Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Ciudad

Rímini: entre la antigua Roma y el esplendor del Renacimiento

Rímini es una de las ciudades costeras más visitadas del centro de Italia. Ideal para los que buscan relajarse en la playa entre buena comida y clubes, y también para los amantes de la historia y la cultura.

El centro histórico, lleno de encanto, le descubrirá antiguos monumentos romanos, plazas y palacios renacentistas, iglesias llenas de tesoros y obras de arte para descubrir su larga historia. Muy cerca hay más de 15 kilómetros de playas con más de 250 establecimientos, carriles bici, y pistas de vóley playa con los que disfrutar el día entero, así como algunos de los locales nocturnos más famosos de Italia, con discotecas desde la zona del puerto hasta el centro Marina y restaurantes abiertos a visitantes y turistas todo el año, a cualquier hora.

1. Historia y curiosidades de Rímini

La historia de Rímini comenzó en el año 268 a.C. como Ariminum romana gracias los emperadores Augusto, Tiberio y Adriano, que vieron en Rímini el punto de encuentro perfecto entre la Vía Flaminia y la Vía Emilia.

Rímini pronto se convirtió en un importante centro económico y cultura, incluso durante la Edad Media. Su esplendor continuó creciendo durante el Renacimiento cuando se convirtió en la cuna de la renovación artística, científica y literaria italiana y europea gracias a la familia Malatesta.

Este periodo de innovación marcó la historia de Rímini, y el Castillo Sismondo de la plaza Malatesta y el Templo Malatesta son excelentes muestras del amor de la familia Malatesta por la ciudad. 

2. Qué ver en Rímini: lugares que no te puedes perder

Más de dos siglos de historia y cultura han dejado su huella en la ciudad y no es fácil elaborar una lista de las cosas que ver, pero proponemos algunos símbolos imprescindibles de la ciudad como monumentos, obras de arte, y lugares de ocio.

Italia en miniatura, a las afueras de Rimini, es uno de los parques temáticos más peculiares y famosos de Italia, con más de 270 reproducciones a escala de monumentos, iglesias y palacios italianos.

El Templo Malatesta, un emblema de Rímini, es una obra maestra renacentista donde encontrarás obras de Piero della Francesca y Matteo de' Pasti. En la ciudad se encuentra el arco más antiguo conservado en el norte de Italia, el Arco de Augusto, erigido en el año 27 a.C. Al lado se encuentra el anfiteatro romano construido en el siglo II por el emperador Adriano.

Al otro lado del casco antiguo, al que se llega andando en 15 minutos, el Castel Sismondo es una fortaleza en la plaza Malatesta que conserva el núcleo de la construcción original con grandes torres cuadradas y poderosas murallas escarpadas.

3. 10 ideas que hacer en Rímini

Rimini reúne a los entusiastas de la cultura y a los amantes de la diversión. Si te preguntas qué hacer en Rímini, te aconsejamos comenzar con una excursión llena de tesoros artísticos a pie o en bicicleta desde el Arco de Augusto, por el Corso d'Augusto, hasta la Iglesia de Sant'Agostino.

Desde la plaza Malatesta, se puede visitar la residencia-fortaleza Castel Sismondo, el Teatro Galli y el Palacio dell'Arengo e del Podestà con la Fontana della Pigna, que enamoró hasta a Leonardo Da Vinci.

Se recomienda caminar desde el recorrido multimedia de Rímini Caput Viarum, que se encuentra muy cerca, hasta el puente de Tiberio para dar un paseo a orillas del río.

Quienes visiten Rímini en familia pueden disfrutar de un día divertido en Fiabilandia, uno de los parques de atracciones más antiguos de Italia, con numerosas atracciones temáticas medievales, orientales, y occidentales.

4. ¿Qué comer en Rímini? 9 especialidades que no puedes perderte

El cine y la literatura han celebrado los platos de esta zona, tan auténticos y apetitosos como sus gentes. Y es inconcebible que quien quiera decir que ha conocido Rímini, no pruebe las principales especialidades de la gastronomía local.

  • La piadina romagnola es perfecta como merienda o almuerzo rápido. Sencilla y sabrosa, puede rellenarse con muchos ingredientes, pero los riminenses prefieren la de queso squacquerone o la de salami de Mora.
  • La pasta al huevo es también obligatoria, desde los tagliatelle al ragú hasta los strozzapreti con salchichas y guisantes.
  • El conejo a la porchetta es un plato imprescindible para los amantes de la carne, cuyas variantes se encuentran en todos los restaurantes de Rímini.
  • En Rímini nunca falta el pescado, pero si quieres mantenerte fiel a la tradición deberías probar el Brodetto, una sopa de pescado servida con crujientes picatostes de pan.
  • Si te gustan los dulces, debes probar el bracciatello, un producto típico de panadería acompañado de natillas, y el Bustrengo, un pastel espeso y jugoso con frutos secos, miel y pasas.

5. Lugares insólitos en Rímini

Fuera de las rutas turísticas habituales hay lugares insólitos que descubrir en esta ciudad. La Biblioteca Gambalunga, en el centro histórico a 100 metros de la Domus del Cirujano, es una de las más bellas del mundo. Fundada en 1619 por Alessandro Gambalunga, es un palacio cuyo patio interior está adornado por un pozo del siglo XVIII en piedra de Istria.

A sólo dos minutos a pie se encuentra el Palacio Ripa, un edificio del siglo XIX que fue la primera residencia en Rímini del gran director Federico Fellini.

En dirección a la costa, cerca del parque dedicado a Fellini, se encuentra la iglesia de San Girolamo, acabada en 1971, que contiene obras de arte como el Vía Crucis de Gian Battista Costa, un crucifijo del siglo XVII, y una Virgen con el Niño de 1800.