Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Piamonte en bicicleta entre paisajes vitivinícolas y rutas enogastronómicas

Pedaleando por las colinas de Langhe, Roero y Monferrato, en Piamonte, entre senderos naturales y excelencias enogastrnómicas: 5 itinerarios para descubrir

Las colinas de Langhe, Roero y Monferrato, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, invitan a vivir una experiencia ciclista cómoda y activa, apta para todas las edades, por caminos que pueden recorrerse en bicicleta eléctrica y bicicleta de montaña. He aquí cinco rutas ciclistas en plena naturaleza para disfrutar de la excelente gastronomía y el vino del territorio, con paradas ineludibles en bodegas y degustaciones.

1. Su Majestad la Avellana Tonda Gentile

La Avellana Piamonte IGP es la reina de este itinerario, cultivada principalmente en las colinas de Langhe, Roero y Monferrato, y también conocida como Tonda Gentile delle Langhe. La ruta atraviesa el paisaje incontaminado del Valle Uzzone, su principal territorio. Punto de salida y de llegada es Cortemilia, pueblo típico construido con piedras de Langa tradicional y considerada la capital de las avellanas, donde se elabora el famosos y delicioso pastel cuyo ingrediente principal son las avellanas y donde, el mes de agosto, se celebra la Feria Nacional de la Avellana. Larga 34,7 kilómetros esta ruta está recomendada para ciclistas entrenados por su dificultad intermedia, debido a un inicio en subida, una fase de cresta central y un descenso final.

Descubre más en: www.piemontescape.com

2. RBT - Roero Bike Tour

En las colinas del Roero, a orillas del río Tanaro que las separa de las Langhe, esta ruta de 140 kilómetros para bicicletas de montaña y eléctricas se abre paso entre una naturaleza exuberante y bastante salvaje. Recorriendo pueblos históricos, castillos y rocas características - formaciones geológicas locales con una rica biodiversidad - podrás descubrir todas las excelencias de la enogastronomía local, con la posibilidad de degustación in situ. Las zonas truferas de la preciada Trufa Blanca de Alba, los viñedos de Roero DOCG y Roero Arneis DOCG, cultivos de fresas, albaricoques, melocotones y peras madernassa, una variedad local de pera para cocinar. La ruta está equipada con un sistema de señalización vial, estaciones de carga para bicicletas eléctricas y talleres de mantenimiento para bicicletas.

Descubre más en: www.piemontescape.com

3. Bar To Bar – Da Barbaresco a Barolo

Una ruta circular con paradas de degustación en las famosas bodegas de Barolo y Barbaresco entre los bosques y pueblos de las Langhe y Roero, donde la tradición histórica del cultivo de la vid, la interacción respetuosa del hombre con el medio ambiente y la evolución de las técnicas de cultivo y la arquitectura de las viñas han convertido estas colinas en un paisaje digno de ser incluido en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. El itinerario consta de dos rutas, una más larga y difícil, caracterizada por marcados desniveles, destinada a ciclistas expertos, y otra más suave, que atraviesa Alba, Ciudad creativa de la gastronomía de la UNESCO, donde cada otoño se celebra la Feria Internacional de la Trufa Blanca de Alba. La ruta cuenta con un sistema de señalización vial adecuado, estaciones de carga para bicicletas eléctricas y talleres de mantenimiento para bicicletas.

Descubre más en: www.piemonteoutdoor.it

4. La Vía Láctea

Esta ruta es una verdadera Gran Fondo de los quesos D.O.P., que conduce a los ciclistas a través de la Alta Langa más incontaminada y salvaje, salpicada de queserías artesanales que conservan las tradiciones y los productos del territorio. Con su recorrido de 136,1 kilómetros, esta ruta tiene su punto de partida en el pequeño pueblo de Murazzano, célebre por el queso que lleva su mismo nombre, y desciende hasta el valle antes de volver a subir a la cresta a través de amplias zonas boscosas donde destacan sobre todo los cultivos de avellanos. Es una ruta practicable para todos, ya que el recorrido no presenta dificultades relevantes. No pueden faltar las paradas en las granjas lecheras para degustar sus productos típicos.

Descubre más en: www.langheroero.it

5. La ruta de las casas de piedra

Un paseo en bicicleta para descubrir los históricos y pintorescos pueblos de la Alta Langa, caracterizados por obras de arquitectura e ingeniería rural realizadas con la piedra típica de la Langa y construidas con la técnica constructiva tradicional de los muros en piedra seca, como casas y terrazas. El itinerario, de 105 kilómetros y bastante exigente, atraviesa en algunos tramos las aromáticas hileras de uva Moscato y las plantaciones de avellanas que son dos de las excelencias enogastronómicas de la zona. No te pierdas la visita al Santuario de Todocco que, en lo alto de una colina, ofrece una vista espectacular de todo el valle.

Descubre más en: www.piemontescape.com