Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

Campania

Parques de Campania: turismo sostenible en las zonas protegidas de la región

Si buscas una experiencia ecológica y una inmersión total en la naturaleza, estás en el lugar adecuado. El 25% del territorio de Campania son zonas protegidas, que se prestan al turismo medioambiental y sostenible.

Te proponemos un recorrido por los 4 parques de Campania. Una ruta evocadora que te encantará, regalándote paisajes diferentes y llenos de encanto.

1. Parque Nacional del Vesubio: recorriendo el Gran Cono

Parco Nazionale del Vesuvio, Campania

El inicio de tu viaje por la Divina Campania es alrededor del famoso volcán, cuyo aliento milenario casi se puede sentir.

Creado para preservar las especies animales y vegetales, las singularidades geológicas y el equilibrio ecológico del lugar, el Parque Nacional del Vesubio comprende 13 municipios de la zona napolitana y cubre un área con una densa red de senderos: 11 en total, con una longitud de 54 kilómetros.

Puedes elegir diferentes trazados y optar por los senderos naturales circulares, el educativo o los panorámicos y agrícolas.

Sobre todo, será la subida a la cima del cráter lo que te dejará sin aliento.

Tienes dos opciones para subir por el sendero del Gran Cono: caminar por la parte occidental del borde del cráter, o recorrer todo el círculo con una visita guiada. En cualquier caso, el paseo por el Vesubio, un volcán activo pero durmiente, será toda una aventura y te proporcionará una amplia panorámica, desde Campania hasta el Lacio.

También merece la pena el Museo del Parque Nacional del Vesubio en Boscoreale, en el centro cultural Villa Regina.

Aquí podrás conocer la evolución geológica del complejo volcánico Somma-Vesubio, con paneles informativos e instalaciones multimedia, así como el desarrollo de la biodiversidad.

2. Parque de Grassano: joya natural de Benevento

El recorrido continúa en la zona de Benevento, a pocos kilómetros de Telese Terme. Enclavado en el Valle de Telesina, lejos de ciudades y zonas costeras, el Parque del Grassano es una verdadera joya natural. La reserva está entre más famosas, con sus 120 000 metros cuadrados de vegetación que serpentean entre ruinas romanas, castillos medievales y pueblos pintorescos.

La zona está llena de vistas encantadoras y aguas cristalinas. Por ejemplo, las del Río Grassano, que bañan el parque y le dan su nombre.

No solo podrás cruzar el río en canoa, sino también traer a los niños y dejar que se diviertan en la zona de juegos, o simplemente relajarte y comer al aire libre en las áreas de picnic.

3. El Parque Regional de Partenio: un precioso pulmón verde

He aquí el tercer itinerario: las más de 14 000 hectáreas del Parque Regional de Partenio. Te encantará la cobertura forestal casi completa de las mesetas, un manto ininterrumpido de castaños y hayas, así como las vistas de los picos de Montevergine.

Encontraremos numerosas cuevas a lo largo del territorio, que abarca la parte de los Apeninos y los valles adyacentes del Valle Caudina, Sabato y Vallo di Lauro-Baianese.

Te sorprenderá la gran biodiversidad animal de este precioso pulmón verde, desde los reptiles hasta las 70 especies de aves que eligen el parque como hábitat ideal para anidar. Y luego, los mamíferos, más difíciles de detectar por su timidez, pero cuya presencia demuestran sus muchas huellas. Entre ellas, las del lobo.

4. Parque Nacional de Cilento, Vallo di Diano y Alburni

El cuarto lugar merece una visita distribuida en varios días por su enorme tamaño. El Parque Nacional del Cilento, Vallo di Diano y Alburni es el segundo más grande de Italia y abarca 80 municipios desde la costa del Tirreno hasta los Apeninos.

Llegar a todos los rincones de esta maravillosa zona es la forma ideal de descubrir su naturaleza, historia y cultura. Si no tienes tiempo para hacer todas las paradas, te recomendamos que visites el Museo del Paisaje y la Naturaleza, en Santa Maria di Castellabate, en la Villa Matarazzo. Conocerás los tres hábitats que caracterizan al parque: el Río Calore, el Monte Cervati y la Costa Cilentana, logrando entender el territorio a través de su flora y fauna típicas.

Pero hay al menos otros dos destinos imprescindibles: la Cascada de los Cabellos de Venus en la reserva del WWF, las Cuevas del Bussento en Morigerati, con su atmósfera de cuento de hadas, y las playas que se extienden desde Ascea hasta Camerota. En agosto, puedes ser testigo de un acontecimiento inolvidable: la eclosión de los nidos de las tortugas marinas.