Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

La isla de Favignana

Resumen

La isla de Favignana: un paraíso de aguas turquesas

Favignana es la más grande de las islas Égadas y también una serie de bahías poco profundas de aguas de color turquesa, protegida como reserva natural marina.

Sus costas de relieve llano te permitirán moverte fácilmente a pie o en bicicleta para ir todos los días a descubrir una playa diferente.

En lo que fue uno de los centros de procesamiento del atún más grandes del Mediterráneo se creó, en la bahía del puerto, un museo que recorre la historia de la “matanza” o pesca artesanal del atún.

 

Playas para todos los gustos

Las playas de Favignana pueden satisfacer todos los gustos y todas las necesidades: la de Praia, próxima al puerto, Cala Azzurra, Lido Burrone y Calamoni, en la zona sureste, son predominantemente de arena.

La costa de Punta Lunga, la playa del Preveto y de los Faraglioni tienen por su parte arena mezclada con cantos rodados.

Cala Rossa, situada en la costa noreste, ofrece tanto rocas como arena, mientras que la cueva Perciata, punta Fanfalo o el Cavallo son solo de rocas.

 

Reserva natural marina

El mar que baña Favignana está incluido en la Reserva Natural Marina (Amp) de las islas Égadas, un parque marino especialmente importante, no solo por su tamaño (54 000 hectáreas, siendo la más grande de Europa), sino también por su posición geográfica: el parque es, de hecho, el primer punto de llegada de las algas y de la fauna oceánica, que se mueven con las corrientes atlánticas, es decir, un flujo de agua que sube a la superficie justo cerca de las islas Égadas con su importante carga biológica.

El Amp tiene como objetivo la preservación de la fauna especialmente rica en especies protegidas o vulnerables, incluidos la foca monje, el atún rojo, la tortuga marina, el delfín, el cachalote, el tiburón, la mantarraya y varias especies de peces y moluscos.

Para disfrutar del mar, embárcate con los pescadores locales que organizan excursiones a las cuevas y actividades de pescaturismo: muchos de ellos son antiguos atuneros, que saben cómo se desarrollaba la pesca del atún.

 

Las canteras de piedra de Favignana

Durante siglos, en Favignana se ha extraído la calcarenita, denominada incorrectamente tufo (toba), una piedra de construcción muy compacta y de color claro. La actividad extractiva ha dejado por todas partes, sobre todo en la zona nororiental, las profundas señales de las canteras al aire libre que, hoy abandonadas, son convertidas por los habitantes en huertos y jardines protegidos del viento, donde crecen árboles frutales como las higueras, los almendros y árboles de cítricos.

Algunas canteras cercanas a la costa se han convertido en cómodos descensos al mar o han creado piscinas con formas extravagantes. Algunas de ellas se han ido renaturalizando, creando así ambientes sugerentes. Visita Cala Rossa, donde los canteros han dejado unas altas columnas de toba, que parecen las de una catedral.

 

Qué hacer en Favignana

En la isla se puede dar largos y fáciles paseos a lo largo de la costa para explorar las playas o en la parte montañosa hacia el Fuerte de Santa Catalina, antigua torre de vigilancia reconstruida por Ruggero II el Normando y, posteriormente, utilizado por los Borbones como prisión. En la actualidad, es un increíble punto de observación de todo el archipiélago y de la costa occidental de Sicilia.

Visita el museo realizado en la antigua fábrica de Florio, una de las fábricas procesadoras de atún del Mediterráneo, que alberga una exposición de vídeo y testimonios de la “matanza” de los atunes, así como una sala con objetos arqueológicos.

Puedes partir del puerto de Favignana para realizar una excursión a la isla de Levanzo, donde el mar es aún más transparente y tentador, si cabe.

En la isla, la Grotta del Genovese es de especial interés por sus pinturas e incisiones del Neolítico, entre las que destaca la forma de un atún, un animal que siempre ha sido importante para las comunidades que han vivido en estas islas. A la cueva se puede llegar a pie, pero primero hay que ponerse en contacto con el guarda en el puerto o bien ir en barca.

 

Albóndigas, filetes o tartar: el atún está servido

El ingrediente principal de la cocina de Favignana es el atún, que se pesca entre mayo y junio y se come en forma de tartar, en sabrosas albóndigas o en filetes a la parrilla. Tampoco faltan las especialidades como los “spaghetti alla bottarga” (las huevas del atún) y la carbonara de atún.

En los restaurantes también podemos encontrar pasta con erizos de mar, langosta de las Égadas y muchos otros pescados, así como el cous-cous, como en toda Sicilia oriental.

Para el postre te recomendamos probar los granizados de varios sabores, bien acompañados con los brioches, los cannoli y las cassatas, bien acompañados de un vaso de Marsala. 

Opiniones
Opiniones
()
La isla de Favignana

91023 Favignana TP, Italia

Explora los alrededores

Cercano