Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Divertido

Parque faunístico Le Cornelle, el reino animal en 12 hectáreas

El parque faunístico Le Cornelle, ubicado en una zona de 12 hectáreas a las afueras de Bérgamo, alberga un centenar de especies animales, entre las que se encuentran mamíferos, reptiles y aves de diversas partes del mundo.

El parque, abierto desde 1981, puede visitarse fácilmente a pie, dando un paseo por las instalaciones de distintos hábitats, que albergan a tigres, elefantes, canguros, leopardos, tortugas gigantes, una selva tropical y un reptilario.

Mediante proyectos de investigación y reintroducción en hábitats naturales, el parque colabora también con las políticas de protección de los animales. 

1. Lombardia: Parco Faunistico Le Cornelle

Desde hace más de cuarenta años en Valbrembana, el parque Le Cornelle te permite viajar por distintos continentes para ver de cerca, gracias a sus vallas bajas, varias especies de animales en peligro de extinción, algunas de ellas realmente poco conocidas.

Está el zorro orejudo, un cánido africano; el potamoquero, un pariente africano de nuestro jabalí; la mara patagónica, un roedor; la grulla de Manchuria, una de las especies más amenazadas de la familia de las gruidas.

Entre los animales de la sabana se encuentran los leones, varios tipos de antílopes, el raro leopardo de las nieves y la pantera negra, el tigre blanco, guepardos, ñus, jirafas, hipopótamos, rinocerontes blancos, elefantes y muchos más.

2. El oasis de Aldabra

Los amantes de las tortugas pueden ver las tortugas gigantes de las Seychelles (Océano Índico), especialmente las que han sobrevivido en la isla de Aldabra, uno de los mayores atolones de coral del mundo, alejado del resto del archipiélago, uno de los lugares más remotos y salvajes del planeta.

Al acercarse a estas gigantescas criaturas terrestres -el macho puede pesar hasta 200 kg- se descubre que su presencia es crucial para la supervivencia del entorno natural en el que viven: por ejemplo, en Aldabra hay especies vegetales endémicas cuyas semillas sólo germinan después de que las tortugas las hayan ingerido y pasado por su sistema digestivo.

Las tortugas de Aldabra nos enseñan que en la naturaleza todo está conectado en un delicado equilibrio que debe ser preservado.

3. El selva tropical y el reptilario

En la selva tropical, entre masas de agua y vegetación, por donde se puede caminar por una pasarela, viven flamencos, grullas, cigüeñas, pelícanos, muntíacos (pequeños ciervos asiáticos), caimanes y cocodrilos.
En las cinco vitrinas del reptilario, podrás admirar la rara iguana rinoceronte, el varano de roca y varias pitones.

4. Visita al Parque Le Cornelle

El parque Le Cornelle ofrece a los colegios y grupos visitas guiadas, contando con talleres para niños de distintas edades. También hay un pequeño hotel ubicado en una villa Art Nouveau de principios del siglo XX.

 

Para saber más

www.lecornelle.it