Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Tómate un tiempo y disfruta de unas vacaciones en Italia basadas en la relajación y el bienestar
 

¿Buscas una forma de relajarte y rejuvenecer durante tus viajes? Piensa en la posibilidad de pasar su tiempo visitando balnearios, centros termales y lugares dedicados al bienestar.
Masajes, clases de yoga, baños en aguas termales naturales y otras actividades de relajación enriquecen los paquetes de bienestar que te ofrecen algunos de los lugares más bellos de Italia.

  • In evidenza
Relajación y Bienestar
I colori delle Dolomiti in inverno

Recuperar el bienestar en una masía del Alto Adigio

Si quieren darse un capricho con un San Valentín encarnado por el bienestar del cuerpo y de la mente, pero también de su paladar, elijan algo alternativo en el Alto Adigio y alójense en una de sus tradicionales masi, antiguas... Si quieren darse un capricho con un San Valentín encarnado por el bienestar del cuerpo y de la mente, pero también de su paladar, elijan algo alternativo en el Alto Adigio y alójense en una de sus tradicionales masi, antiguas viviendas rurales hoy convertidas en acogedores hoteles rurales y excelentes bed & breakfast. En las masías del “Gallo Rosso”, 1.600 hoteles rurales repartidos por todo el Alto Adigio, aislados o céntricos, podrán vivir una experiencia extraordinaria de redescubrimiento de las costumbres campesinas caracterizadas por un ritmo relajante: la ocasión perfecta para degustar sabores genuinos, disfrutar de la vida campestre en plena naturaleza, así como recuperar el bienestar psicofísico con saunas de heno, baños de leche, tratamientos desintoxicantes y masajes revitalizantes. Después de dedicarse al relax y al cuidado de su cuerpo, les espera el bienestar del paladar: los dueños de la masía les ofrecerán la cocina casera más típica del Alto Adigio, compuesta por sabores producidos directamente in situ, les enseñarán a reconocer las hierbas aromáticas y las virtudes de las plantas, secretos que han pasado de generación en generación. Si buscan algo más que el bienestar, no olviden que existe una masía para cada tipo de necesidad: además de las masías dedicadas al bienestar, en las masías del Gallo Rosso encontrarán también masías especializadas en actividades deportivas, enogastronomía, cultivos biológicos y masías históricas perfectamente conservadas en las que podrán sumergirse en el encanto del pasado.
Relajación y Bienestar

Salsomaggiore Terme

Terme di Salsomaggiore, unas vacaciones reconstituyentes entre el bienestar y la naturaleza Situadas a los pies de las colinas de los Apeninos de Parma, en pleno corazón de la llanura Padana, las Terme di Salsomaggiore son el destino ideal para desintoxicarse de períodos intensos y estresantes, y para tomarse un descanso restaurativo, entre el bienestar, el arte y la cultura. Esta localidad balnearia de arquitectura refinada al estilo Liberty-Déco y situada entre las provincias de Parma y Piacenza, goza de la prestigiosa reputación del “balneario más bonito de Europa”. Salsomaggiore y el tesoro de la sal Salsomaggiore es uno de los centros termales italianos más importantes y debe su prosperidad a su especial posición geográfica y a la presencia de las aguas salsobromoyódicas, celebradas por sus numerosas propiedades terapéuticas y por su extraordinaria riqueza en sales minerales. Estas aguas se utilizan especialmente para el tratamiento de las enfermedades respiratorias, reumáticas y ginecológicas. El nombre del lugar, que en su origen era Salso Maiore, deriva de hecho de la sal de cocina que se extraía aquí ya en la época celta y romana, y de sus aguas subterráneas de agua salsobromoyódica, cuya concentración de sal es cinco veces superior a la de las aguas mediterráneas, haciéndolas ideales en la antigüedad para la conservación de los alimentos. Una ville d’eau conocida y apreciada en toda Europa Sin embargo, la historia termal moderna de Salsomaggiore tiene una fecha de comienzo concreta: 1839, cuando el médico Lorenzo Berzieri descubrió la eficacia medicinal de sus aguas termales y, una vez obtenida la concesión de uso de María Luisa de Austria, la duquesa gobernante de Parma, Piacenza y Guastalla, comenzó la actividad del famoso balneario, que conoció su máximo esplendor en plena época de la Belle Époque, cuando se convirtió en la ville d’eaux conocida y apreciada en toda Europa. Las aguas termales: panacea para la salud y el cuidado de la belleza El monumental edificio dedicado a Lorenzo Berzieri, un triunfo del estilo Liberty firmado por Ugo Giusti y decorado con esculturas y pinturas de Galileo Chini, alberga el centro de bienestar, que incluye circuitos de aguas y Kneipp, tratamientos exfoliantes scrub, baños termales cromáticos y aromáticos, masajes orientales, ayurvédicos y con piedras calientes. También está el Centro de balneoterapia e hidroterapia para la rehabilitación con agua, que incluye la balneoterapia, la terapia con barro, las inhalaciones y los aerosoles gingivales. El cercano y más moderno complejo termal de Terme Zoja, inmerso en la vegetación del parque Mazzini, alberga los departamentos de tratamiento y prevención de enfermedades reumáticas, respiratorias, ginecológicas y flebológicas, así como un Centro de hidroterapia y medicina estética especializado en el fitness y la rehabilitación en el agua, con tratamientos vasculares y tratamientos para la belleza del cuerpo y el rostro. Tras las huellas del estilo liberty salsese Al final de tu itinerario de tratamientos, el Centro Benessere Berzieri, símbolo de Salsomaggiore y testimonio de la floreciente temporada época de Art Déco, es también el punto de partida de un interesante itinerario para descubrir las arquitecturas liberty, que atraviesa toda la ciudad. El Pozzo Scotti, situado enfrente del balneario, es todo un triunfo de líneas curvas, sinuosas y elegantes de inspiración vegetal y floral. El pozo, adornada con una jaula de hierro forjado y cristal, se utilizaba para extraer el agua. También destacan la Galleria Warowland, de estilo neomedieval, el palacio de Congresos, antiguo Grand Hotel des thermes, la fachada del antiguo Casino Kursaal y la estación de ferrocarril, con sus vidrieras arqueadas y la amplia bóveda a casetones del atrio. Una parada aromática rodeado de naturaleza No puedes abandonar Salsomaggiore sin antes pasar unas horas en el relajante entorno natural del Jardín Botánico Gavinell, a 2 km de la ciudad, que alberga más de 450 especies de plantas aromáticas y medicinales en un área de 12 hectáreas, para luego terminar tu visita en el herbolario y la biblioteca olfativa, entre las demostraciones de perfumes, las esencias, los aceites y los productos cosméticos y alimenticios elaborados con las preciosas hierbas de Gavinell. Un paseo entre los castillos de la sal Las colinas que rodean Salsomaggiore bien merecen una excursión al aire libre, salpicadas de castillos construidos en la Edad Media por la poderosa familia de los marqueses Pallavicino en posiciones estratégicas para proteger las preciosas salinas. De entre los numerosos castillos, no dejes de visitar las fortalezas de Scipione, Tabiano y Contignaco, denominados como «castillos de la sal». Si quieres visitarlos, puedes elegir entre diferentes itinerarios para recorrer en bicicleta o a pie, agrupados bajo el nombre de Via del Sale e inmersos en el verdor de las colinas emilianas. Dulces para el camino de regreso No te vayas sin llevarte un recuerdo de entre los productos típicos de la enogastronomía local. Te recomendamos los Brutti ma buoni, unas deliciosas galletas elaboradas con clara de huevo y avellanas, que puedes acompañar con una amplia selección de licores producidos en el territorio: la Camomillina, el Nocino, el Bargnolino también llamado Prunella y el Limoncino, elaborados según recetas artesanales centenarias y con productos estrictamente naturales.