Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Sorrento

Resumen

Sorrento, joya del golfo de Nápoles

Encaramado en un alto acantilado sobre el mar, en el centro de su península, Sorrento abraza el golfo de Nápoles, el Vesubio y tiene en el horizonte Ischia y Procida.

Alrededor, los verdes jardines de las villas y las arboledas de cítricos; en el centro, callejones y plazas llenas de palacios históricos, como la casa donde nació el poeta Torquato Tasso (1544-1595), museos y talleres.

A sus pies se encuentran las playas de Marina Piccola y Marina Grande y los puertos. Hay un centenar de hoteles y algunos pueden presumir de 200 años de historia.

 

Las 10 cosas que hay que ver en Sorrento

Torna a Surriento, uno de los grandes clásicos de la canción napolitana, es un himno a la belleza del mar de Sorrento y al aroma de las flores "de la tierra del amor". No hay invitación más convincente para visitar esta ciudad y la costa de Sorrento, y luego continuar, si se tiene tiempo, por la conocida y vecina costa de Amalfi.

Puedes llegar fácilmente a Sorrento con el tren Circumvesuviana desde Nápoles: a pocos pasos de la estación ya estarás en corso Italia, la calle principal que lleva a la plaza Tasso, el salón de la ciudad, con la estatua del ilustre poeta, que vivió en Sorrento solo unos años.

Explora también el callejón de Santa Maria della Pietà, uno de los más interesantes. Aquí dan algunos de los edificios más antiguos: el palacio Veniero (siglo XIII), de estilo bizantino tardío; el palacio Correale (siglo XIV), de estilo catalán; y la loggia di vico Galantariaro (siglo XV), de época aragonesa.

Si caminas por el viale Enrico Caruso, podrás contemplar el gran valle de los molinos, lo que queda de los amplios valles que rodeaban Sorrento en la antigüedad y donde se encontraban los molinos.

En el centro de Sorrento, a lo largo de la vía San Cesareo, no te pierdas el sedil Dominova (del siglo XVI), el único que queda en Campania de los antiguos sedili, los edificios donde se celebraban las reuniones de la nobleza, con su característica cúpula de mayólica amarilla y verde.

Hay tres iglesias que ver en Sorrento: la catedral dei Santi Filippo e Giacomo, con importantes cuadros de pintores de la escuela napolitana del siglo XVIII y el coro de madera con incrustaciones de artesanos sorrentinos; la iglesia de Santa Maria delle Grazie, con un notable suelo de mayólica; y la iglesia de San Francesco, con su encantador claustro utilizado para bodas al aire libre.

La villa Comunale, donde a menudo se organizan exposiciones, es preciosa, con un jardín panorámico: desde aquí puedes bajar en ascensor hasta la playa de Marina Piccola y el puerto.

 

Tres museos de arte, arqueología y artesanía

Hay al menos 3 museos que visitar en Sorrento: el museo Correale di Terranova, ubicado en una villa del siglo XVIII rodeada de cítricos y con una terraza con vistas al mar, exhibe en 24 salas más de 10 000 piezas de mobiliario, objetos de madera con incrustaciones de Sorrento, mayólicas, relojes, estatuas de pesebres napolitanos y la biblioteca que alberga escritos originales del poeta Torquato Tasso.

El museo arqueológico Georges Vallet, recientemente restaurado, se encuentra en la villa Fondi de Sangro, del siglo XIX, en un parque abierto al público con vistas a la Marina di Cassano. Su colección de artefactos procede de las campañas de excavación realizadas en la península sorrentina y documenta desde la prehistoria hasta la época romana. También hay una maqueta de la villa de Pollio Felice, cuyos restos se pueden ver en la punta del Capo di Sorrento y donde se encuentra la famosa piscina natural conocida como bagni della regina Giovanna. En la planta baja hay una estatua de mármol de una figura femenina procedente de una villa de la época imperial encontrada en Sorrento en 1971.

Exquisitamente sorrentino es el museo-taller de marquetería de madera, en el palacio Pomarici Santomasi, en el que se expone una colección de muebles realizados con la particular técnica de ebanistería decorativa, aún muy común en Sorrento.

 

Cuándo ir a Sorrento

El magnífico clima de la costa permite visitar Sorrento en cualquier época del año, pero los días en los que el ambiente es verdaderamente mágico son los de Semana Santa: durante el periodo de Pascua, el azahar florece y en la ciudad se preparan a fondo las evocadoras procesiones religiosas, con desfiles de encapuchados que se celebran en la noche del Jueves y el Viernes Santos, acompañados de antorchas e incensarios.

Opiniones
Opiniones
()
Sorrento

80067 Sorrento NA, Italia

Le puede interesar

Explora los alrededores

Cercano