Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Ciudad

Taormina, una terraza natural sobre el mar

Encaramada en la cima del monte Tauro, Taormina es una terraza natural sobre el mar y que es un sueño para cualquier turista.

Una ubicación maravillosa y una belleza natural única le han valido a esta ciudad el sobrenombre de perla del mar Jónico, convirtiéndola en el lugar de vacaciones, y no solo, más famoso e importante de toda Sicilia.

Taormina te da la bienvenida en cualquier época del año con su clima mediterráneo, su centro histórico rico de monumentos y su espectacular teatro helenístico que ofrece un panorama espectacular del mar turquesa y una vista que se extiende hasta las costas de Calabria, la ciudad de Siracusa y la cumbre del Etna.

Ya tienes la maleta hecha, ¿no?

1. Historia y curiosidades de Taormina

La historia de Taormina se envuelve en la fascinación y el misterio. En el año 358 a. C., los sículos que se habían instalado en el monte Tauro acogieron a los supervivientes de la colonia griega de Naxos. Allí fundaron Tauroménion y le dieron a la ciudad la configuración de una colonia griega, con el ágora, la acrópolis y el teatro antiguo. La tiranía de Dionisio II no perdonó a Taormina, que fue anexionada al helenístico reino de Sicilia, hasta que los romanos declararon provincia romana toda la isla de Sicilia.

Tras la caída de Roma, Taormina se convirtió en la capital de la Sicilia bizantina. Fue conquistada por los árabes, destruida y reconstruida como Emirato de Sicilia. En 1079, el normando Roger I se apoderó de la ciudad tras haber conquistado el resto de la isla.

Durante el periodo normando, la ciudad disfrutó de una larga prosperidad. Taormina fue menos afortunada bajo el dominio de los españoles y los franceses, hasta que fue redescubierta en los últimos tiempos como un destino turístico lleno de esplendor.

2. Qué ver en Taormina: los 6 lugares imprescindibles

Entre importantes monumentos y lugares históricos, elegir qué ver en Taormina puede resultar abrumador. Si no quieres perderte ni uno solo de los lugares mágicos de la ciudad, aquí tienes 6 lugares imprescindibles que debes apuntar en tu lista de cosas por hacer.

Isla Bella es el símbolo de Taormina junto con el teatro griego, un pintoresco y evocador islote que, en 2011, se convirtió en el Museo Regional de Historia Natural de Isolabella. Lo puedes visitar de martes a domingo, desde las 9 de la mañana hasta la puesta de sol, llegando a él a pie desde el centro de la ciudad por un pequeño camino desde el mirador de isla Bella.

El teatro griego es el otro símbolo de Taormina. Cuenta con una cueva excavada en la roca en perfecta armonía con su entorno y ofrece un mirador único: al sur se encuentra el monte Etna, la bahía de Naxos y la ciudad de Taormina, mientras que al norte puedes admirar la costa calabresa con el estrecho de Mesina. La visita dura menos de una hora y, si quieres hacer fotos perfectas, ve a última hora de la tarde mientras esperas la puesta de sol.

Otro lugar imperdible de Taormina es la plaza IX Aprile, una terraza panorámica con vistas a la bahía. Repleta de cafés al aire libre, la plaza es el lugar perfecto para que tomes un granizado, dejarte sorprender por la belleza de Taormina y divisar el Monte Etna en la distancia.

Desde la terraza, camina hasta la plaza Duomo para admirar por un lado la basílica catedralicia de San Nicolò de Bari, del siglo XIII y, por otro, la fuente de estilo barroco que lleva el nombre de las 4 fuentes.

3. 4 ideas sobre qué hacer en Taormina

Corso Umberto es el centro neurálgico de Taormina. Aquí se respira la verdadera esencia de la ciudad y, si buscas consejos sobre qué hacer en Taormina, deberías empezar tu visita paseando entre las tiendas y callejones hasta llegar al palacio Corvaja, un edificio histórico que alberga el Museo de arte y tradiciones de Taormina.

Entre un granizado y un helado, dirígete a la villa municipal de Taormina, construida a mediados del siglo XIX como residencia privada de la noble inglesa Lady Florence Trevelyan. Su particularidad son las llamadas locuras victorianas, excéntricas construcciones encargadas por la propia Lady Florence en un estilo que mezcla el romanticismo con el gusto gótico y fuertes influencias orientales.

A pocos pasos de la villa, no puedes perderte la naumaquia de Taormina, un largo muro de ladrillo interrumpido por 18 grandes nichos con ábsides alternos y 18 pequeños nichos.

4. Qué comer en Taormina: 5 especialidades

Sicilia es mundialmente famosa por su buena comida y la ciudad de Taormina no es una excepción. Aquí son muchas las tentaciones culinarias y están por todas partes: intenta resolver el dilema de qué comer en Taormina siguiendo nuestros 5 consejos.

  • Los rollos de pez espada son imperdibles. Tienen influencias árabes y se preparan con piñones, pasas, limón y una pizca de menta.
  • La caponata siciliana debe su nombre a la original preparación con pescado capón, pero con los años ha evolucionado hasta convertirse en un delicioso plato vegetariano con berenjenas, aceitunas, cebolla y tomate.
  • La pasta alla norma es una obra maestra de berenjenas, fritas y combinadas con salsa de tomate y una generosa porción de requesón salado. Si te gusta la pasta, deberías probar la pasta con sardinas, un sabroso plato que combina el fuerte sabor de las sardinas con la suavidad de las pasas y los piñones.
  • Ahora es el momento del postre, y en Taormina está prohibido levantarse de la mesa sin un postre: prueba los nzuddi, crujientes galletas de almendra enriquecidas con virutas de naranja, o los cuzzole, trozos de masa de pan frito espolvoreados con azúcar, y luego nos cuentas que te han parecido. 

5. Los lugares inusuales de Taormina

Taormina es una ciudad llena de secretos y lugares inusuales para descubrir fuera de los destinos turísticos.

Los jardines municipales duque de Caesarò, por ejemplo: pulmón verde de la ciudad, rodean la villa municipal de Taormina y son el lugar ideal para pasear en las horas más calurosas del día, aprovechando el cobijo que ofrece la rica vegetación.

A continuación, Castelmola, un antiguo pueblo situado en la parte superior de la ciudad. Partiendo de Taormina, puedes subir hasta el mirador de la plaza de Sant'Antonio y, desde allí, caminando por las estrechas calles que serpentean la ciudad, llegarás al antiguo arco romano en lo alto de la escalinata de piedra caliza.

Un poco más adelante verás el Castillo, una antigua fortificación defensiva que alberga el Museo de la Edad Media siciliana.