Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

Toscana

Pisa y la plaza dei Miracoli, joyas de extraordinaria belleza

Ciudad de arte y llena de historia y cultura, Pisa debe su fama mundial a la monumental plaza del Duomo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987.

Este símbolo del poder de la República Marítima de Pisa es más conocido como <strong>Piazza dei Miracoli</strong> por la definición que el poeta Gabriele D'Annunzio dio de la ciudad gracias a la extraordinaria belleza de sus joyas arquitectónicas.
¿Preparado para perderte entre las maravillas de esta plaza única?

1. Dónde está la plaza dei Miracoli de Pisa

Piazza dei Miracoli - Pisa, Toscana

La enorme plaza del Duomo de Pisa se levanta a las afueras del centro histórico de la ciudad medieval, que era demasiado limitado para contener el imponente centro religioso que comenzó con la fundación del Duomo de Santa Maria Assunta, construido en 1064 para celebrar la grandeza de lo que entonces era la poderosa República Marítima de Pisa.

El Prato dei Miracoli, como lo llamó D'Annunzio en 1910, es una amplia extensión de césped sobre la que se levantan las 4 obras maestras del arte monumental medieval mundialmente conocidas: el famoso Campanile o Torre Inclinada, el Camposanto, el Baptisterio y el Duomo.

2. Historia e información sobre Pisa y la plaza dei Miracoli

Duomo - Pisa, Toscana

La historia de la plaza dei Miracoli está ligada al apogeo de Pisa, una poderosa república marítima desde el año 1000. La idea era contar con un importante centro religioso que simbolizara las principales etapas de la vida de todo hombre: el nacimiento con el baptisterio, la vida con la catedral de Santa Maria Assunta y su torre, y la muerte con el cementerio.

La construcción de estos monumentos comenzó en 1064 por la Primaziale Pisana, un organismo laico-eclesiástico creado en 1063 específicamente para gestionar el complejo del Duomo de Pisa.

El aspecto definitivo de la plaza no se logró hasta el siglo XIX gracias al arquitecto Alessandro Gherardesca, que demolió algunos edificios menores y dio protagonismo a las cuatro obras maestras descritas como milagros por Gabriele D'Annunzio.

3. Por qué es patrimonio de la UNESCO

Battistero di San Giovanni - Pisa, Toscana

La plaza dei Miracoli y sus cuatro obras maestras de la arquitectura cristiana medieval se encuentran entre los primeros lugares italianos inscritos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.
De hecho, fue en 1987 cuando la agencia de las Naciones Unidas reconoció la singularidad de esta plaza y sus monumentos ricos en tesoros artísticos medievales y renacentistas, como las puertas de bronce y mosaico del Duomo, los púlpitos del baptisterio y del Duomo, los frescos del cementerio y muchos otros.

Sin embargo, la plaza del Duomo también tiene el mérito de haber marcado el nacimiento del estilo románico pisano, exportado posteriormente al resto de la Toscana, principalmente a Lucca y Pistoia.

4. Qué ver en la plaza dei Miracoli de Pisa

Campanile o Torre Pendente - Pisa, Toscana

Si visitas Pisa por primera vez tienes que empezar por su monumento más emblemático y mundialmente conocido, la torre Inclinada, que se encuentra en la plaza del Duomo, detrás de la catedral de la que forma parte. Aunque parezca un monumento en sí mismo, la torre de Pisa tiene su origen en el campanario del Duomo.

Comenzada a construir en 1173 con seis hileras de pequeñas logias que se hacían eco del motivo del Duomo, la torre no se completó hasta la segunda mitad del siglo XIV debido al hundimiento del suelo, que provocó la inclinación de la estructura, característica que ha contribuido a convertirla en el símbolo de Pisa que visitan cada año millones de personas de todo el mundo. Con 57 metros de altura, podrás visitarla subiendo los 294 peldaños de la escalera de caracol desde la base, la torre de Pisa ofrece una vista única de toda la plaza y del hermoso paisaje que la rodea.

La catedral de Pisa es el símbolo del estilo románico pisano, una mezcla de elementos clásicos, islámicos, lombardos y bizantinos que atestiguan los profundos contactos entre la República Marítima de Pisa y el resto del Mediterráneo. Tras admirar la magnífica fachada, prepárate para sorprenderte con su interior lleno de obras de arte, empezando por el púlpito de Giovanni Pisano, considerado una de las mayores obras maestras del arte gótico italiano.

Frente a la catedral se encuentra el baptisterio dedicado a San Juan Bautista, el más grande de Italia, con 107 metros de circunferencia y 54 de altura. Iniciado en 1153 por Diotisalvi y terminado en el siglo XIV, el baptisterio de Pisa también combina elementos típicos del románico y del gótico. El interior alberga el púlpito de Nicola Pisano, hijo de Giovanni, pero la verdadera magia es la excepcional acústica asociada a la doble cúpula. Solo tendrás que pronunciar unas pocas palabras para darte cuenta, pero si eres tímido, puedes contar con el personal de seguridad que realiza breves entonaciones vocales cada 30 minutos para hacer resaltar la potencia del eco.

El cementerio de Pisa cierra la plaza dei Miracoli a norte. Es un cementerio monumental iniciado en 1277, rodeado de un recinto de mármol y con la estructura interna de un claustro. Es a partir de este edificio, verdadero museo de arte y arqueología, que la palabra "camposanto" se ha convertido en sinónimo de cementerio en Italia. Hoy en día se puede pasear por los largos pasillos y descubrir la rica colección de sarcófagos romanos en los que están enterradas varias personalidades pisanas del pasado.

Los frescos que decoraron el cementerio durante siglos fueron dañados en 1944, pero han sido cuidadosamente restaurados durante años y hoy estas obras maestras, incluyendo El triunfo de la muerte de Buonamico Buffalmacco, se conservan en el cercano museo delle Sinopie.

Sin embargo, Pisa es también mucho más.

Desde la plaza dei Miracoli, puedes recorrer el centro histórico de la ciudad hasta llegar a la plaza dei Cavalieri, resultado de una amplia renovación encargada a Giorgio Vasari en 1558. La plaza está presidida por la iglesia de Santo Stefano dei Cavalieri, el palacio del Consiglio dei Dodici y el palacio della Carovana, sede de la Normale di Pisa, una de las universidades más antiguas, respetadas y solicitadas del mundo.