudad; echa un vistazo al palacio Gangi, en el centro histórico, donde Luchino Visconti filmó la suntuosa secuencia del baile, y, por último, date un paseo por las iglesias y palacios de la Kalsa, donde el director ambientó los épicos enfrentamientos entre los garibaldinos y los borbones: Tras salir al antiguo barrio árabe, podrás saborear el presente, degustando uno de los productos típicos de la comida callejera de Palermo, los babbaluci, caracoles marinados en aceite, perejil, ajo y pimienta.