Saltar el menú
Pueblos

Pequeños, orgullosos y sostenibles: los pueblos rurales italianos más bonitos que visitar en Italia

¿Cuáles son los pueblos rurales más bonitos del mundo para visitar?

27 diciembre 2022

4 minutos

¿Cuáles son las pequeñas localidades de excelencia que, además de contar con un extraordinario escenario natural, protegen y promueven con orgullo sus raíces, el patrimonio cultural y enogastronómico, que transmiten y potencian estilos de vida y actividades tradicionales, demostrando al mismo tiempo saber desarrollar con empeño y clarividencia la innovación y la sostenibilidad en todos los ámbitos?

Créditos: Comune di Otricoli

Tradiciones e innovación pueden convivir

tradiciones e innovación de los objetivos 2030

La Organización Mundial del Turismo (UNWTO), la agencia de las Naciones Unidas, que se encarga de difundir un turismo responsable, sostenible e accesible a todos, promoviendo el bando Best Tourism Villages.

Entre los pueblos identificados en los cuatro rincones del planeta, el año pasado destacaba el pequeño y encantador municipio italiano de San Ginesio, cerca de Macerata, en las Marcas. La excelente noticia es que este año se han seleccionado dos lugares de nuestro país por su belleza y singularidad: Sauris-Zahre, pueblo alpino del Friuli Venezia Giulia y la Isola del Giglio, una de las más sugestivas del archipiélago toscano; con mención especial para Otricoli, antiquísimo pueblo umbro en la provincia de Terni.
Descubrámoslas juntos, en este recorrido por las joyas más bellas del territorio italiano, según la Organización Mundial del Turismo.

Créditos: comune di Sauris

San Ginesio, balcón de Italia

san ginesio italia

Entre los ganadores de la última edición de la convocatoria Best Tourism Village, San Ginesio y su definición de “balcón de los Montes Sibilinos” son suficientes para hacernos entender por qué. La pequeña ciudad en la provincia de Macerata, también conocida como la “ciudad de las 100 iglesias”, por su importante patrimonio artístico religioso, goza de una posición panorámica con vistas a uno de los parques naturales nacionales más bellos de Italia, el de los montes Sibilinos, ejemplar también en términos de sostenibilidad ambiental y en un panorama espectacular, que va desde el Adriático hasta el Gran Sasso.

Centro cultural y artístico de importancia internacional desde la Edad Media, San Ginesio acoge cada año un Palio, un festival de música antigua y el Ginesio Fest, dedicado al "arte del actor", categoría de la que es patrono el santo patrón de la ciudad.
“Ciudad creativa” de la UNESCO, un proyecto creado en 2004 con el objetivo de unir una lista de ciudades que han hecho de la creatividad el motor de su desarrollo económico, gracias a los programas de reurbanización y revitalización tras el terremoto que la asoló en 2016, San Ginesio es una etapa clave en el turismo lento del centro de Italia.

Sauris-Zahre, laboratorio de sostenibilidad

sauris zahre laboratoria sostenibilidad

Enclavado entre los relieves de los Alpes cárnicos a 1400 metros de altura, Sauris-Zahre en el idioma local, es un enclave de habla alemana al pie de los Dolomitas de Friuli. Durante mucho tiempo semiaislado debido a las difíciles vías de acceso, el pueblo se ha conservado intacto durante siglos, con sus casas típicas de madera y piedra, así como las tradiciones culturales han permanecido intactas y vitales; en primer lugar, la del Carnaval, con la asombrosa Noche de las linternas, y las gastronómicas.

Famosa por su jamón, apreciado a nivel internacional, en Sauris los quesos de malga y las cervezas artesanales representan una excelencia del territorio. Desde los años 80, el país es un laboratorio para experimentar nuevas formas de turismo sostenible, lo que ha llevado a la creación de un hotel generalizado y ha mejorado el desarrollo de la comunidad y la identidad local, con una mejor calidad de vida, tanto para los habitantes como para los turistas.
Sus montañas y su lago artificial ofrecen mil oportunidades para los amantes de las actividades al aire libre, tanto en verano como en invierno.

Créditos: G. Carlig

Isla del Giglio, perla del Tirreno

isla de giglio tirreno

Gema del archipiélago toscano, que representa el parque marino más grande de Europa, Isola del Giglio es un "municipio disperso" de la provincia de Grosseto. Un pequeño paraíso natural, áspero y salvaje, en medio del Tirreno, es desde siempre la punta de lanza del turismo sostenible italiano, por el perfecto equilibrio entre la protección del medioambiente, la salvaguardia de las tradiciones y de las comunidades locales y la disponibilidad de los recursos receptivos.

Sin embargo, las calas y los fondos turquesas no son el único tesoro: su naturaleza virgen es ideal para los amantes de los deportes al aire libre, pero también para aquellos que aman la vida lenta de los pueblos. Habitada desde el Neolítico, la isla fue un asentamiento etrusco y, en época romana, un nudo marítimo clave, y está salpicada de iglesias, monumentos y restos arqueológicos. Pequeña, pero culturalmente muy animada, acoge todos los años importantes festivales de música, exposiciones y representaciones teatrales.

Otricoli, cofre de antiguas glorias

ostricoli cofre del tesoro de antiguo esplendor

Un pequeño municipio de 1700 almas en la provincia de Terni, en Umbría, Otricoli se alza sobre los restos de un importante bastión romano. El pueblo tiene una posición estratégica, pues está situado en la cima de una colina con vistas a un largo tramo del río Tíber. En el área arqueológica, encontramos los antiguos vestigios romanos y un concurrido puerto fluvial de época imperial.

Su historia está vinculada a su condición de castrum especial, pero el pueblo también cuenta con un círculo de murallas y un castillo medieval, así como varios palacios renacentistas.
Su centro histórico no conoce las temporadas bajas, animado por recreaciones históricas sobre los antiguos fastos romanos y medievales y eventos enogastronómicos muy esperados, lo que lo convierte en un destino popular para todos los turistas que buscan historia, arte y sabores.

Créditos: Comune di Otricoli

¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.