Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

Sicilia

Un tour por las maravillosas playas de Sicilia

¿Por qué elegir si puedes conocerlas todas? Hay tantas playas hermosas en Sicilia, que podrías pasar todo el viaje explorando la costa.

Entre aguas límpidas de colores cambiantes, vistas de postal y maravillas de la naturaleza, el Mar de Sicilia ofrece emociones.

Aquí es donde hay que empezar a llenar la memoria de recuerdos imborrables.

1. Calamosche y San Lorenzo

La playa de Calamosche se encuentra en el Oasis de vida silvestre de Vendicari, un paraíso natural que no debes perderte. Es una pequeña cala entre dos promontorios rocosos salpicados de cuevas y barrancos para explorar, rodeada de matorral mediterráneo y frente a un mar cristalino. No muy lejos está también la playa de San Lorenzo.

En agosto puede estar muy concurrida, pero llegar temprano es la clave para disfrutarla. Y después de la playa, un paseo por el barroco pueblo de Noto.

2. Isla de los Conejos

Existe una buena razón para que sea la playa más famosa de Lampedusa: es un fragmento de África en Sicilia. Se encuentra frente a la isla de los Conejos y se puede llegar a ella fácilmente nadando, pero cuando llega la marea baja una lengua de arena la conecta con tierra firme. Que sea un paraíso lo confirman también las tortugas caretta caretta que aquí vienen a poner sus huevos.  Según Tripadvisor, es la playa más bonita del mundo. También la amaba Domenico Modugno, que sabía de tonos de azul.

3. Scopello y San Vito Lo Capo

Un tramo de costa de postal y dos pueblos costeros en los extremos: esto no es un sueño, basta con ir entre San Vito Lo Capo y Scopello para descubrir que es pura realidad. Date un baño en absoluto silencio entre los faraglioni de Scopello, un paraíso de la biodiversidad, y luego date un paseo por las calles del pueblo.

Si buscas más movimiento, el lugar ideal es San Vito Lo Capo, con su animada playa rosa. En medio hay calas con fondos transparentes, acantilados con vistas al mar, el perfume del maquís mediterráneo y extensiones de olivos: las seducciones de la reserva del Zingaro.

4. Scala dei Turchi

Si te apetece darte un chapuzón después de visitar el Valle de los Templos en Agrigento, el lugar adecuado es la Scala dei Turchi, en la costa entre Porto Empedocole y Realmonte.

Es un acantilado de deslumbrante roca blanca que desciende hacia el mar. Está prohibido subir a él, pero admirarlo desde el agua o desde las playas cercanas sigue siendo una experiencia que no debes perderte.

5. Torre Salsa

No solo es una de las playas más largas de Sicilia, sino que también es una reserva natural. Se extiende desde Siculiana hasta Eraclea Minoa y se puede acceder a ella desde varios puntos. Para llegar allí tienes que querer ir, porque a pesar de ser tan larga, sigue siendo una joya escondida, poco conocida y salvaje.

6. San Leone

San Leone es la playa más famosa y de moda de Agrigento, la más cercana a la ciudad y llena de pequeños clubes donde se puede disfrutar de un aperitivo al atardecer o de una noche loca bajo las estrellas en uno de los lidos de la costa. De día, sin embargo, es una extensión de arena dorada que brilla bajo el sol. Gracias al viento que sopla aquí, también es popular entre los surfistas.

7. Mondello

Llegar a Mondello es una experiencia en sí misma, que precede al placer de meter los pies en el agua. La arena clara refleja el sol y contrasta con el mar, que cambia de color cuando las nubes pasan rápidamente sobre el agua.

Nunca más olvidarás los colores de Mondello. Ni siquiera lo que hay alrededor, desde las palmeras hasta las villas Art Nouveau que bordean la playa.

En verano está equipada con cabañas de madera, tumbonas y sombrillas. A la hora de comer, pásate por el pueblo para degustar el pescado recién sacado de los barcos del puerto.

8. Isola Bella

La llaman la Perla del Mediterráneo porque es una de las gemas engastadas en el mar que baña Taormina. Está conectada a tierra firme por un corto istmo de arena, que desaparece en el agua durante la marea alta. Pero nunca tanto como para no poder atravesarlo. En la isla, se puede visitar la reserva natural y una villa excavada en la roca. No te lo pierdas. Al final del día, súbete al teleférico de vuelta a Taormina para dar un paseo por el centro.

9. Oliveri – Messina

Al otro lado del santuario de Tindari se encuentra la playa de Oliveri, formada por lenguas de arena de formas insólitas salpicadas de pequeños lagos. Merece la pena llegar hasta allí para dar un largo paseo y descubrirlas de cerca.

10. Punta Secca

¿Fan del Detective Montalbano? Entonces no puedes perderte la playa de Vigata que se asoma a las ventanas de su casa. Vigata no existe realmente, pero la casa y la playa dorada sí, y están en Punta Secca, en la región de Ragusa.

11. Porto Palo di Menfi

Si sales de Menfi en dirección a Capo Granitola y luego a Mazara del Vallo, descubrirás una larga secuencia de playas arenosas. ¿La más bella? La de Porto Palo di Menfi. Después de nadar, haz una parada en uno de los pequeños restaurantes que sirven pescado recién capturado acompañado de vino blanco local, para beberlo frío.

12. Capo d’Orlando

Con sus vistas a las Islas Eolias, es un lugar mágico tal y como es. Pero Cabo de Orlando también tiene una playa de 8 kilómetros de largo y rara vez tan concurrida que se vuelve inhabitable. Elije la vertiente adecuada según la hora del día para disfrutar de un hermoso amanecer o una impresionante puesta de sol.

13. Sampieri

Es un pequeño pueblo de pescadores en el sur de Sicilia, cerca de Scicli, pero también tiene una playa inolvidable, bordeada por un fragante bosque de pinos justo detrás de las dunas. También hay aquí un interesante yacimiento de arqueología industrial: la Fornace Penna, que fabricaba ladrillos de arcilla a principios del siglo XX.

 

Leer más

https://www.visitsicily.info/spiagge-piu-belle-in-sicilia/