Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

Sicilia

Las ciudades barrocas del Val di Noto: cuando el arte se funde con la belleza

<strong>Ocho joyas</strong> engastadas en el corazón del <strong>Val di Noto,</strong> iluminadas cada día por el sol de <strong>Sicilia</strong>: son las <strong>ciudades del barroco tardío</strong>, precioso tesoro del sureste de la isla.

 

<strong>Caltagirone, Militello in Val di Catania, Catania, Módica, Noto, Palazzolo Acreide, Ragusa y Scicli</strong> son los puntos de partida ideales para un <strong>recorrido dedicado</strong> a lo que se considera la cumbre del barroco europeo. 

1. De paseo por las ciudades "renacidas"

Desde 2002, estos ocho centros forman parte del Patrimonio UNESCO, pero no todo el mundo sabe que representan un verdadero ejemplo de resiliencia. En 1693, un terremoto estuvo a punto de arrasarlas y en 1700 se reconstruyeron por completo siguiendo criterios arquitectónicos y artísticos inspirados en el gusto barroco. Un valiente reinicio hoy recompensado con flujos turísticos cada vez más importantes, celebrado también por el cine y las series de televisión, empezando por El comisario Montalbano, que ha convertido estos lugares en un inmenso plató al aire libre.

2. Mismo estilo, pero no iguales

Paseando por el centro histórico de cada uno de estos lugares del sureste de Sicilia, te encontrarás con elegantes palacios, iglesias embellecidas con obras antiguas y fachadas perfectamente taraceadas. Un estilo homogéneo, pero con algunas diferencias.  Por ejemplo, los materiales utilizados para la construcción: Catania ha preferido el basalto, en Noto triunfa el color miel de la piedra local. ¿Preparados para emprender un recorrido por las ocho capitales barrocas sicilianas?

3. Ragusa Ibla

Antiguo centro histórico de la ciudad de Ragusa, Ragusa Ibla es famosa por sus más de cincuenta iglesias barrocas, entre las que destaca el suntuoso Duomo de San Giorgio. Encaramado en una colina, domina el valle y goza de una mayor notoriedad gracias a la serie de televisión El comisario Montalbano, que ha ambientado aquí muchas vistas de Vigata y Montelusa

4. Modica

Aunque es una ciudad espectacular, con el centro antiguo encaramado en una colina de los montes Iblei y la zona nueva construida en el valle, puede que el motivo por el que quieres visitar Módica sea otro que no tiene nada que ver con el Barroco. De hecho, aquí se produce un delicioso chocolate que, gracias a un tratamiento especial en "frío", excluye la mezcla de la masa de cacao a alta temperatura, lo que confiere a las deliciosas tabletas una textura inconfundible. Pero no dejes la ciudad sin visitar la Catedral de San Giorgio y la iglesia de San Pietro, el "Duomo" de la ciudad baja. 

5. Caltagirone

Seguramente te fascinará el cuidado de los detalles de sus fachadas, entre templos religiosos y residencias nobiliarias. Merece la pena que visites las iglesias de Santa María del Monte y la de San Giacomo Apostolo, pero no te olvides del Museo regional de la cerámica de Caltagirone, que conserva magníficos ejemplos de albarelos, botellas, cuencos y tinajas, recipientes de uso farmacéutico de la cerámica siciliana.

6. Militello en Val di Catania

Su plan urbanístico fue reproducido fielmente en la reconstrucción durante el barroco tardío y es un triunfo de belleza, hasta el punto de estar considerado uno de los pueblos más bellos de Sicilia. En la ciudad natal de Pippo Baudo, no te olvides de visitar la iglesia de Santa Maria della Stella, que alberga la Pala della Natività del escultor Andrea della Robbia, y la iglesia de Santa Maria la Vetere, con su portal de 1506 atribuido a Antonello Gagini. 

7. Noto

Tras el terremoto, se reconstruyó en un emplazamiento totalmente nuevo, sobre dos niveles. Si comienzas tu recorrido desde la parte más nueva, en la ladera, puedes hacer preciosas fotografías del conjunto de edificios y calles barrocas. Sus tesoros son muchos, pero destacan sobre todo el palacio Ducezio, sede del ayuntamiento, y la catedral de San Nicolò, magníficamente fotografiada con su espectacular escalinata. 

8. Catania

Otra joya completamente reconstruida, con la espléndida plaza del Duomo, donde se encuentran el palacio degli Elefanti y la fuente de Amenano, y la vía dei Crociferi, una monumental calle del siglo XVIII. 

9. Scicli

Un triunfo de iglesias y villas patricias, con un panorama urbano de gran impacto visual, tanto que es el escenario principal de la serie de El comisario Montalbano. No te pierdas la fachada del palacio Beneventano, con su inmenso valor artístico y arquitectónico. 

10. Palazzolo Acreide

Una ciudad de raíces griegas, con una parte medieval. Entre las joyas barrocas se encuentran la iglesia de San Sebastiano, con su escenográfica escalera, la basílica de San Paolo, con sus capiteles corintios, y los espléndidos palacios de Corso Vittorio Emanuele.