Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

Los mejores senderos patrimonio de la UNESCO en Italia: 10 000 pasos por la naturaleza y la belleza

Septiembre es el mes para ponerse en forma. Hay que estar al aire libre, yendo por algunos de los lugares más encantadores de Italia, para que recuperar la forma resulte doblemente estimulante.

09 septiembre 2022

4 minutos

Aquí os indicamos los mejores senderos de los lugares italianos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Recorridos inmersos en la naturaleza y en la belleza, que os invitan a paseos regeneradores.

Además de las ciudades Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, vuestro reto consiste ahora en explorar nuestros bienes naturales: 10000 pasos por el rico y variado patrimonio forestal italiano mejoran el espíritu y el corazón. ¿Preparados para un poco de movimiento y belleza?

1. Patrimonio Natural de la UNESCO en Basilicata: el bosque de Cozzo Ferriero

En el Parque Nacional del Pollino, la mayor zona natural protegida de Italia, se encuentra el bosque de Cozzo Ferriero, un hayedo de unas 70 hectáreas, donde sobreviven árboles centenarios. A la sombra de su follaje, siguiendo los senderos del CAI (Club Alpino Italiano), atravesaréis zonas de bosque por donde podéis transitar libremente, para luego disfrutar de una vista panorámica impresionante: los macizos del Pollino y del Orsomarso, la Sila y las Islas Eolias. Un placer para el cuerpo y para la vista.

2. Patrimonio natural de la UNESCO en los Abruzos: los antiguos hayedos del Parque Nacional

Un paisaje similar se os presenta al atravesar los senderos del Parque Nacional de los Abruzos, el Lacio y Molise. La zona, templo de los bosques primigenios de Italia, alberga antiguos hayedos de excepcional valor natural, caracterizados por su increíble biodiversidad. Pasearéis inmersos en un sugerente mundo de singularidad ecológica, en un bosque poblado por ejemplares que tienen más de 500 años.

3. Patrimonio Natural de la UNESCO en Calabria: Parque Nacional de la Sila

La red de senderos del Parque Nacional de la Sila, que abarca las tres provincias de Cosenza, Catanzaro y Crotone también tiene mucho que ofrecer. Lo podéis recorrer a pie, a caballo y en bicicleta. La zona está cubierta de árboles (no es casualidad que Sila haya sido apodada desde siempre el "Gran Bosque de Italia") y la presencia de bosques antiguos, que constituyen el 80% de la superficie, es extraordinaria.

4. Patrimonio Natural de la UNESCO en Puglia: la Reserva Natural de Foresta Umbra

Otro magnífico recorrido natural que podéis realizar se encuentra en la parte más interna del Parque Nacional del Gargano: la Reserva Natural Foresta Umbra. Debe su nombre a la densa vegetación, que permite permanecer a la sombra durante muchos tramos. Es el reino de la biodiversidad y por ello está siendo objeto de numerosos estudios, especialmente por el fenómeno del macrosomatismo: allí os encontraréis con plantas mucho más grandes de lo normal.

5. Patrimonio Natural de la UNESCO en Emilia Romagna: el bosque del Sasso Fratino

En Sasso Fratino, las hayas tienen cuatro, si no cinco siglos de antigüedad. El hayedo se encuentra en el lugar secreto del Parque Nacional Foreste Casentinesi, Monte Falterona y Campigna, en una de las zonas forestales más salvajes de Europa. Un lugar de encanto y magia, capaz de asombrar con sus maravillosos paisajes. Vais a poder caminar por la primera reserva natural integral de Italia, creada con el objetivo de preservar una de las pocas zonas de bosque que todavía permanecen intactas en nuestra península.

6. Patrimonio natural de la UNESCO en el Lacio: el bosque de Monte Raschio y Monte Cimino

Si el haya, en el centro de Italia, es una especie forestal típica de la zona montañosa, muy extendida por encima de los 1000 metros, a lo largo de los caminos de relieves volcánicos del Lacio os sorprenderéis al descubrir que también hay hayedos en altitudes mucho más bajas. Las abundantes lluvias y las condiciones favorables del suelo permiten que estos bosques se extiendan a una altitud de 350 - 400 metros. Se pueden admirar en el monte Cimino y en el monte Raschio, en el interior del territorio del Parque Natural Regional de Bracciano-Martignano.

7. Patrimonio Natural de la UNESCO en la Toscana: Lago de los Ídolos

Una ruta que hará volar vuestra imaginación entre los interminables hayedos del Parque Nacional de los Bosques del Casentino es la que conduce hasta el monte Falterona, donde nace el río Arno, y que acaba en el lago degli Idoli, un santuario de montaña único, capaz de retrotraernos a la época de los etruscos, para permitiros revivir los ritos ancestrales de este antiguo y fascinante pueblo.

8. Patrimonio Natural de la UNESCO en el Piamonte: Langhe, Monferrato y Roero

En la parte sur del Piamonte, en una zona entre el río Po y los Apeninos, se encuentra un rincón único en Italia. Ante vuestros ojos se abrirá un paisaje impresionante, una sucesión de colinas en las que se respira el alma antigua, salvaje y original de las Langhe, el Monferrato y el Roero. Caminaréis entre robles y avellanos de belleza ancestral, que se reflejan en la cadena nevada de los Alpes. Os acariciará el marin, un viento del mar capaz de calentar y perfumar toda la zona, aportando ese microclima tan especial adecuado para sus inimitables vinos.

9. Patrimonio Natural de la UNESCO en Trentino y Friuli: los Dolomitas

Concluimos nuestro paseo regenerador por los sitios de la UNESCO en Italia en el espectacular complejo montañoso de los Dolomitas. Entre picos nevados, densos bosques y valles rojos y dorados, podéis intentar atravesar una vasta zona que cuenta con numerosas rutas de diferente dificultad entre las regiones de Trentino y Friuli. 10.000 pasos saludables por los tranquilos senderos del Parque Nacional del Stelvio o del Alpe di Siusi, o incluso en el Parque Natural de los Dolomitas Friulanos entre los ríos Tagliamento y Piave. Durante el paseo, es fácil que encontréis grupos de corzos y ciervos. Constituirá vuestra inmersión completa en un verdadero paraíso natural.