Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Estrómboli

Resumen

Estrómboli, un viaje al pie del volcán para relajarse por completo

Si planeas unas vacaciones en la encantadora isla de Estrómboli, la más septentrional del archipiélago de las Eolias, declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, entre Panarea y la costa calabresa, debes tener en cuenta una presencia extra: la del volcán, uno de los más activos e inquietos, quizá único en el mundo, debido a sus tres bocas en perpetua actividad explosiva.

 

Caminar sobre la "piel" del gigante

Los habitantes la llaman Iddu, en siciliano: por sus destellos, que se repiten a intervalos de unos 15-20 minutos, y por el perpetuo refunfuño de sus barriles y sus periódicos estallidos que incitan a un respetuoso temor. Y es algo difícil de ignorar, entre otras cosas porque Stromboli es el volcán: sobre su lomo, dos tercios por debajo de la superficie del mar, el hombre ha construido asentamientos y vida social a lo largo del tiempo. Durante milenios hemos seguido pisando su sensible piel, quizás burlándonos un poco de ella.

 

Desconexión en contacto con la naturaleza

La isla está dividida en caseríos, casi todos agrupados en el lado noreste, donde también se encuentran las principales playas: Scari, Piscità, San Vincenzo, Ficogrande y la ciudad de Stromboli. En el lado opuesto se encuentra Ginostra, aislada y accesible exclusivamente por mar, un pintoresco anfiteatro de cabañas posadas sobre la roca: una vez fue un mero pueblo de pescadores, pero hoy es un destino de turismo exclusivo y bastante espartano.

Lo primero que hay que recordar, antes de planificar unas vacaciones aquí, es que únicamente los residentes pueden desembarcar vehículos motorizados en Stromboli y que no hay transporte público. ¿La razón? Solo se tarda unos veinte minutos en ir a pie de un extremo a otro y hay varios taxis eléctricos que, a precios módicos, te llevarán a destino a lo largo del único kilómetro de carretera pavimentada. No lo lamentarás, al contrario: la escasez de vehículos motorizados en la carretera te dará esa agradable sensación de estar verdaderamente de vacaciones.

 

Una noche realmente oscura, para contar todas las estrellas

Otra cosa que debes tener en cuenta es que no hay alumbrado público en la isla, por lo que te recomendamos llevar siempre una linterna si sales de noche. Por otra parte, la oscuridad casi total de la noche confiere un brillo extraordinario a las bóvedas estrelladas sobre Stromboli, para deleite de todo astrónomo aficionado y, sin duda, de los más románticos.

La isla también carece de una fuente de agua potable, la cual se transporta en camiones cisterna una vez a la semana en invierno y tres veces a la semana en verano.

 

¡Vamos, que va a anochecer!

En Stromboli, la hora de la puesta de sol, cuando en todas las localidades costeras la gente se prepara para el ritual social del aperitivo, es también el momento ideal para emprender algunas de sus principales excursiones. Si estás debidamente equipado, gozas de buena salud y cuentas con un guía autorizado, podrás ascender por la parte trasera del volcán, llegar al encaje, a 900 metros de altitud, y admirar, desde una distancia segura, la actividad explosiva de los cráteres. Recuerda que en Stromboli siempre existe la posibilidad de cambiar el plan: a veces, debido a las condiciones del volcán, los grupos no pueden salir o se ven obligados a detenerse a mitad de camino.

También al atardecer, desde Scari se puede embarcar para llegar a la Sciara del Fuoco, la escarpada ladera formada por lava, escoria incandescente y lapilli que desciende desde el cráter de Stromboli hasta el mar. Desde el agua, podrás contemplar el increíble espectáculo de la lengua de fuego que enciende la parte posterior de la montaña.

 

Las playas negras, la joya de la costa de Estrómboli

Los días, al menos en verano, suelen dedicarse al baño. Gran parte de la costa de Estrómboli está atravesada por altos acantilados. Las principales playas, casi todas de reluciente arena negra, se encuentran en el tramo de costa que va desde Ficogrande hasta La Petrazza. Una recomendación: si te importa, evita los trajes de colores claros.

 

¡Encantado de conocerte, Strombolicchio!

A diez minutos a pie desde el desembarco del hidrodeslizador se llega a la playa de Ficogrande, una cala de arena y rocas volcánicas. Sin embargo, la playa más hermosa de la isla es Forgia Vecchia, una extensión bastante salvaje de guijarros negros, alisados por el agua y el viento. Se puede llegar a ella por tierra a través de un camino desde la cercana playa de Scari, debajo de San Vincenzo, una aldea con vistas a Strombolicchio, el símbolo y la mascota de la isla.

Según las leyendas, este islote volcánico, hermano menor de Iddu, es el casquete de un volcán que se precipitó al mar durante una erupción. Hace algunos años, se convirtió en un parque natural protegido: el faro que hay sobre él, que antes funcionaba con gas, es ahora 100% autosuficiente gracias a un dispositivo de energía renovable.

Opiniones
Opiniones
()
Estrómboli

98050 Stromboli ME, Italia

Página web

Explora los alrededores

Cercano