Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

El cielo en la habitación, 10 hoteles donde dormir bajo las estrellas y encontrarse consigo mismo

<strong>Dormir bajo las estrellas</strong>, seguir el rastro de una <strong>estrella fugaz</strong> para pedir un último deseo antes de quedarte dormido, tal vez abrazar a la persona que amas: hace un tiempo esta era una experiencia deseada, pasar las noches a la intemperie en la playa, entre mosquitos, humedad y dolores de huesos. Hoy existen numerosos <strong>hoteles</strong> en Italia que permiten disfrutar de esa <strong>intensa experiencia</strong> con la <strong>comodidad</strong> de realizarla desde una exclusiva habitación de hotel.

<strong>Iglús con cúpulas transparentes</strong> a la orilla del mar, <strong>habitaciones burbuja</strong> enclavadas en la espesura del bosque, acogedoras cabañas de montaña o refugios con <strong>techos transparentes</strong> desde los que puedes contemplar el <strong>cielo estrellado</strong> y pasar <strong>románticas veladas</strong> en todas las latitudes. Estos son los <strong>diez mejores establecimientos de glamping (glamorous camping), hoteles y albergues burbuja</strong> de Italia, que te ofrecen una <strong>inmersión a 360 grados durante las noches de verano</strong>, lo que te permitirá disfrutar de unas <strong>vacaciones</strong> inolvidables.

1. En el Alto Adige, chalets con vistas

Son una versión contemporánea de la arquitectura tradicional del Tirol del Sur, los chalets Skyview en el lago di Dobbiaco, a pocos kilómetros de las Cime di Lavaredo: 12 cubos de cristal, perfectos para escapadas románticas.
Cada chalet tiene un spa privado con sauna de infrarrojos y, en la versión de lujo, un jacuzzi en la terraza panorámica. Para garantizar la intimidad de los huéspedes, el desayuno lo entrega a la puerta cada mañana el personal a bordo de quads eléctricos.

2. En Trentino, inmersión en el bosque

De la provincia de Bolzano a la de Trento: en Sant'Orsola Terme, en Valsugana, la Masía La Marianna te propone la experiencia de que pases una noche en el silencio del bosque, en una habitación equipada con todas las comodidades, pero envuelta en una burbuja inflable transparente, rodeada sólo por el follaje y el cielo estrellado. Las burbujas están conectadas con la masía por un camino sensorial que debes recorrer descalzo.

Los huéspedes tienen a su disposición una sauna y sala de apoyo, con baño privado y vestuario.

3. La suite-cabrio de Lombardía

Inmerso en los viñedos de Franciacorta, a pocos kilómetros del lago d’Iseo, rodeado de un parque decorado con hermosas esculturas contemporáneas, l'Albereta Relais, en Erbusco, provincia de Brescia, ofrece a sus huéspedes una habitación especial, la suite cabriolet, con una romántica sorpresa: al pulsar un botón, como por encanto el techo se abre, dejando ver el cielo estrellado.
Un lugar exclusivo, ideal si estás planeando una declaración de amor o una propuesta de matrimonio.

4. En Piamonte, una bioesfera para (des)conectarse

En las terrazas que rodean Gorzegno, en la provincia de Cuneo, en el corazón de la Alta Langa, entre viñedos y laderas boscosas, parece haber aterrizado una flota marciana: son las esferas transparentes de Gaia's Sphere, un B&B que persigue el deseo de reconectar con uno mismo y con la naturaleza, inmerso en el verdor y la tranquilidad del paisaje.
Cada esfera ofrece a los huéspedes un espacio acogedor de unos 20 metros cuadrados, con una cama de matrimonio y una zona de descanso con vistas panorámicas.

Lo que no vas a encontrar aquí es wi-fi o televisión; de hecho, los teléfonos móviles deben dejarse fuera en las cestas previstas: los únicos ruidos que te molestarán son los cantos de los halcones y el viento que sopla entre las hojas. 

5. En la Toscana, un pueblo burbuja para escapadas románticas

Este pueblo propone una experiencia para "buscadores de emociones", un destino donde encontrar espacio, tiempo y armonía: esto es Ursa Major (Osa Mayor), el primer pueblo burbuja de Italia, en Camporgiano, en el corazón de la Garfagnana, no lejos de Forte dei Marmi.
Aquí, en el interior de una de las cinco suites-burbuja con vistas al cielo y hacia el valle rodeado por los Apeninos y los Alpes Apuanos, podrás encontrar relax e intimidad. La privacidad es absoluta: cada habitación burbuja está de hecho aislada y situada en una plataforma de madera en medio del bosque. El camino para llegar a ella es exclusivo y no lo compartes con las otras suites.

6. En el Lacio, el glamping astrológico

Las Perseidas es el nombre científico de las estrellas fugaces, también conocidas como "lágrimas de San Lorenzo". Es precisamente en San Lorenzo Nuovo, en la provincia de Viterbo, a orillas del lago de Bolsena, donde se encuentra el glamping de burbujas Perseidi.

Un "campamento de constelaciones" compuesto por una suite y tres habitaciones burbuja, para admirar el cielo y con vistas al lago. La primera se llama Sol, y está equipada con un telescopio; Mercurio, Venus y Marte son las otras tres, recordando con sus colores los planetas que les dan nombre. Tienen camas con dosel, una minipiscina con hidromasaje y jardín.

7. En Umbría, una eco-suite con techo de estrellas

Con vistas al lago Trasimeno, el Cantico della Natura, en Monte Sperello, en la provincia de Perugia, es un eco-resort reconvertido a partir de un antiguo convento del siglo XVII, en el centro de una finca animada por un auténtico espíritu ecológico. Como signo de continuidad con la naturaleza, algunas de sus más bellas suites, las eco-suites, se abren para captar la energía del cielo estrellado, gracias a una gran claraboya y a ventanas que permiten a los huéspedes disfrutar a la vez de una espléndida vista del lago

8. En Basilicata, una burbuja bajo la nieve

En Satriano di Lucania, provincia de Potenza, el glamping de burbujas Atmosfera es un establecimiento libre de plásticos, diseñado con conciencia medioambiental y produciendo un bajo impacto medioambiental, gracias a un potente sistema fotovoltaico que lo hace autosuficiente energéticamente.
Las habitaciones burbuja, amuebladas con piezas de diseño contemporáneo, tienen nombres que recuerdan a los elementos naturales y están abiertas todo el año, con cualquier tiempo, incluso con nieve.

9. En Puglia, turismo sostenible a un paso del cielo

En el campamento de burbujas en el Techo de Puglia, no lejos del pueblo de Biccari, en el Monte Cornacchia, podrás experimentar la magia de dormir a un paso del cielo y despertarte escuchando los sonidos del bosque.
Aquí, las habitaciones burbuja, gestionadas por una cooperativa comunitaria local, tienen la misma comodidad que una habitación de hotel y están construidas sobre plataformas de madera inmersas en la naturaleza, potenciando, según es la intención de los socios, una fórmula de turismo sostenible que no necesita distorsionar el paisaje para desarrollarse.

10. En Sicilia, burbuja en la granja

La única habitación burbuja de Sicilia es decididamente "verde" y está situada cerca de Messina, dentro de la explotación agrícola Villarè, con vistas al impresionante panorama del Estrecho de Messina, entre fragantes campos y huertos.
La burbuja, fabricada con materiales reciclables, tiene capacidad para cuatro personas. Es ideal para vivir una experiencia de inmersión en la naturaleza y probarla en familia: aprender a cultivar un huerto, probarse como apicultores y jugar entre música, bailes y senderos sensoriales, junto con conejos, patos y burros.