Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Milano Cortina 2026

Ya ha comenzado la cuenta atrás para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Italia y las oportunidades de descubrir paisajes de montaña (y mucho más) de rara belleza se multiplican

Ni que decir tiene que el evento está reservado a los supercampeones de todas las disciplinas oficiales sobre hielo o nieve, pero la fuerza de un evento como los Olimpiadi es que acoge a todo el mundo y fomenta el intercambio cultural entre pueblos diferentes y distantes. Y eso no es todo... ya que, mientras se esperan los días de las competiciones, además de poder seguir un calendario constantemente actualizado con numerosos eventos de música, teatro, cine y arte, cualquiera puede poner a prueba sus habilidades en los mismos escenarios en los que se batirán los campeones de todo el mundo. Soñar es gratis. Pero estar entre los picos más bellos y evocadores de Europa para pasar unos días entre el deporte y el relax, es un sueño al alcance de todos. Descubramos las perlas que acogerán los Juegos de 2026, creando, junto con Milán y Cortina, la mayor Villa Olímpica de Invierno de la historia.

1. Milán Cortina 2026, inauguración oficial en San Siro

Lesterno dello Stadio Meazza San Siro

Milán tiene la misión de encender la llama olímpica: el estadio de San Siro (la Scala del calcio) acogerá la suntuosa ceremonia de apertura de los Juegos, con espectáculos extraordinarios, el ritual de encender la antorcha olímpica y el desfile de todos los atletas. Con la Expo 2020, la ciudad ha experimentado un nuevo renacimiento, y gracias a su papel protagonista en los próximos Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno, sabrá prepararse para que su tejido urbano sea aún más fascinante. Con opciones cada vez más eco-friendly y green, tanto para el desarrollo arquitectónico de la ciudad como para la movilidad. Un bullicio que, si cabe, aumenta las ya numerosas razones para planificar una visita a la capital de la moda para el 2026. La participación de Milán en los Juegos va más allá de la ceremonia de apertura en San Siro: varias competiciones del calendario en pista cubierta también se celebrarán en la ciudad. Por ejemplo, hockey, del que Milán representa una cuna al haber acogido ya la fase final de los Campeonatos del Mundo en 1994, con partidos en el flamante PalaItalia Santa Giulia y Pala Sharp que, para la ocasión, se convertirá en el Milano Hockey Arena y será el teatro de los desafíos paralímpicos. La pista corta y el patinaje artístico se celebrarán en el Forum de Assago. El último "compromiso" de la ciudad, al final de todos los juegos, será prestar la magnífica Piazza del Duomo para la ceremonia de clausura de los Juegos Paralímpicos.

2. Cortina en el firmamento olímpico

Cortina D’Ampezzo, Veneto

La perla, la reina, la dama de los Dolomitas: para Cortina, los títulos no tienen desperdicio y la ocasión de los Juegos de Invierno no hará más que darles más brillo. Esta pequeña ciudad situada en las laderas de impresionantes picos montañosos se convertirá por segunda vez en la sede y el "gimnasio" de las estrellas del esquí y otros deportes de invierno que protagonizarán los Juegos Olímpicos. A la sombra del Tofane se desarrollarán numerosas disciplinas: desde el esquí alpino hasta el bobsleigh, pasando por el skeleton, el trineo y el snowboard paralímpico. Las competiciones de curling y de curling en silla de ruedas completan el panorama. Habiendo acogido más de 100 carreras de la Copa del Mundo, así como la edición de 1956 de los Juegos, Cortina es, sin duda, el lugar ideal para vivir grandes emociones deportivas en directo. La capacidad de alojamiento permitirá que cualquier persona que se desplace con tiempo pueda encontrar su propio alojamiento en residencias, hoteles, refugios de montaña o casas particulares habilitadas para la ocasión. Estar en Cortina no solo significa estar en el corazón de los Juegos Olímpicos, sino también en un lugar donde el encanto y la cultura siempre han estado en casa. También habrá muchas oportunidades de degustar la exquisita cocina local, tanto en los de los numerosos restaurantes típicos que respetan la tradición como en los siete restaurantes con estrellas Michelin que la reinterpretan. 

3. Baselga di Piné, reflexiones olímpicas en Val di Fiemme

Lago di Serraia, Trentino

En la parte oriental del Trentino, a solo 18 km de Trento, en la meseta de Pinè (a unos 1.000 metros de altitud), se encuentra el pequeño y característico pueblo de montaña de Baselga di Pinè con el evocador lago de Serraia en las cercanías, que acogerá competiciones de patinaje de velocidad sobre hielo en su Palacio de Hielo. Aquí también se encuentra el Centro federal de la selección italiana de patinaje de velocidad. Pero una estancia aquí, antes, después o durante los Juegos Olímpicos, requiere exactamente lo contrario a la velocidad: es en la máxima relajación, en el disfrute de cada momento sin ninguna prisa, donde uno puede acercarse al espíritu de las personas que viven aquí. El paisaje es encantador: en invierno, es un reino de hielo, y en primavera y verano, revela campos de fresas, frambuesas y otros pequeños frutos entre bosques y lagos. Las excursiones a pie o en bicicleta de montaña te permitirán adentrarte en una zona en la que la naturaleza se muestra en su máximo esplendor. 

4. Predazzo, un salto al oro

Predazzo, Trentino

Además de ser la localidad más poblada de Val di Fiemme, Predazzo cuenta con la mayor concentración de variedades geológicas del mundo, visibles y reconocibles en el sendero geológico de Doss Capèl y en el Museo Geologico delle Dolomiti. Cuando hace calor, el paseo hasta el desfiladero de Sottosassa, con sus pequeñas cascadas y sus paredes de pórfido, es de lo más pintoresco. Desde 1980, aquí se encuentra el Estadio de Salto de Esquí «Giuseppe Dal Ben», que consta de dos saltos de esquí principales, además de otros saltos de entrenamiento, donde se celebrarán las competiciones de más adrenalina de todos los Juegos Olímpicos de Invierno. Las instalaciones están hechas para funcionar todo el año y están equipadas con iluminación para realizar impresionantes carreras nocturnas. Además de los saltos, Predazzo también acogerá las competiciones de la combinada nórdica. Un consejo para que apuntes en tu agenda: cerca, en Valmaggiore, encontrarás el Bosco che Suona, donde los resonantes abetos han sido «bautizados» por músicos de renombre internacional.

5. Tesero, un podio para todos

Tesero, Trentino

Conocida por sus vistas a 1.000 m de altitud, por haber mantenido viva la artesanía artística, las fábricas de muebles y la producción de cajas de resonancia utilizadas para fabricar pianos y violines, Tesero recibe a los viajeros con un encantador centro histórico, donde pueden comprar en tiendas típicas o probar platos tradicionales en restaurantes, caseríos u osterias. El Centro de Esquí de Fondo del Lago di Tesero, que ya ha sido sede de los Campeonatos del Mundo de Esquí Nórdico (1991, 2003 y 2013), acogerá a los atletas y las competiciones de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de campo a través, esquí de fondo, combinada nórdica, esquí de fondo paralímpico y el biatlón paralímpico. Los remontes de la aldea de Pampeago llevan en invierno a la zona de esquí del Ski Center Latemar, mientras que, en verano, llevan a los turistas al parque artístico RespirArt y a las pistas temáticas del Latemarium. Los aficionados al ciclismo se divertirán mucho aquí: en el carril bici de los Dolomitas, en los numerosos senderos para bicicletas de montaña y, por último, en la legendaria subida rosa del Giro de Italia.

6. Livigno, pistas de medalla de oro

Livigno, Lombardia

Por suerte, no hace falta ser un finalista olímpico para poder esquiar libremente en una de las estaciones de deportes de invierno más famosas de Europa: Livigno no solo acoge a los campeones, sino también a los principiantes con actividades deportivas, lugares para ir de compras y tentaciones gastronómicas. Si buscas tener un contacto estrecho con la naturaleza, aquí puedes practicar excursiones con raquetas de nieve, hacer esquí de fondo, equitación o incluso trineo con perros. Si, por el contrario, lo que buscas es adrenalina, tendrás más de 100 km de pistas de diferente dificultad en las que explayarte. En el corazón de la Valtellina, Livigno es un destino popular para los aficionados al snowboard y será aquí donde, en el 2026, se celebren las competiciones de esquí freestyle y, naturalmente, de snowboard. Peculiaridades: Livigno también puede considerarse un gran outlet de lujo a gran altura: en sus más de 250 tiendas se pueden hacer compras libres de impuestos.

7. Bormio, entre balnearios, oro y laureles

Bormio, Lombardia

Hay un lugar en Valtellina que debe su fortuna a una serie de increíbles coincidencias: su posición geográfica, estratégica para las comunicaciones transalpinas; la presencia de aguas termales, conocidas desde la antigua Roma; y todo enmarcado en el magnífico Parco Nazionale dello Stelvio. Hablamos de Bormio, con un centro histórico que no puede faltar en tu visita: iglesias, residencias nobles y torres que revelan el pasado del noble condado. En el plano deportivo, la pista Stelvio es una de las más pintorescas, técnicas y desafiantes del mundo (140 km/h de velocidad, saltos de hasta 40 metros). Iluminada y homologada para las carreras nocturnas, aquí es donde veremos a los protagonistas de las carreras de esquí alpino y esquí de montaña. Conviene recordar que estás en el paraíso de la Bresaola Doc y que la proximidad de los puertos de Stelvio, Gavia y Mortirolo convierten estas zonas en el Olimpo de la bicicleta en verano, donde a lo largo de los años muchos campeones han escrito páginas épicas de ciclismo.

8. Antholz/Kronplatz: hogar del biatlón

Plan de Corones, Alto Adige

Conocido en todo el mundo no solo por el esplendor del lago del mismo nombre, sino también por las numerosas competiciones de la Copa del Mundo de Biatlón y los Campeonatos del Mundo de Biatlón (IBU), que se celebraron por sexta vez en el 2020, Anterselva, en el Tirol del Sur, es un pequeño y encantador pueblo con una increíble vista de los Dolomitas, rodeado de impresionantes picos. Primavera, verano, otoño o invierno: Antholz, en la región turística de Plan de Corones, es el destino perfecto para cualquier temporada, ya que ofrece una gran variedad de experiencias active y al aire libre. Para los Juegos Olímpicos, será el escenario de los desafíos del biatlón.

9. Verona, la Arena se convierte en olímpica

Arena di Verona, Veneto

Centro y símbolo de Verona, la Arena romana, donde se representan óperas, espectáculos de danza, conciertos de música clásica, pop y rock durante la temporada de verano, tendrá un papel importante en los próximos Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno que se celebrarán en Italia, aunque la ciudad del Véneto no se encuentre ciertamente en un entorno alpino... Ya puedes ir marcando la fecha (imaginamos que asegurarse un asiento en el patio de butacas será todo un reto): el domingo 22 de febrero de 2026, cuando se hayan apagado las luces de las competiciones en altura, la Arena brillará para la Ceremonia de Clausura de los Juegos Olímpicos de Milán Cortina 2026. Unos días más tarde, el 15 de marzo de 2026, en un relevo ideal, los Juegos Paralímpicos de Milán Cortina 2026 comenzarán desde la Arena con la Ceremonia de Apertura.

Le puede interesar