Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Riardo

Resumen

El castillo de Riardo y las fuentes efervescentes

Riardo, uno de los pueblos más encantadores del Alto Casertano, importante parada en la ruta de la Vía Francesa del Sur, situado en la ladera norte de los Montes Trebulani y dominado por un imponente castillo longobardo. El agua, relacionada a la historia del pueblo desde tiempos remotos, justifica por sí sola una visita a este lugar: Riardo ya era conocida en la época romana por sus aguas naturalmente efervescentes, mencionadas y apreciadas por Vitruvio y Plinio el Viejo.

 

Desde la ventana de la mansión

La principal atracción de la ciudad y extraordinario mirador, el Castillo de Riardo, surge en la colina que domina la llanura del Savone, el arroyo que brota del extinto volcán de Roccamonfina. Durante los trabajos de restauración, encontraron una piedra con una fecha cerca de la entrada: 1122, pero los orígenes del castillo remontan a épocas anteriores, probablemente al siglo IX, cuando la dinastía Castaldei, de origen longobardo, decidió construir una de las muchas fortalezas defensivas del condado de Capua en estas tierras. El edificio se amplió dos siglos después, en la época normanda.

El punto fuerte del castillo, es la enorme ventana en forma de arco que permite admirar la impresionante vista de la llanura de abajo que se extiende hasta el mar: no te lo pierdas.

Otro detalle es la torre principal con sus paredes huecas, en cuyo interior se encuentran las escaleras de acceso al torreón. Una pasarela cruza los jardines por la ladera norte y ofrece una vista espectacular más allá de las murallas.

 

Había una vez tres personas de Rieti

Precisamente en el castillo de Riardo tiene lugar una anécdota histórica que los lugareños transmiten con orgullo de padres a hijos: se dice que en 1463, el rey Ferrante de Aragón asedió Riardo y su castillo porque su joven señor feudal, el barón Antonio Cristoforo Gaetani, se había puesto del lado de los angevinos contra su acceso al trono del reino de Nápoles. Los riardos se defendieron ferozmente, pero después de unos días capitularon. Todos menos tres de ellos, que, atrincherados en el castillo, siguieron lanzando piedras, diezmando a las tropas reales. La anécdota cuenta que el gobernante, para ahorrar tiempo y pérdidas humanas, quiso llegar a un acuerdo con la resistencia prometiéndoles la salvación y una gran suma de dinero a cambio de la rendición. Al no confiar en sus palabras, los tres rebeldes, que habían mantenido en jaque a todo un ejército, se burlaron del rey, tomando el dinero y desapareciendo por un pasadizo secreto.

 

Entre monumentos y lugares sagrados

Entre los edificios históricos de Riardo para visitar se encuentra Santa Maria a Salice, la iglesia madre de la ciudad que alberga la estatua de la Madonna della Stella, de la escuela napolitana, y la estatua de madera de Sant'Antonio Abate, donada por la duquesa Elena Aldobrandini al pueblo de Riardo durante la peste de 1656; bajo los arcos gótico-románicos de la iglesia hoy dedicada a San Leonardo, con su portal gótico catalán, se pueden admirar los restos de una serie de frescos del siglo XIV.

Otra parada importante entre los lugares de culto de Riardo es el Santuario de la Madonna della Stella, que se construyó en la década de 1952-1962 para ampliar la antigua capilla que data de la segunda mitad del primer milenio d. C., que aún alberga frescos medievales de la escuela de Campania.

 

En la fuente de un tesoro líquido

“Sunt nonnullae acidae venae fontium”, aquí están las fuentes de agua ácida, escribió Vitruvio hace más de dos mil años, aludiendo a que la mayor riqueza de Riardo reside en sus acuíferos, en los que fluyen las aguas naturalmente efervescentes que aún hoy se embotellan en la fábrica de Ferrarelle. La calidad naturalmente espumosa se debe a que brotan de las rocas volcánicas de Roccamonfina, del cráter ahora inactivo.

Una combinación natural y paisajística tan especial que el Parque de las Fuentes de Ferrarelle del que manan estas aguas es Patrimonio Fai (Fondo Ambiente Italiano) desde 2011: 135 hectáreas de vegetación virgen aún poco transitada por el turismo de masas, que se pueden visitar gracias a un proyecto de mejora de la zona que ha plantado cultivos históricos, miles de árboles y restaurado una antigua masía.

 

Cosecha la primera manzana

Si necesitas una razón más para visitar Riardo, su campo se encuentra en la zona de producción de la manzana Annurca Campana I. G. P., conocida como la "reina de las manzanas", una de las variedades más conocidas y apreciadas, una perla entre las delicias de la comida y el vino locales, cuya producción se caracteriza por madurar en el suelo en los llamados "melai": muy nutritiva y rica en vitaminas, minerales y fibra, especialmente adecuada para los niños y las personas mayores.

 

Leer más

https://mediovolturno.guideslow.it/localita/riardo/

Opiniones
Opiniones
()
Riardo

81053 Riardo CE, Italia

Página web

Le puede interesar

Explora los alrededores

Cercano