Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

Toscana

El centro histórico de Florencia, uno de los más bellos del mundo

<strong>Florencia</strong> es una ciudad que sorprende, seduce y permanece en el corazón. La capital toscana es un museo al aire libre lleno de obras maestras de la arquitectura y obras de arte únicas.
En cada rincón encontrarás una maravilla, hasta el punto de que su <strong>centro histórico</strong>, en el interior de las antiguas murallas medievales, es <strong>Patrimonio de la Humanidad de la Unesco</strong> desde 1982. 

1. Lo que tienes que saber sobre el centro histórico de Florencia

479035945

El centro histórico de Florencia es un tesoro que durante siglos ha estado cercado por las murallas del siglo XIII. Del antiguo perímetro hoy solo quedan las torres monumentales y las dos fortalezas, la de San Giovanni Battista, al norte, y la de San Giorgio a Belvedere, en la zona de Oltrarno al sur.

Entre el animado barrio de San Lorenzo y el pequeño distrito de Santa Croce, Florencia contiene la mayor concentración de obras de arte de fama mundial.

Basta con pasear por su centro histórico para admirar una obra maestra tras otra: la catedral de Santa María del Fiore en la plaza del Duomo, el Palazzo Vecchio en la plaza della Signoria, la galería de los Uffizi y el Ponte Vecchio, el palacio Pitti y los jardines de Boboli. Y también la basílica de Santa María Novella, la galería de la Academia y la basílica de Santa Croce.

2. Historia e información sobre el centro histórico de Florencia

Duomo

La historia de Florencia comienza en el año 59 a. C. con la fundación por parte de los romanos de la villa de Florentia sobre los restos del antiguo asentamiento de la Florencia etrusca. A partir del año 1000, el esplendor de Florencia creció exponencialmente siglo tras siglo y su centro histórico también se expandió.
Durante siglos, el centro limitaba al norte con las murallas, hoy bulevares de la ciudad, y al sur con el margen del río Arno. Después de 1400, cuando las familias florentinas ricas comenzaron a construir al otro lado del río, la zona de Oltrarno pasó a formar parte del centro histórico.

La ciudad, que también fue capital de Italia durante algunos años, está inevitablemente ligada a los intelectuales y artistas que marcaron la historia del arte y la literatura desde el siglo XIII hasta el Renacimiento, como Petrarca y Boccaccio, Dante Alighieri y Lorenzo de' Medici, Filippo Brunelleschi y Miguel Ángel Buonarroti, Leonardo da Vinci y Niccolò Maquiavelo.

3. Por qué es patrimonio de la UNESCO

David di Michelangelo

El centro histórico de Florencia, testimonio excepcional de la Florencia mercantil de la Edad Media y cuna del Renacimiento italiano, es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1982 y fue uno de los primeros sitios en recibir el reconocimiento después de la ciudad histórica de Roma y el cenáculo de Leonardo da Vinci en Milán.

El organismo de las Naciones Unidas reconoció en el conjunto urbano florentino la mayor concentración de obras de arte conocida en el mundo, un logro artístico único, una obra maestra del arte medieval y renacentista que influyó en el desarrollo de la arquitectura y el arte monumental en el resto de Italia y Europa.

4. Qué ver en el centro histórico de Florencia

Ponte Vecchio

Cada rincón del centro histórico de Florencia está lleno de cosas que ver. Si visitas la ciudad por primera vez, prepárate para un paseo con muchas paradas en las que apreciar las obras maestras que han asombrado a millones de visitantes durante siglos.

La visita a este museo al aire libre debe comenzar en el corazón de la Florencia renacentista, la espléndida plaza del Duomo, donde se encuentra la imponente catedral de Santa María del Fiore, una maravilla del siglo XV y la tercera iglesia más grande de Europa después de San Pedro de Roma y el Duomo de Milán. La construcción del símbolo de la ciudad se inició en 1296, pero su finalización está fechada en 1436 con la terminación de la enorme cúpula del arquitecto Filippo Brunelleschi.

Delante de la catedral se encuentra el baptisterio de San Giovanni con su planta octogonal y una puerta de bronce que Miguel Ángel llamó Puerta del Paraíso.

Continúa hacia la plaza della Signoria, sede del poder civil y corazón de la vida social de la ciudad. Aquí se encuentra el formidable Palazzo Vecchio del siglo XIV.

Frente al Palazzo Vecchio encontrarás uno de los emblemas del Renacimiento, el David de Miguel Ángel. Sin embargo, es solo un anticipo, ya que se trata de una copia del original, trasladado a la galería de la Academia en 1910 para evitar su deterioro. Además del símbolo de la ciudad de Florencia, otras 4 impresionantes esculturas inacabadas de Miguel Ángel, originalmente destinadas a la tumba del Papa Julio II en Roma, te esperan dentro de la galería, situada en la parte norte del centro.

La logia della Signoria es una pequeña galería de arte desde la que puedes acceder a la galería de los Uffizi y regalarte unas horas entre obras maestras de Rafael y Botticelli, obras de Giotto, Tiziano, Pontormo, Caravaggio y Leonardo da Vinci.

Al salir de los Uffizi, recorre el mágico Ponte Vecchio, otro símbolo de Florencia con sus históricos talleres de orfebrería.

Por encima del puente se encuentra el corredor de Vasari, un pasillo utilizado por los Medici para llegar al palacio Pitti, su residencia histórica. Pasear por el Ponte Vecchio es una experiencia única, pero para admirarlo desde fuera, dirígete al puente Santa Trinità y admíralo desde allí.

Palacio Pitti alberga una importante serie de museos, en primer lugar, la galería Palatina con obras maestras de Rafael y Tiziano.

El enorme palacio se complementa con los jardines de Boboli, uno de los mejores ejemplos de jardines a la italiana del mundo y el verdadero pulmón verde de Florencia.