Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

  • In evidenza
Naturaleza

Playa de Tonnara

La playa de Tonnara, perla de la Reserva de Vendicari Es un oasis natural, un territorio virgen abrazado por el maquis mediterráneo y con vistas a un sector de costa espectacular. Se trata de la Reserva de Vendicari, una zona protegida en el este de Sicilia que ofrece a los visitantes una gran cantidad de vistas espléndidas. Recorridos por caminos que terminan en playas de ensueño bañadas por aguas cristalinas. Entre ellas destaca la playa della Tonnara. Los reflejos iridiscentes del mar En los 13 kilómetros de costa de la reserva, en la parte sur destaca la Playa della Tonnara (playa del Atún), un largo litoral de arena con algunas rocas pintorescas. El fondo marino es poco profundo y tiene una suave pendiente, por lo que tendrás que caminar un poco antes de llegar al punto en el que finalmente puedes sumergirte. El agua tiene tonalidades que van del verde al turquesa, del azul claro a un azul marino que desafía al cielo en belleza. También te llamará la atención la riqueza de la flora marina, aquí caracterizada por las vastas praderas de poseidonias, las plantas acuáticas que se encuentran tanto en la playa como en los primeros metros del fondo marino. La tradición de la pesca del atún Frente a la playa se encuentra el islote de Vendicari, a lo largo de la costa verás la Torre de Suabia y los restos de la antigua almadraba con sus artefactos de "arqueología pesquera". Sicilia cuenta con una tradición muy antigua de captura y procesamiento del atún, que dio lugar a estas fascinantes estructuras. La almadraba di Vendicari, también conocida como Bafutu, está rozando el agua y hoy podemos contemplar sus ruinas recientemente restauradas. Se extiende a lo largo de 100 metros, con una serie de pilares que en su día sostenían el tejado. Conserva una chimenea alta. También se pueden observar las antiguas casas de los pescadores. La Torre de Suabia es una estructura defensiva que fue erigida en 1400 para proteger los almacenes donde se guardaban los productos alimenticios en lo que entonces era un puerto floreciente. Las ventanas del imponente edificio siguen siendo las originales. Entre playas y caminos Es un verdadero placer moverse a pie o en bicicleta dentro de la Reserva de Vendicari, que abarca 1512 hectáreas en la provincia de Siracusa, desde la ciudad de Noto hasta Pachino. Encontrarás otras playas, como la magnífica playa de San Lorenzo, muy adecuada para los niños y muy cerca de la Playa della Tonnara, su continuación natural. Además del sector en el que domina la arena fina y pálida, encontrarás pequeñas ensenadas rocosas y una joya de playa, Calamosche, una paradisíaca cala de arena bordeada por dos promontorios rocosos que la resguardan de las corrientes y crean una maravillosa piscina natural. A lo largo del camino que lleva a la playa de San Lorenzo, hay cabañas para los observadores de aves. Caminarás entre enebros, tamariscos, lentiscos y salicornias, hermosas orquídeas, tomillos y romeros. Si miras al cielo podrás ver garzas reales y grandes bandadas de gaviotas argénteas, mientras que entre la vegetación se mueven zorros, erizos, puercoespines y conejos de monte. Y aún más al sur... En el extremo sur de Sicilia, la Isla delle Correnti es el punto de encuentro entre los mares Jónico y Mediterráneo. Salvaje y virgen, está conectada a Portopalo por una fina lengua de terreno. A continuación, puedes seguir hasta Marzamemi, un agradable pueblo costero construido en torno a su majestuosa pesquería del atún. La céntrica plaza de Regina Margherita, con sus dos iglesias y a su alrededor las antiguas casas de los pescadores, es encantadora. Allí podrás disfrutar de un tranquilo paseo, ya que todo el pueblo es peatonal y no pueden entrar los coches. Puedes tomar un café con vistas al mar, en los pequeños cafés desde donde se divisan los dos puertos naturales, La Fossa y La Balata. Toma asiento en una mesa al aire libre en uno de los muchos restaurantes y pide gambas de Mazara del Vallo, pasta con tomates cherry de Pachino y especialidades de ventresca, botarga y mosciame de atún rojo, que también puedes comprar en establecimientos del centro histórico.
Divertido

Etnaland

Etnaland: el parque de atracciones a la sombra del volcán El gran volcán siciliano mira desde lo alto al templo del entretenimiento que dio a la isla uno de sus proyectos más ambiciosos. Etnaland ya lo celebra en su nombre y probablemente ve cierta afinidad en su capacidad de hipnotizar y asombrar. El parque, desde su apertura, sigue ampliando su oferta, conquistando a un público cada vez más amplio. ¿Vienes a descubrirlo con nosotros? En parte por diversión, en parte para aprender Con una superficie total de 280 000 metros cuadrados, Etnaland se encuentra en Belpasso, cerca de Catania. En su interior hay infinidad de atracciones aptas para todos los gustos y edades, incluido un parque acuático y una zona didáctica que captará la atención de tus hijos, empezando por el Parque de la Prehistoria y el sendero botánico. En principio era un zoológico En esta zona, en 1976, se encontraba la finca La Pergola, que pertenecía al padre del actual director del parque, Francesco Russello. Cuando un circo quebró en Palermo a principio de los 80, Russello adquirió los animales y creó un primer espacio naturalista que se llamó El Parque Zoológico de Sicilia, al que luego se añadió El Parque de la Prehistoria. Todavía estábamos muy lejos de crear la mayor área temática del Sur ¿qué ocurrió entonces? Cuando se dio cuenta del éxito, adquirió varias instalaciones típicas de parques acuáticos y, en 2001, presentó al público la primera versión de Etnaland. Con el paso del tiempo se han multiplicado las inversiones y se han añadido atracciones que no siempre están presentes en este tipo de instalaciones, pero que reciben un nombre evocador. ¿Te suenan los Cocodrile Rapids, Jungle Splash y Dragon River? Sumérgete en el Aquapark Desde 2012, ha sido una carrera para Etnaland para ofrecer una experiencia cada vez más adrenalínica y emocionante. El Aquapark se completó en su concepto inicial en 2014, aunque se inauguró en el año de su apertura. Incluye más de 25 atracciones con un total de 8500 metros cuadrados de piscinas y ahora también tiene un récord: es el que más atracciones y extensiones tiene en toda Europa. Incluso superó al enorme Siam Park de España. Para niños y familias Etnaland cuenta con alrededor de 30 atracciones para los más pequeños. Si tienes niños, les encantarán los coloridos globos aerostáticos giratorios Billow Balloon, los coches de juguete de Guardias y ladrones, el Brave Kart, las sillas voladoras de Twistarello y Torre de Cyclopina, una torre de caída libre en versión mini. Barcos eléctricos Laguna del Amor, el carrusel Gran Carillón y la torre amiga Babel son atracciones para toda la familia. Un vistazo al Etna No olvides que el parque en el que te encuentras, que en verano mantiene sus puertas abiertas incluso al anochecer para prolongar la diversión, está situado en las laderas del Etna, el volcán Patrimonio de la Humanidad UNESCO. Una mirada hacia arriba para admirar la maravilla de la Muntagna, como dicen los cataneses, es imprescindible. Una excursión a sus cráteres de la cumbre también vale la pena.
Ciudad

Una terraza natural sobre el mar

Con su aspecto de pueblo medieval, su antigua alma griega y los colores y aromas de la vegetación mediterránea, Taormina es uno de los lugares más bellos del mundo. Terraza natural con vistas al mar, dominada por el majestuoso volcán Etna, Taormina es un lugar realmente mágico y único.

Más información